EQUILIBRIOS

7 PASOS

Cómo entrenar el cerebro para ser más creativos

Con la práctica, todos podemos aprender a pensar de manera más original en nuestra vida cotidiana. Entonces, ¿Los genios nacen o se hacen?

La creencia de que la creatividad es algo natural o innato, puede ser dañina cuando se nos pide una idea extremadamente original. Si bien, el cerebro puede ser programado o entrenado para generar ideas, esto lleva su tiempo; o acaso se nos olvida que quienes consideramos como genios también tuvieron sus experimentos y fracasos, antes del éxito.

"Mucha gente simplemente no sabe que la creatividad es una habilidad que se puede entrenar", indicó a la BBC Gerard Puccio, presidente el Departamento de Creatividad y Liderazgo del Cambio en SUNY Buffalo State College, EE.UU.

Pero, ¿Cómo es eso de programar el cerebro para ser más creativos?

 

Tipos de pensamiento

Según el programa de Puccio, hay que equilibrar dos tipos de pensamiento: convergente y divergente, ambos, propuestos por el psicólogo estadounidense Joy Paul Guilford, en 1967, para la resolución creativa de problemas.

El pensamiento divergente, en pocas palabras, hace referencia a la generación de ideas mediante la exploración de muchas posibles soluciones, hasta descabelladas.

Mientras, el pensamiento convergente es seleccionar la respuesta correcta a un problema ordenando de manera lógica la información disponible. 

 

7 pasos

Luego de conocer, qué significa cada tipo de pensamiento, es hora de llevar adelante 7 pasos que Puccio considera esencial para los problemas creativos. Así los enumeró:

Evaluar la situación, explorar la visión, formular desafíos, explorar ideas, formular soluciones, explorar la aceptación y desarrollar un plan.

En el experimento de Puccio -reseña la BBC- a algunos de los participantes sin formación previa se les pidió que separaran la resolución de problemas en dos etapas distintas: generación de ideas (que implica el pensamiento divergente) y selección de ideas (mediante el pensamiento convergente).

Descubrió que, posteriormente, eran mucho más creativos que los que se quedaban a su suerte.

"La creatividad es un trabajo muy duro (...) se necesita mucho tiempo para desarrollar estas habilidades, como el pensamiento crítico para determinar cuáles son las ideas más prometedoras", explicó el especialista.

Una consejo para lograrlo es probarnos a nosotros mismo en los pequeños problemas que encontremos con regularidad. ¿Qué otra solución podemos darle? ¿Cómo podemos hacerlo diferente?