Leído

CARRERA ARMAMENTÍSTICA

África: el futuro de Rusia y ¿el pasado de USA?

Mar, 28/01/2020 - 7:59pm
Enviado en:
Por Urgente24

Los planes del presidente ruso, Vladimir Putin, están más que claros: ganar influencia en los distintos puntos claves del globo y por supuesto contrarrestar la de Estados Unidos y posiblemente hasta la de China, su aliado en la competencia contra Occidente. Mientras en Libia, Siria y Venezuela el Kremlin va en busca del petróleo, en África intenta ampliar su influencia militar, en tanto el Pentágono norteamericano intenta borrar y achicar su huella en la región, pero ¿con que fin?

Vladimir Putin, presidente ruso y líderes africanos.
Vladimir Putin, presidente ruso y líderes africanos.
Contenido

Mientras Bashar Al Assad, el dictador sirio apoyado completamente por Rusia termina de tomar los territorios que anteriormente estaban controlados por los rebeldes sirios, y en consecuencia prácticamente oficializan el control sobre el territorio, el Kremlin ruso gana influencia en la región y piensa en reforzar su presencia en otros sectores: el continente africano. 

Si bien Rusia ya comenzó a tejer alianzas e influencias en Libia al ingresar en la guerra civíl del país y apoyar al Ejército Nacionalista Libio, del general Khalifa Haftar, con base en el este del país, que intenta desde hace meses tomar la capital. Vladimir Putin, el presidente ruso no ingresó en el conflicto solamente por los recursos naturales del país, sino que también para lograr el control y la influencia del territorio y en consecuencia tener una victoria en África del Norte. 

Aunque esto no solo estuvo en manos del Ejército ruso, sino que también, y como ya informó Urgente 24, en forma de grupos mercenarios como Wagner, que no son reconocidos por Moscú pero responden y representan los intereses del Kremlin a nivel internacional. Libia no es el primer lugar donde actúan, según informaron analistas y expertos estos también tuvieron su accionar en Venezuela y Siria, donde tuvieron su primera misión para proteger los campos petrolíferos y los oleoductos en el territorio en conflicto. 

Sin embargo, los planes de Rusia ahora parecen ir un poco más allá que el acceso a los recursos naturales: la carrera militar contra Estados Unidos y hasta con China. En los últimos días el país más grande del continente asiático dio a conocer que su capacidad armanentística y sin duda dejo claro que puede competir con Estados Unidos, quien puede seguir siendo líder en muchas cuestiones políticas y diplomáticas pero que en tecnología y guerra tiene competencia. 

El crecimiento acelerado de China y Rusia despierta una alerta obvia en Estados Unidos, aunque en consecuencia piensan en ordenan acciones como la retirada de las tropas del continente africano. Así lo dieron a conocer este martes 28/01 algunos medios como The New York Times y Foreign Policy al referirse al plan del Secretario de Defensa, Mark Esper. Aunque esto también podría significarse la creación de una grieta entre la administración Trump y el Pentágono, y por supuesto los republicanos radicales. 

"En África, Estados Unidos tiene aproximadamente 5,000 soldados", explicó Foreign Policy al referirse a los planes de Esper para luego explicar que las decisiones tan sorprendentes de Estados Unidos se podrían deber a un cambio de estrategia de cara a un posible segundo mandato de Donald Trump con destino en China. Recordemos que la presencia de Estados Unidos en Medio Oriente y África está asociada con la contención del terrorismo. 

Aunque habría que preguntarse: ¿cómo afectaría la retirada de Estados Unidos a países con ambición de crecimiento en la región como China y Rusia? "Una retirada del continente también ciertamente alentaría a Rusia y China", dijo el senador republicano Lindsay Graham a Esper en una carta. Aunque al mismo tiempo no tendría sentido que Estados Unidos se mantenga en países como Libia o Siria si su próximo objetivo está en el Pacífico.

Pero ahora volviendo al objetivo de Rusia, este va mucho más allá que Libia en África. Según dio a conocer The New York Times este martes 28/01, el próximo destino sería "el puerto de Berbera como una ubicación para su base en la costa de Somalilandia, un estado auto declarado dentro de Somalia en el Golfo de Adén", explicó el periódico. El nuevo destino ya no es el Norte de África, es el sur, en países como Mozambique. 

Al parecer los planes de Rusia en estos países también tienen el nombre del grupo Wagner. Por supuesto que el Kremlin de Putin siempre negó la existencia de estos grupos y sobretodo la expansión de ellos en otros puntos del continente africano. Aunque en otras partes del mundo nadie duda de su presencia, sobretodo luego de la vuelta de Rusia a la región luego de que esta sea un punto de conflicto durante la Guerra Fría. 

Aunque esto no solo se vio reflejado con la presencia de grupos para militares, sino que también la cumbre entre África y Rusia que tuvo lugar en Moscú a fines de octubre de 2019 y fueron dos días de paneles de debate y encuentros entre líderes políticos para moldear las relaciones diplomáticas entre ambas regiones en el futuro. Esto también fue un claro reflejo que el plan de Putin es a largo plazo.