FOCO Plan Bonex > Bunge y Born > Antonio Erman González

28/12/1989

SupErman, Plan Bonex, hiperinflación y Álvaro Alsogaray

Antonio Erman González ejecutó el Plan Bonex que detuvo la 2da. hiperinflación de 1989, con el apoyo de Álvaro Alsogaray.

La historia es que el Plan Bunge y Born fue un fracaso, y de la hiperinflación de Raúl Alfonsín se pasó a la hiperinflación de Carlos Menem, quien ubicó a Antonio Erman González -un 'bombero' leal que había sido su ministro en La Rioja y en 1989 ya había pasado por el Banco Central y el Ministerio de Acción Social-, en Economía en reemplazo de Néstor Rapanelli: sin ese cambio no habría ocurrido el Plan Bonex.

La fórmula de Bunge y Born -en verdad, una apuesta de Menem para cambiar las expectativas adversas a su arribo al Gobierno de parte de los agentes económicos más influyentes- había sido: estabilizar los precios internos apelando a la reducción del déficit comercial y fiscal, con subas en las tarifas públicas y combustibles, y una fuerte devaluación del austral -la moneda nacional en circulación- pero esto no detuvo la inflación y erosionó a Menem en el 1er. semestre de su mandato.

Debe recordarse que Menem debía asumir en diciembre de 1989 pero se hizo cargo en julio ante la renuncia de Alfonsín. En diciembre, cuando Menem debía comenzar su mandato, su gobierno padecía enormes problemas a causa de la 2da. hiperinflación, que se desató después de una nueva devaluación en diciembre de 1989.

'SupErman' González, tal como apodó la prensa a ese político demócrata cristiano riojano y contador público nacional, a quien en los mentideros oficiales hasta lo llamaban 'hermanastro' de los Menem -y ganaría los comicios de 1993 en Ciudad de Buenos Aires en alianza con la UCeDe-, se enfrentó a una acumulación de deuda interna a causa de que el Estado financiaba su gasto público con la colocación gigantesca de títulos públicos, por los que pagaba intereses gravosos, lo que no podía impedir una creciente acumulación de atrasos en pagos a proveedores, contratistas de obras, y deudas con los beneficiarios del sistema provisional.

Dato concreto: los depósitos a plazo fijo a 30 días se pactaban con tasas por encima del 400% anual.

erman-gonzalez_na.jpg
Antonio Erman González.

Antonio Erman González.

Álvaro Alsogaray

El fundador de la UCeDe, ex ministro de Economía y líder de las ideas liberales, Álvaro Alsogaray, era asesor de Menem en aquellos días.

A Alsogaray se le atribuyó participar de la idea del Plan Bonex, y si no fue cierto, de todos modos el rumor contribuyó a calmar al 'mercado' en cuanto a la violación del derecho de propiedad que suponía la inmovilidad compulsiva de los depósitos.

Inclusive él utilizó la cadena nacional para respaldar el plan de González.

Alvaro Alsogaray en Cadena Nacional sobre la situacion actual del pais 1990

Aquí aparece la capacidad de Menem de construir poder porque la situación sólo pudo superarse gracias a los consensos que promovió. De hecho, quienes habían sido adversarios durante décadas, tales como Álvaro Alsogaray y Rogelio Frigerio, estuvieron brindando apoyo a Menem en aquellas circunstancias.

Del lado de enfrente quedaba la UCR, que venía del enorme desgaste del hiperinflación del 1er. semestre de 1989.

Y también algunos grupos 'carapintadas' con los que Menem ajustaría cuentas en 1990.

Plan Bonex: Roque Fernández. Comenta: Jorge Ávila

Iliquidez

González se ganó el apodo de 'SupErman' el 28/12/1989, cuando anunció un canje compulsivo de todos los plazos fijos que superaran 1 millón de australes, a cambio de bonos (denominados Bonex 89) que vencían en 1999 mediante el dictado del decreto 36/90.

Bonex era la abreviación de BONos EXternos.

El plan ambicionaba

  • reducir la liquidez de los ahorristas (al cambiar efectivo por bonos), reduciendo la demanda por bienes y servicios o compra de dólares. Los bonos podían negociarse en mercados secundarios; y
  • normalizar el sistema financiero, con un problema de impagos latente.

Eludiendo el proceso legislativo pero sin queja del Congreso, el Plan Bonex fue aprobado por Decreto de Necesidad y Urgencia e implementado el último día hábil de 1989.

Adicionalmente se prohibió a las entidades financieras recibir depósitos a plazo hasta nuevo aviso.

La confiscación alcanzó al 60% de la base monetaria, provocando una fuerte recesión.

'SupErman' ejecutó algunas medidas anexas tales como prohibir por 4 meses las licitaciones para la compra de bienes e inversiones del Estado y estableció la obligatoriedad de la autorización previa del Ministerio de Economía para cualquier compra o contratación de organismos del Estado.

Impacto

Emitidos los Bonex, la mayoría de los ahorristas decidió venderlos, perdiendo hasta 70% del valor nominal de sus tenencias. Sin embargo, quienes los retuvieron o quienes los compraron a bajo valor, hacia diciembre de 1990 descubrieron que las láminas de Bonex ya cotizaban a 80% del valor nominal, una rentabilidad en dólares de 200%. Negocio financiero impactante.

Ícono de quienes cuestionaron el Plan Bonex fue Luis Peralta, quien litigó contra el Estado pero terminó derrotado en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que ya era de 9 ministros.

Se habla del fracaso del Plan Bonex pero todo depende de la perspectiva del análisis. La economía argentina salió de la hiperinflación que prosperaba a diario.

En marzo de 1990, hubo un 'paquete' complementario:

  • Suspensión de todo trámite de contrataciones y licitaciones.
  • Eliminación de los reembolsos a las exportaciones
  • Prórroga de la suspensión de beneficios a los regímenes de promoción industrial.
  • Reducción del aparato administrativo del Estado, suprimiéndose secretarias, subsecretarias y direcciones nacionales.

La balanza comercial de 1990 obtuvo un superávit extraordinario: las exportaciones superaron +34% a las de 1989, y las importaciones 1990 fueron 33% de las 1989.

Contenida la hiperinflación, Menem precisaba de 'algo más' para ganar los comicios legislativos de 1991. Además, los patrocinantes del canciller Domingo Cavallo querían el Ministerio de Economía en nombre de una inevitable necesidad de mayor actividad económica.

En enero de 1991 llegaría -impulsado por el embajador estadounidense Terence Todman-, Domingo Cavallo en reemplazo de 'SupErman', y pondría en marcha el llamado Plan de Convertibilidad a través de la sanción de la Ley de Convertibilidad del Austral.

Los Bonex se pagaron puntualmente en 1999.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario