FOCO Jóvenes Turcos > Guerra Mundial > genocidio armenio

GENOCIDIO ARMENIO

Jóvenes Turcos y la tontería de los nacionalismos extremos

Jóvenes Turcos en el Día del Genocidio Armenio, sistemática negación del gobierno turco... y la tensión con Azerbaiyán, el conflicto presente de Armenia.

Jóvenes Turcos es el sobrenombre de un partido nacionalista y reformista turco de principios del siglo XX, Comité de Unión y Progreso (CUP), cuyos líderes se rebelaron contra el sultán Abdul Hamid II, quien fue depuesto y desterrado en 1909. Ellos gobernaron el Imperio otomano entre mediados de 1908 y el final de la 1ra. Guerra Mundial, en noviembre de 1918, cuando ocurrió la partición del Imperio otomano. Durante su gobierno, perpetraron el genocidio armenio y persecuciones y masacres contra griegos en la Anatolia.

El gobierno dominado por los Jóvenes Turcos fue encabezado por

  • el ministro del Gran Visir, Talat Bajá;
  • el ministro de la Guerra, Enver Bajá; y
  • el de la Marina, Cemal Bajá.

Los historiadores tildaron al gobierno del CUP como un triunvirato dictatorial; ahora sabemos que el partido estaba dividido por el desacuerdo interno y dirigido por el comité central del partido.

La victoria en la 2da. Guerra Balcánica y la recuperación de Adrianópolis permitió al partido mantenerse en el poder, en un régimen de desarrollo del nacionalismo turco. El imperio debía sobrevivir mediante la centralización y homogeneización de la población.

El CUP ejecutó un programa de «turquización» violenta desde la primavera de 1914 contra la población griega de las islas del mar Egeo -la deportación de más de 100.000 griegos y una campaña de acoso y terror para eliminar poblaciones consideradas poco leales al imperio, aunque también había razones económicas, culturales y religiosas- y, durante la 1ra. Guerra Mundial, contra otros grupos minoritarios del imperio (sirios, caldeos, árabes y armenios). Si al comienzo la principal víctima fue la población cristiana, luego también lo fue la musulmana: todos debían asumir la cultura turca.

Los dirigentes turcos estaban preocupados por las ambiciones imperialistas rusas, británicas y francesas, que ya habían acordado repartirse áreas de influencia en Persia y parecían interesadas en repartirse Egipto y Mesopotamia. Por esto, cuando se desencadenó la crisis entre las potencias en el verano de 1914 por el asesinato del heredero austrohúngaro en Sarajevo, Enver Bajá firmó una alianza secreta con Alemania contra Rusia.

jovenes turcos.jpg
Miembros de los Jóvenes Turcos: shak Sükuti , Serâceddin Bey, Tunal Hilmi, Âkil Muhtar , Mithat ükrü , Emin Bey, Lutfi Bey, Doctor efik Bey, Nûri Ahmed, Doctor Reshid y Münif Bey

Miembros de los Jóvenes Turcos: shak Sükuti , Serâceddin Bey, Tunal Hilmi, Âkil Muhtar , Mithat ükrü , Emin Bey, Lutfi Bey, Doctor efik Bey, Nûri Ahmed, Doctor Reshid y Münif Bey

Armenios

Entre 1915 y 1923 más de 1,5 millón de armenios fueron perseguidos y asesinados por los Jóvenes Turcos. Las agresiones comenzaron a finales del siglo 19, pero el 24/04/1915, las autoridades arrestaron a intelectuales y políticos armenios en Constantinopla.

El genocidio se desarrolló bajo el amparo de la 1ra. Guerra Mundial, acontecimiento que las autoridades turcas aprovecharon para intentar crear un Estado homogéneo aunque Turquía continúa negando que haya sido un genocidio.

El exterminio planificado y ejecutado en los desfiladeros de Anatolia y los desiertos cercanos a Siria, entre 1915 y 1918, extendiéndose hasta 1923, tuvo una técnica específica de premeditación y planificación parecida a la realizada por el gobierno nazi contra los judíos de Europa Central.

La comparación entre ambos proyectos genocidas -el Holocausto judío (Shoá) y el genocidio armenio (Metz Yeghérn)- es posible en tanto que presentan características similares:

En ambos casos, un Estado controlado por un partido político hegemónico -el partido Ittihad ve Terakki Cemiyeti (Comité Unión y Progreso), popularmente conocido como Jóvenes Turcos, y el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (Partido Nazi)- disponiendo de poderes civiles y militares casi absolutos.

Ambos llevaron a cabo la destrucción organizada de un grupo humano, en ocasiones utilizando unidades especiales como la SS (Schutzstaffel) en el caso nazi, o los Hamidiye Çetey y Teshkilati Mahsusa, en el suceso ittihadista.

  • La causa del asesinato, en ambos casos, se basa en un credo doctrinal que exacerba los sentimientos nacionalistas del grupo dominante con la finalidad de “limpiar” el territorio de elementos minoritarios indeseables.
  • Se provoca hostilidad hacia el grupo víctima desencadenando esa causalidad diabólica encarnada en un chivo expiatorio.
  • Existe un grupo minoritario central sobre el que se descarga la furia de su neurosis, pero hay también otros grupos minoritarios que de igual forma sufren el exterminio junto a la nación victimizada.

Ambos exterminios se realizaron bajo el manto de beligerancias mundiales y ninguno de los pueblos víctimas tenía el respaldo de un Estado que velara por su seguridad.

La 1ra. República de Armenia se estableció recién al término de la 1ra. Guerra Mundial en 1918, y el Estado de Israel se creó en 1948, años después de la 2da. Guerra Mundial.

jovenes turcos 3.jpg
Folleto de los jóvenes turcos con el lema "Viva la patria, viva la nación, viva la libertad" escrito en turco otomano y francés.

Folleto de los jóvenes turcos con el lema "Viva la patria, viva la nación, viva la libertad" escrito en turco otomano y francés.

‘Crímenes contra la humanidad’

Esta noción fue introducida en el Derecho Internacional por los Aliados -Gran Bretaña, Francia y Rusia- durante la 1ra. Guerra Mundial.

El 24/05/1915, a un mes de iniciadas las deportaciones en contra de los armenios, las potencias condenaron"la connivencia y frecuente apoyo de las autoridades otomanas", de cara a los "nuevos delitos de Turquía contra la humanidad y la civilización".

En dicha resolución, los Aliados culparon públicamente a los responsables del gobierno otomano y a sus agentes de las masacres que acababan de iniciar en contra de la población armenia.

De igual forma, tras el Holocausto, el artículo 6.c de la Carta de Núremberg, y luego el Preámbulo de la Convención sobre el Genocidio de Naciones Unidas, incorporaron el concepto de ‘crímenes contra la humanidad’ como una nueva norma penal internacional.

jovenes turcos5.jpg
Comité de los Jóvenes Turcos en 1909.

Comité de los Jóvenes Turcos en 1909.

En 2022

Hoy día Armenia mantiene un conflicto bélico-geopolítico con Azerbaiyán, respaldado por Turquía. La novedad justo el día de la efeméride resultó que fuerzas de Azerbaiyán impidieron que un grupo de personal militar armenio intentara ingresar al país, afirmó el Servicio Estatal de Fronteras de Azerbaiyán.

Armenia es un país independiente, que mantiene una tensa situación con el islámico Azerbaiyán, que recientemente le infligió a Armenia una derrota militar en la disputa por la región de Nagorno-Karabaj, aunque hoy día rige una tregua controlada por Rusia.

El intento de lo que el Servicio Estatal de Fronteras de Azerbaiyán describe como un "grupo de sabotaje" armenio fracasó pero Azerbaiyán evalúa el incidente como una "provocación" y prometió tomar "medidas más serias" si esto volviera a ocurrir.

Pero semanas atrás, el Ministerio de Defensa de Rusia y Armenia acusaron a Azerbaiyán de violar el alto el fuego en 2 ocasiones.

Armenia y Azerbaiyán han tenido una enemistad de larga data que se remonta a décadas, que se manifestó más recientemente en la guerra de 2020 por la disputada región de Nagorno-Karabaj .

Las autoridades de Rusia, que están a cargo de mantener la paz entre los dos países del Caucus, fueron notificadas sobre el incidente.

En 2001, los entonces presidentes Heydar Aliyev y Robert Kocharyan acordaron los parámetros de un canje territorial para resolver el conflicto. Sin embargo, fracasó cuando la élite azerbaiyana rechazó las concesiones de Azerbaiyán.

Más de 20 años después, las élites políticas de Armenia y Azerbaiyán enfrentan el mismo problema: legitimar los resultados de sus negociaciones con sociedades más amplias excluidas de sus deliberaciones, pero en un entorno internacional significativamente más desafiante. No parece haber un marco unificador para una solución integral que aborde todos los problemas impugnados y sigue siendo incierto si una paz basada en acuerdos en algunas áreas puede transformar el contexto para la discusión de otras, en un contexto de poderes externos fracturados y radicalizados.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario