JUNTOS BIEN músculos > Microbiota > Ejercicio

INVESTIGACIÓN

Para que los músculos crezcan, la clave es la microbiota

Un nuevo estudio en ratones indica que una microbiota intestinal no saludable o alterada podría afectar el crecimiento y función de los músculos.

La microbiota intestinal es un ecosistema dinámico constituido por billones de bacterias, hongos y otros microbios que viven dentro del sistema digestivo y cuya configuración es única en cada ser humano. Si no es saludable o está alterada, podría afectar el crecimiento de los músculos tras el ejercicio.

Se sabe que la microbiota intestinal alterada, ya sea debido a una mala dieta o por un tratamiento con antibióticos, puede afectar al sistema digestivo, inmune y nervioso, así como a varias funciones y procesos corporales.

Los científicos han establecido un vínculo más reciente entre la microbiota y el ejercicio y, más recientemente, entre este ecosistema y el crecimiento muscular.

Para explorar más a fondo esta área, el investigador John McCarthy de la Universidad de Kentucky (USA) y sus colegas decidieron realizar un estudio con ratones en el que utilizaron antibióticos y ruedas pesadas.

image.png

Microbiota saludable= buenos músculos

Como parte del experimento, los investigadores analizaron 42 ratones hembras. Administraron antibióticos a un grupo y otro sirvió de control. Los ratones se ejercitaron voluntariamente sobre las típicas ruedas durante aproximadamente nueve semanas.

Luego, los investigadores midieron y compararon los músculos de ambos grupos y encontraron que ambos grupos de ratones corrieron durante un período de tiempo similar.

Sin embargo, los antibióticos generaron un desequilibrio en la microbiota intestinal. En efecto, el grupo de ratones que recibió antibióticos tuvo un crecimiento muscular más lento y menos pronunciado luego del ejercicio.

El profesor McCarthy destacó la importancia de la configuración intestinal para lograr la hipertrofia (crecimiento del músculo) en declaraciones al portal Medical News:

Si los ratones tratados con antibióticos hubieran corrido menos que los ratones no tratados, entonces sería más difícil concluir que se requiere un microbioma intestinal saludable para que el músculo esquelético se adapte completamente al ejercicio, porque lo más probable es que los ratones simplemente corrieran menos Si los ratones tratados con antibióticos hubieran corrido menos que los ratones no tratados, entonces sería más difícil concluir que se requiere un microbioma intestinal saludable para que el músculo esquelético se adapte completamente al ejercicio, porque lo más probable es que los ratones simplemente corrieran menos

image.png

La importancia de la microbiota para la salud

La evidencia científica respecto a la microbiota intestinal ha dado un salto en los últimos años y crece día a día.

Un estudio de 2015 encontró que los ratones que no tenían una microbiota saludable tenían una masa muscular esquelética reducida.

Otra investigación de 2019 confirmó los hallazgos observando en ratones que los dos de los músculos más grandes de la pierna eran más pequeños que en los ejemplares con una microbiota poco diverso.

Estudios previos mostraron que aumentar la ingesta de fibra durante al menos dos semanas puede alterar significativamente la configuración intestinal de una persona y aumentar las cantidad y diversidad de especies de bacterias.

Ahora los científicos buscan identificar qué sustancias producidas por las bacterias intestinales pueden ayudar a los músculos a adaptarse completamente al ejercicio y mejorar el rendimiento deportivo.

Este descubrimiento también podría allanar el camino para tratar afecciones relacionadas a la pérdida muscular y al envejecimiento, así como para lograr resultados máximos en personas que realizan ejercicio.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario