JUNTOS BIEN plomo > alimentos > OMS

LO QUE DEBES SABER

Plomo en los alimentos: Estos son los más peligrosos

Según la OMS, "no existe un nivel de exposición al plomo por debajo del cual se puede afirmar que no se sufrirán efectos perjudiciales".

La presencia de plomo en los alimentos no es ninguna novedad. Hace décadas que se establecen normas para limitar la exposición de las personas a este metal pesado.

El elemento está presente de forma natural en la corteza terrestre, pero su uso generalizado ha dado lugar a una importante contaminación ambiental, a la exposición humana y a graves problemas de salud en muchas partes del mundo.

El plomo es tóxico para el ser humano en determinadas dosis en sus dos variedades: el orgánico y el inorgánico.

El metal está presente en el aire, el agua y el suelo. De hecho, puede haber partículas en el agua debido a las tuberías de plomo y en los alimentos que han estado en contacto con recipientes que contienen plomo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen dos formas principales en las que el metal puede ingresar al cuerpo humano: la inhalación por la quema de materiales que contienen plomo; la ingestión de partículas en el polvo, agua, alimentos o cosméticos.

La OMS definió que las principales fuentes de contaminación son la explotación minera, la metalurgia, las actividades de fabricación y reciclaje y, en algunos países, el uso de pinturas y de combustible para la aviación.

El metal también se utiliza en pigmentos, pinturas, soldaduras, vidrieras, vajillas de cristal, municiones, esmaltes cerámicos, joyas, juguetes y algunos productos cosméticos y medicamentos tradicionales.

En este sentido, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) elaboró un estudio en el que llegó a la conclusión de que los alimentos que más plomo aportan son:

  • pan (8,5%)
  • (6%)
  • agua corriente (6%)
  • papas y sus derivados (5%)
  • lácteos fermentados (4%)
  • cerveza (4%).
image.png
Uno de cada tres niños en el mundo sufren intoxicación por plomo, según UNICEF.

Uno de cada tres niños en el mundo sufren intoxicación por plomo, según UNICEF.

Impacto del plomo en el cuerpo humano

Las sucesivas investigaciones han demostrado que el plomo inorgánico es un compuesto probablemente carcinógeno en humanos.

De hecho, la OMS estima que en 2019 la exposición al plomo causó 900 mil defunciones y la pérdida de 21,7 millones de años de vida sana debido a sus efectos a largo plazo en la salud.

El metal se distribuye por el organismo hasta alcanzar el cerebro, el hígado, los riñones y los huesos. Con frecuencia se deposita en dientes y huesos y puede afectar a diversos sistemas del cuerpo: nervioso, hematológico, gastrointestinal, cardiovascular y renal.

A largo plazo, el metal en el cuerpo puede generar daños crónicos e incluso mortalidad por fallo renal o cardiovascular.

Es especialmente peligroso en mujeres embarazadas y niños, ya que puede provocar efectos neurológicos graves y alterar el desarrollo del cerebro.

Según la OMS, "no existe un nivel de exposición al plomo por debajo del cual se puede afirmar que no se sufrirán efectos perjudiciales".

image.png
El plomo es una sustancia tóxica que se va acumulando en el organismo afectando a diversos sistemas del organismo, con efectos especialmente dañinos en los niños de corta edad.

El plomo es una sustancia tóxica que se va acumulando en el organismo afectando a diversos sistemas del organismo, con efectos especialmente dañinos en los niños de corta edad.

*Con información de El Español

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario