Leído

RECUPERACIÓN EN MARCHA

1968 = 2020: A Wall Street no le importan los disturbios y festeja estadísticas de Trabajo

Vie, 05/06/2020 - 9:50am
Enviado en:
Por Urgente24

En USA, la tasa de desempleo federal disminuyó a 13.3% en mayo, por debajo del 14.7 por ciento en abril, informó el Departamento de Trabajo, una señal de que la economía está mejorando más rápido de lo que los economistas habían proyectado. Dato: 2.5 millones de personas obtuvieron empleos en mayo, cuando los estados y condados comenzaron a reabrirse en todo el país. Hay esperanzas de que estas cifras indiquen que el país se está alejando del punto más bajo de la crisis. Sin embargo, los 30 millones de trabajadores que todavía están cobrando beneficios de desempleo es una señal de cuán significativamente se ha invertido el mercado laboral. Pese a las protestas en USA, los mercados de valores ya estaban siendo impulsados hacia arriba por las expectativas que provocan "la relajación de las restricciones en todo el mundo y las expectativas de que podamos ver una recuperación en forma de V", explicó Daryl Liew, director de inversiones de REYL Singapur. Y esto ocurre pese a que crece también la expectativa de que, probablemente, todo esto no sea suficiente y se precisen nuevos estímulos en el 3er. Trimestre.

"El mercado se enfoca en la velocidad y el método de reapertura y la evolución de China, donde ha visto una reanudación que es bastante rápida", dijo Thushka Maharaj, estratega global de JP Morgan Asset Management.
Contenido

El mercado laboral de USA se recuperó inesperadamente en mayo, lo que indica que la economía se está recuperando más rápido de lo que se pensaba en la profundidad del daño causado por la pandemia de coronavirus.

Las nóminas no agrícolas aumentaron en 2,5 millones después de una caída de 20,7 millones el mes anterior, que fue la mayor en registros hasta 1939, según datos del Departamento de Trabajo del viernes. La tasa de desempleo cayó a 13.3% de 14.7%.

Las previsiones de los economistas habían pedido una disminución de 7,5 millones en las nóminas y un salto en la tasa de desempleo al 19%.

Los rendimientos del Tesoro y los futuros de acciones de USA aumentaron después del informe, mientras que el dólar se disparó frente al yen.

"Estas mejoras en el mercado laboral reflejaron una reanudación limitada de la actividad económica que se había reducido en marzo y abril debido a la pandemia de coronavirus (COVID-19) y los esfuerzos para contenerlo", dijo el Departamento de Trabajo en un comunicado.

Recordando 1968

La amplitud de las protestas en USA, así como las respuestas del gobierno que han provocado, marcan un nivel de disturbios civiles que algunos dicen que no se ha visto en décadas.

Docenas de ciudades implementaron toques de queda y la Guardia Nacional alcanzó niveles históricos de despliegue. Las marchas brotaron en pequeños pueblos normalmente tranquilos. Se incendiaron edificios y automóviles, y las interacciones entre los manifestantes y la policía se intensificaron en algunas ciudades.

Sin embargo, las acciones subieron más, con compañías como UnitedHealth Group Inc., Home Depot Inc. y Slack Technologies Inc. estableciendo nuevos máximos durante la semana. El S&P 500 ha bajado apenas 3,7% durante el año, mientras que el Nasdaq Composite está a punto de alcanzar un nuevo máximo, recordó The Wall Street Journal.

La historia sugiere que el mercado tiende a no verse afectado por períodos de disturbios civiles, desastres naturales u otros eventos similares, especialmente si los inversores perciben que no muestran signos de perjudicar a la economía en general, dicen analistas y comerciantes.

"Hay un montón de cosas que el mercado aparentemente ignora en este momento, además de las protestas", dijo Liz Ann Sonders, estratega jefe de inversiones de Charles Schwab & Co. "Pero si miras hacia atrás en la historia de la gran escala disturbios civiles ... el mercado tendió a mirar más allá. No tenías la tendencia a ver una debilidad significativa ni mientras sucedía ni después. Tomemos, por ejemplo, 1968, un año tan volátil que la revista Smithsonian lo denominó "El año que destrozó a Estados Unidos". A pesar del bajo desempleo y los precios relativamente bajos del gas, las tensiones se estaban acumulando en todo el país. USA estaba en medio de la guerra de Vietnam, la inflación aumentaba y una gripe viral mató a aproximadamente 100.000 estadounidenses. Las tensiones raciales habían aumentado durante años cuando Martin Luther King Jr. fue asesinado en abril. Su muerte desencadenó una ola de rebelión en todo el país. Sin embargo, en la semana siguiente a su muerte, cuando la nación se vio envuelta en protestas, el S&P 500 subió un 2,9%, según Dow Jones Market Data. Un mes después de su asesinato, el índice de referencia subió un 5,1%. Ganó 7.7% ese año, desafiando toda la agitación que enfrentaron los Estados Unidos."

En mayo 2020, la tasa de desempleo de USA se disparó a un nuevo máximo posterior a la 2da. Guerra Mundial, aunque hay indicios de que el mercado laboral se está recuperando lentamente de la pandemia de coronavirus y los cierres relacionados.

El Departamento de Trabajo publica su estadística mensual de empleo hoy viernes 05/06. Los economistas proyectan que millones de empleos adicionales fueron eliminados el mes pasado, además de los 21,4 millones de empleos eliminados en marzo y abril.

La pérdida de empleo a tal escala no tiene precedentes en la era de la posguerra. La tasa de desempleo fue del 3.5% en febrero y aumentó en abril al 14.7%, el nivel más alto para los registros que datan de 1948. El desempleo puede haberse acercado al 20% o más en mayo, según los economistas.

Eso se acercaría a los niveles de la Gran Depresión. La investigación de la Oficina del Censo muestra que la tasa de desempleo alcanzó su punto máximo en el siglo XX en aproximadamente el 25% en 1933.

"Nunca hemos pasado por un golpe tan grande y repentino en el mercado laboral que afecta a casi todos, desde trabajadores de cuello azul hasta trabajadores de cuello blanco, desde pérdidas de empleos hasta recortes salariales", dijo el economista Gregory Daco, de Oxford Economics. Él estima que más de la mitad de los trabajadores estadounidenses han perdido un trabajo, perdido horas o sufrieron recortes salariales durante la pandemia.

Sin embargo, los inversores parecen estar más allá de todo, desde las crecientes tensiones con China hasta el precio de una pandemia que ha paralizado la economía mundial. Los inversores defienden el valor de sus activos y, entonces, desarrollan un enfoque alejado del día-a-día afirmando que la fotografía es mala pero el video es distinto aunque no precisan cuán diferente, eso ya se verá.

Cuando miles de manifestantes inundaron las calles de USA, el índice S&P 500 ha subido en 3 de los últimos 4 días, ganando un 2.2% en lo que va de la semana.

La trayectoria optimista del mercado contrasta fuertemente con los disturbios civiles que se han apoderado de la nación desde que George Floyd, un hombre negro, fue asesinado el 25/05 bajo custodia policial. 

Desde la circulación del video inicial de su muerte, que capturó a un oficial de policía blanco de Minneapolis arrodillado en el cuello del Sr. Floyd mientras suplicaba que no podía respirar, han surgido protestas contra la brutalidad policial y los asesinatos de estadounidenses negros desarmados en todo el país.

Sin embargo, los inversores son optimistas de que los recortes de empleos se han centrado en sectores como los servicios y el trabajo temporal, donde los empleos se recortan tradicionalmente y se vuelven a agregar de manera relativamente rápida.

"El mercado se enfoca en la velocidad y el método de reapertura y la evolución de China, donde ha visto una reanudación que es bastante rápida", dijo Thushka Maharaj, estratega global de JP Morgan Asset Management.

"Volver a emplear personas en estos sectores ocurre de manera orgánica y es de esperar que a medida que la reapertura ocurra en serio, algunos de estos trabajos volverán", agregó.

El reciente aumento en el mercado de valores fue impulsado en parte por un estímulo masivo sobre "la relajación de las restricciones en todo el mundo y las expectativas de que podamos ver una recuperación en forma de V", según Daryl Liew, director de inversiones de REYL Singapur.

"Sin embargo, todavía no hemos visto eso en la economía en general", dijo Liew, y agregó que podría ser necesaria una mayor intervención del gobierno para apoyar a las empresas si la actividad no se recupera para el 3er. trimestre.