Leído

RENEGOCIACIÓN DE LA DEUDA

Argentina, más cerca de un acuerdo con bonistas: "Poco a poco se está llegando a ese punto"

Jue, 28/05/2020 - 9:27pm
Enviado en:
Por Urgente24

La percepción de especialistas en la materia es de un acuerdo en las próximas semanas.

El presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán.
Contenido

Argentina está muy cerca del acuerdo con bonistas, aunque todavía faltan ultimar detalles.

Así lo definió Alberto Bernal, director de Estrategia Global de XP Investment: "Siento que poco a poco hemos estado llegando a ese punto. Si hay voluntad, este default (del 22/05) será una anécdota".

El economista colombiano que ahora está trabajando desde las oficinas en Miami detalló: "Si el gobierno de Argentina ofrece un paquete que da 52% o 55% del valor presente neto en la deuda, indica que hay una reducción del tamaño de la deuda del 45% del valor presente neto. Diría que casi el 100% de los inversionistas participarían en esa transacción".

"Los inversionistas quieren salir de una vez de este problema. Nadie quiere pelear, esto es muy desgastante", insistió.

En diálogo para el aire de Radio Milenium, Bernal alertó: "La verdad es que si Argentina no acuerda, el mundo no va a salir a asistirla. Eso no va a ocurrir.

En la época del coronavirus, hay muchísimos problemas más como para creer que Argentina va a mover o influenciar la política exterior".

"Yo le diría al gobierno que ofrezca ese 52 o 55 y llegue a un acuerdo para que una vez superado el coronavirus tenga fondeo para salir creciendo más fuertemente.

Hay que alistarse para cuando llegue la recuperación de la economía global", recomendó.

El director en el FMI por el Cono Sur, Sergio Chodos, reveló que "estamos en un período de la negociación de deuda que tiene dos instancias paralelas: Argentina mantiene su oferta hasta el 2 de junio y en paralelo está en una negociación con los fondos bajo un paraguas de confidencialidad”.

Para Radio El Destape, Chodos explicó que “la confidencialidad tiene un tiempo limitado, para que las entidades no negocien los títulos en el mercado porque tienen información privilegiada”.

"Estos acuerdos se firman con las entidades, hay distintos subgrupos, Pero los grupos de acreedores son por afinidad pero no tienen una instancia jurídica. Los acuerdos de confidencialidad se firman con todas las entidades por separado. Y aún así por como funciona el mercado moderno, no representan al total.

Hay una cantidad de acreedores que están por afuera de los grupos que se conocen (...) Los fondos de inversión como Blackrock tienen posiciones importantes y por eso se negocia con ellos. Pero no representan la mayoría", agregó el funcionario argentino. “Tienen posiciones importantes, porque tampoco tenés actores relevantes y porque dan una indicación del parámetro del mercado, pero no es como en los 80 con los grandes bancos internacionales que cerrabas un acuerdo, te dabas la mano y se termina todo”, insistió.

“El éxito del desenlace es que tengamos una estructura de deuda en línea de nuestra capacidad de pago, para lograr eso la Argentina hizo tremendos esfuerzos para no caer en default para seguir sirviendo la deuda, para regularizar lo que es la deuda en pesos y demostrar que es distinta en su naturaleza que la deuda en dólares (...) y después también tenés otras dimensiones, porque importante como es este monto que se está reestructurando, también tenés la deuda Ley local, el FMI, el Club de París. La deuda no es sólo esto", detalló.

“No soy tan pesimista respecto de la capacidad de aplicar responsabilidad y de comprender de los acreedores externos. La Argentina lo que tiene que lograr es poner la capacidad de pago en línea con la deuda. Estos años no se puede pagar nada. Está claro para todos. Hasta en las recomendaciones del FMI”, argumentó en referencia a la diferencia entre crisis de liquidez vs. de solvencia.

“Se negoció primero con los acreedores que con el FMI por el calendario", dijo Chodos, dando a entender que luego de un eventual acuerdo con bonistas seguiría una renegociación con el FMI.

“Argentina se quedaba sin dólares para pagar deuda a fines de marzo (...) Había voces que pedían defaultear el 11 de diciembre, pero el Presidente tenía claro que quería afrontar el problema (...) La deuda con el FMI arrancan los vencimientos en septiembre de 2021. Por eso hay que solucionar antes el otro problema, por una cuestión de calendario", cerró.