Leído

LA ARAUCANÍA

"El que no salta es un mapuche": Tensión, escalada y un nuevo cariz del conflicto indígena en Chile

Mar, 04/08/2020 - 12:53pm
Enviado en:
Por Urgente24

El fin de semana hubo enfrentamientos entre civiles anti-indígenas y mapuches que habían tomado municipalidades en el sur de Chile, marcando un nuevo escalón del conflicto histórico que se desarrolla en esa zona.

Destrozos frente a una de las municipalidades tomadas (Ercilla). /Foto:MARIO QUILODRAN/AFP
Destrozos frente a una de las municipalidades tomadas (Ercilla). /Foto:MARIO QUILODRAN/AFP
Destrozos frente a una de las municipalidades tomadas (Ercilla). /Foto:MARIO QUILODRAN/AFP
Contenido

Graves incidentes han estado teniendo lugar en el sur de Chile, con grupos civiles enfrentándose a miembros de las comunidades mapuches que habían tomado varias municipalidades.

 

La violencia se disparó el fin de semana cuando más de un centenar de civiles -violando el toque de queda que rige por el COVID-19- llegaron a la municipalidad de Curacautín, en la región de La Araucanía, buscando desalojar el edificio que miembros de la comunidad mapuche habían tomado desde el pasado lunes, en un intento de presionar por la liberación de "presos políticos mapuche", de acuerdo a los comuneros. 

En el sitio, apuntaron medios locales, se realizaron fogatas y una camioneta, que presuntamente pertenecía a la gente de la toma, fue quemada frente al edificio.

Algunas personas llevaban palos y hubo piedras arrojadas contra el recinto, revela el portal Cooperativa.

Tras ello, llegó el personal de las Fuerzas Especiales de Carabineros, que buscó sacar a los ocupantes del municipio sin que fueran agredidos por la muchedumbre.

Según Cooperativa, los manifestantes procuraban una intervención violenta de la policía.

La situación, explica el diario El País, también se replicó en otras municipalidades cercanas. En total, fueron 5 las comunidades tomadas por los mapuches. En los hechos de violencia, hubo 36 detenidos, policías y militares heridos y 2 municipalidades fueron quemadas: la de Traiguén y la de Ercilla.

La Fiscalía de la Araucanía decidió abrir una investigación de oficio contra quienes participaron de los hechos de violencia ocurridos el fin de semana.

En este contexto, el ministro del Interior chileno, Víctor Pérez, visitó La Araucanía -visita por la que fue acusado de buscar provocar-.

Pérez negó la acusación este martes 4/8, recoge el sitio BioBioChile:

“Indudablemente la visita de un ministro del Interior a un lugar y una expresión de un hecho absolutamente evidente (…) de que en Chile no hay presos políticos, todas las personas que están detenidas lo están por resolución de los Tribunales de Justicia, no puede ser una provocación“, señaló en referencia a la demanda de la liberación de lo que los mapuches consideran "presos políticos".

“Hay grupos organizados”, señaló la autoridad, afirmando que “vamos a hacer todos los esfuerzos para detenerlos, ponerlos a disposición de los tribunales”, para determinar quienes están detrás de los hechos de violencia.

En referencia a los videos que muestran a personas cantando "El que no salta es un mapuche", el ministro del Interior dijo: “Soy absolutamente anti racista. Todos los gritos que tengan una connotación racista, vengan de donde vengan, son rechazados“.

El presidente de la Asociación de Alcaldes Mapuche y jefe comunal de Renaico, Juan Carlos Reinao, afirmó al diario Cooperativa que el conflicto viene de hace meses y "no lo queremos reconocer".

Esto, apuntó, se debe a "las promesas incumplidas, por actos irresponsables de personas que representan el Estado y también porque no hemos tenido la capacidad de asumir este problema y ser parte de la solución".

"Este es un problema serio, histórico, donde ya se han perdido vidas humanas y no queremos que siga ocurriendo eso, de ningún lado", expresó.

Reinao indicó que "aquí hay grupos civiles radicalizados en la zona de La Araucanía, (...). Ese grupo no tiene apellido mapuche, pero también hay un grupo mapuche que está dispuesto a defenderse. Recordemos que la herida de 'la pacificación de La Araucanía', que parece lejana para algunos, acá no es lejana, porque acá dejó mucha pobreza y se comenta."

Las tomas de las municipalidades se produjeron en paralelo a una huelga de hambre sostenida por el machi (chamán en la cultura mapuche) Celestino Córdova, quien hace casi 90 días empezó una protesta en la cárcel de Temuco, tras el rechazo a que pueda cumplir una parte de su pena (6 meses) en un lugar sagrado de su comunidad. Córdova tiene una condena a 18 años de cárcel por su participación en el incenio en el que murió el matrimonio Luchsinger-Mackay en 2013, en la comuna de Vilcún, en la Araucanía, explica El País.