JUNTOS BIEN > cáncer > bebidas calientes

¡OJO!

Este error al preparar té, puede ser fatal (según médico)

Una gastroenteróloga advierte sobre un error muy frecuente al preparar y tomar té, que puede ser muy peligroso para el organismo.

Una buena taza de caliente puede ser una forma saludable e inofensiva de calentarse cuando hace frío, sin embargo, si no se sabe cómo preparar té, puede resultar peligroso para la salud, y más cuando cometemos un error muy común.

"Existen estudios científicos que han demostrado que las bebidas calientes pueden conducir al desarrollo de cáncer, pueden dañar el esófago o la laringe. Por eso no se debe preparar el té con agua hirviendo y lo bebemos cuando se ha enfriado un poco, advirtió la gastroenteróloga Margarita Arzumanián al medio Sputnik.

Lo mejor es que el té corresponda con la temperatura corporal, puede estar un poco más caliente, a 40 grados, pero definitivamente no debes beberlo hirviendo. Yo recomendaría esperar cinco minutos, para no tener una sensación de que te estás quemando. Lo mejor es que el té corresponda con la temperatura corporal, puede estar un poco más caliente, a 40 grados, pero definitivamente no debes beberlo hirviendo. Yo recomendaría esperar cinco minutos, para no tener una sensación de que te estás quemando.

Según la especialista, el efecto de calentar el cuerpo con un té es algo más psicológico que físico.

"El té se calienta en el momento: nuestra boca siente la temperatura, nos parece que estamos calientes, pero el estómago no siente el cambio de temperatura. Se trata más bien de un efecto psicológico", indicó.

El estudio

En 2019, investigadores descubrieron que quienes toman té y les gusta que su bebida esté más caliente que los 60 grados centígrados (140 grados Fahrenheit) y consumen más de 700 ml de té por día (aproximadamente dos tazas grandes) podrían estar en riesgo de padecer cáncer.

Y es que, según el estudio, este grupo de personas tenían un riesgo 90% mayor de cáncer de esófago, en comparación con aquellos que bebían menos té y a temperaturas más bajas.

"Muchas personas disfrutan tomar té, café u otras bebidas calientes. Sin embargo, según nuestro informe, beber té muy caliente puede aumentar el riesgo de cáncer de esófago y, por lo tanto, es recomendable esperar hasta que las bebidas calientes se enfríen antes de tomarlas", dijo Dr. Farhad Islami, de la Sociedad Estadounidense de Cáncer y autor principal del estudio.

El estudio evaluó a más de 50.000 personas en Golestan, una provincia en el noreste de Irán.

¿Qué es cáncer de esófago?

El cáncer de esófago es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos del esófago, un tubo largo y hueco que va desde la garganta al estómago.

Según la Sociedad Americana contra el Cáncer, los tipos de cáncer que se originan en el esófago son mucho más comunes en los hombres que en las mujeres. Y están vinculados al consumo de tabaco o alcohol, o al exceso de peso.

Síntomas del cáncer de esófago

La mayoría de los cánceres de esófago no causa síntomas sino hasta que han alcanzado una etapa avanzada, es decir, cuando son más difíciles de tratar.

Los síntomas más comunes del cáncer de esófago son:

  • Problemas para tragar
  • Dolor en el pecho
  • Pérdida de peso
  • Ronquera
  • Tos crónica
  • Vómito
  • Dolor en huesos (si el cáncer se ha propagado a los huesos)
  • Sangrado en el esófago. Esta sangre entonces pasa a través del tracto digestivo, lo que puede causar que la excreta se torne negra. Con el tiempo, esta pérdida de sangre puede causar anemia (bajos niveles de glóbulos rojos), lo que puede provocar que una persona se sienta cansada.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario