Leído

GEORG GÄNSWEIN

Dicen que Francisco quitó el puente que tenía con Benedicto XVI

Mie, 05/02/2020 - 6:37pm
Enviado en:
Por Urgente24

La vigencia de 2 Papas en forma simultánea en Ciudad del Vaticano fue expuesta en un telefilm que difundió Netflix. En la realidad, no hay diálogo directo entre ambos sino a través del arzobispo Georg Gänswein. Al parecer el papa Francisco le ha concedido licencia por tiempo indefinido al clérigo alemán para que se dedique tiempo completo a secretario privado de Joseph Ratzinger, una forma muy diplomática de despedirlo.

Papa Francisco y Georg Gänswein.
ganswein3.jpg
Papa Francisco y Georg Gänswein.
Contenido

El alemán Georg Gänswein es un jurista y arzobispo alemán, Prefecto de la Casa Pontificia de la Santa Sede desde el 07/12/2012, y secretario personal de Joseph Ratzinger, hoy papa emérito, Benedicto XVI.

Doctorado en Derecho canónico en la Universidad Ludwig Maximilians en Múnich en 1993, aquel año llegó al Vaticano y ya desde 1996 trabajó directamente con el cardenal Ratzinger (luego Benedicto XVI), por entonces prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El 31/08/2013,​ Francisco confirmó a Gänswein en su cargo de prefecto de la Casa Pontificia.

En entrevistas recientes el arzobispo señaló que no veía a Francisco y Benedicto como "opuestos" sino más bien como complementarios, de forma tal que quedara asegurada la continuidad entre los pontificados. Además, él destacó que ambos llevaban una relación de amistad y fraternidad donde no había celos ni competencia. Un equilibrista el sacerdote alemán. Él advirtió que "presentarlos como personalidades opuestas es simplista, no los veo como opuestos, sino complementarios".

Había que creerle porque él era el único sacerdote con 2 jefes simultáneos en el Vaticano y quizá el único en la historia que prestaba servicio a 2 papas en forma simultánea. 

Image
Francisco y Benedicto XVI
2 Papas: Francisco y Benedicto XVI.

En cierta ocasión él le dijo a la agencia Reuters: "Dicen que tengo 2 señores. En cierto sentido esto es cierto y añado que también es posible vivir con 2 señores. Desempeño mi servicio en plena armonía con los dos Papas, tratando de fungir como puente entre ambos. Hasta ahora ha funcionado muy bien y espero que mis dos jefes estén contentos". 

Le preguntaron: "¿Un puente entre dos puentes?" (le preguntaron si era un 'Pontifex').

Él respondió: "Es un juego de palabras pero en el fondo es justamente así".

En latín "Pontifex" quiere decir "hacedor de puentes", y así se llama la cuenta en Twitter del Papa en ejercicio.

Sin embargo, Francisco se ha bajado del puente, y le quitó a Gänswein semejante privilegio.

El prefecto de la familia papal habría sido relevado por Jorge Bergoglio y, por lo tanto, podrá dedicar más tiempo al pontífice emérito, informó el diario La Stampa. 

"El papa Francisco presuntamente despidió a monseñor Georg Gaenswein indefinidamente", afirmó el periódico alemán Tagespost.

Gaenswein continuaría oficialmente al frente de la Prefectura de la Familia Papal, la oficina responsable de las audiencias públicas del Papa, pero en uso de licencia por tiempo indefinido. 

Georg Gänswein y Joseph Ratzinger.
Georg Gänswein y Joseph Ratzinger.

El Vaticano respondió a los periodistas afirmando que se trata de una redistribución ordinaria de compromisos.

Hay dos hipótesis sobre los motivos de la supuesta licencia, afirmó La Stampa, a través de su publicación Vatican Insider,

"La más insistente se refiere a los desacuerdos después de la historia del texto de Robert Sarah - Joseph Ratzinger sobre el celibato de los sacerdotes y el amarillo de la firma del Papa emérito." 

El periódico alemán Tagespost informó: "La desafortunada presentación del libro sobre el sacerdocio del cardenal Robert Sarah al que Benedicto XVI contribuyó con un ensayo, que inicialmente dio la impresión de que tanto el Papa Emérito como el Prefecto de la Congregación para el Culto Divino, querían imponer al Papa reinante la metodología para resolver la cuestión de "viri probati" propuesta por el Sínodo en el Amazonas": el tema de los sacerdotes casados ​​que muchos reclaman dentro de la Iglesia.

La otra hipótesis: un problema de salud temporal de Gaenswein, quien hoy no estuvo presente en las recientes audiencias generales del Francisco. Él no aparece en público desde la audiencia general del 15/01.

Matteo Bruni, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, insistió: "Si nos referimos a la ausencia de Gänswein durante ciertas audiencias en las últimas semanas, se debe a una redistribución ordinaria de los diversos compromisos y funciones del Prefecto de la Familia Papal, que, como sabemos, también cubre el papel de Secretario Especial del Papa emérito".

El secretario privado de Benedicto XVI permanecerá en el cargo de Prefecto de la Casa Pontificia, pero su puesto ha sido ocupado, en la práctica, por Leonardo Sapienza, de 67 años, y quien ocupa el puesto de regente de la Prefectura de la Casa Pontificia. 

La publicación, a mediados de enero, del libro 'Desde el fondo de nuestros corazones', del cardenal Sarah (uno de los principales opositores en el interior de la Curia a las reformas de Francisco), con la co-autoría (que después se demostró que sólo era un prólogo) de Benedicto XVI, hizo saltar todas las alarmas, por lo que sugería de presión a Francisco para que no aprobara la presencia de sacerdotes casados en la inminente exhortación pastoral post Sínodo de la Amazonía. 

Una vez que estalló el escándalo, y que Sarah mostrara cartas firmadas por Ratzinger para demostrar la participación conjunta en el libro, Gäenswein tuvo que exigir al purpurado que retirara el nombre del Papa emérito de los títulos de crédito, negando que fuera coautor o que hubiera leído texto o tapas de la publicación.

Su doble vinculación como secretario personal del Papa emérito, y secretario de la Casa Pontificia del Papa vigente terminó por congelar aún más las ya difíciles relaciones entre Ratzinger y Bergoglio. 

La secuencia

El 12/01 por la noche, el diario francés Le Figaro publicó la información sobre el libro coescrito por el Papa emérito y el purpurado guineano. Según Le Figaro, "(...) “No nos podemos callar; el celibato es indispensable”, escriben, según todo parece, a dos voces, al mismo tiempo que alertan sobre “la crisis impresionante de la Iglesia”. (...)".

El 13/01 el Vaticano, 16 horas después de hacerse pública la noticia, el Vaticano decidió responder a través de un editorial firmado por el director del Dicasterio de Comunicación, el ex periodista Andrea Tornielli. Él afirmó que el libro de Benedicto XVI y Sarah sobre el celibato es una contribución en “obediencia filial al Papa”. No obstante, recordó que “el celibato sacerdotal no es y nunca ha sido un dogma”.

Pero esa misma noche surgió que la obra, que se presentaba como 'a 4 manos', no tendía la aprobación explícita del Papa emérito, según el entorno cercano a Joseph Ratzinger, informaron Il Corriere della Sera, La Nación de Ciudad de Buenos Aires,  ABC y Cope de Madrid ambos: “Benedicto es totalmente ajeno a esta operación editorial y mediática evidente”.

Sarah salió a la palestra a través de su perfil personal en Twitter. “Esta noche doy las pruebas de mi estrecha colaboración con Benedicto XVI para escribir este texto a favor del celibato. Hablaré mañana si es necesario”, y adjuntó 3 imágenes de 3 cartas del Papa emérito escritas a máquina y firmadas por él. 

Las misivas no acabarían de confirmar, no obstante, si el Papa emérito había dado su autorización expresa para publicarlos en un libro.

Al día siguiente, 14/01, Sarah volvía a insistir en que Ratzinger conocía todos los detalles del libro sobre el celibato. A través de un comunicado difundido desde su cuenta de Twitter: “Benedicto XVI sabía que nuestro proyecto tomaría la forma de un libro. (...) Perdono sinceramente a todos los que me han calumniado y quieren ponerme en contra del papa Francisco. Mi unión a Benedicto XVI sigue intacta y mi obediencia filial a Francisco es absoluta”.

Más tarde, el arzobispo Georg Gänswein, prefecto de la Casa Pontificia y secretario personal de Benedicto XVI, telefoneó al cardenal Sarah, según el 'vaticanista' Darío Menor, en la web Vida Nueva, pidiéndole que hablara con los editores del libro para que retirasen el nombre del Papa emérito como coautor del volumen y de la introducción y la conclusión.

Según confirmó Sarah en Twitter, acató la petición. “Considerando las controversias que provocaron la publicación del libro ‘Desde lo más profundo de nuestros corazones’, se decide que el autor del libro será para futuras publicaciones: Card. Sarah, con la contribución de Benedicto XVI. Sin embargo, el texto completo permanece sin cambios”, explicó.

El 15/01 salió a la venta el libro de Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.