FOCO Eagle > la Luna > Blue Origin

20/07/1969 - BESO A LA LUNA

Eagle, el Águila, en la Eucaristía espacial

En estos días de carrera espacial de Spacex vs. Virgin Galactic vs. Blue Origin, el recuerdo de Eagle en la Luna.

Eagle, el módulo lunar de la misión espacial, bautizado así por uno de los tripulantes, Neil Armstrong, descendió en la superficie de la Luna a las 20:17:40 (hora internacional UTC) del 20/07/1969.

Importante recordar aquella epopeya en estos tiempos de intenso tráfico espacial entre:

  • Elon Reeve Musk, fundador, director ejecutivo e ingeniero jefe de SpaceX;
  • Richard Branson, fundador de Virgin Galactic, empresa de su Virgin Group; y
  • Jeff Bezos, fundador y CEO de Blue Origin, quien vuela al espacio el martes 20/07, en el primer vuelo con tripulación de su cohete New Shepard. Le acompañará su hermano Mark Bezos, el pionero de la carrera espacial Wally Funk, de 82 años, y Oliver Daemen, estudiante de 18 años.

SpaceX es el proveedor de la logística de la Estación Espacial Internacional mientras que Virgin Galactic y Blue Origin compiten por el nuevo mercado del turismo espacial.

Pero la Apolo 11 fue algo diferente y por ahora irrepetible ya que nadie regresó aún a la Luna.

La conmoción del marketing de Virgin y Blue Origin en verdad es algo que ya vió el soviético Yuri Gagarin en el inicio del infinito y más allá.

La Luna es una liga mayor.

Apollo 11:"The Eagle has landed."

Diálogos

Los 3 astronautas que integraban la misión Apolo 11 y gran parte del equipo en Houston, Texas, eran militares estadounidenses: todos habían sido formados en el anhelo de derrotar a la URSS. La Guerra Fría imponía sus protocolos. Por lo tanto, todos eran conscientes de qué estaba en juego aquel día.

Todos anhelaban 'coronar' a los Estados Unidos de América con otra estrella más en su bandera y enrostrarla a la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas, como quien se disputa una primogenitura para ser acreedor del legado (histórico, épico, geopolítico, bélico), y vence.

El espacio es un escenario muy particular donde dirimir poder fuera de la Tierra. No es una casualidad que años después Ronald Reagan eligió la carrera espacial otra vez como ámbito de disputa con la ya declinante URSS en el final de aquella Guerra Fría.

Tampoco puede ignorarse que quien entendió el mensaje fue China, que para certificar que ha desarrollado su tecnología en 2021, en medio de la nueva Guerra Fría con USA, puso su propia Estación galáctica y tiene 3 astronautas propios caminando en el espacio.

En tanto, cada uno de nosotros, ínfimos espectadores; terrícolas con exigua preparación en matemáticas, física y astronomía, que desesperábamos la impaciencia voraz de la espera.

From the Earth to the Moon (2019): Moon Landing (Clip) | HBO

La Santa Cena espacial

Houston… aquí base Tranquilidad, el Águila ha alunizado. Houston… aquí base Tranquilidad, el Águila ha alunizado.

Y el mensaje llegó, la misión Apolo 11 había pisado la Luna exitosamente colocando a los primeros hombres en la Luna. Ahí nos enteramos. De a cuentagotas –tal como llegaban las noticias, antaño- cuando el módulo alunizó en el 'Mar de la Tranquilidad' y las imágenes en vivo fueron seguidas intranquilamente, por televisión por unas 600 millones de personas.

En algunas casas del barrio también estaban encendidas las radios; en otras, los que tenían televisor, lo hicieron tronar. Así fue que nos enteramos de que en el momento del contacto, el motor de descenso poseía solo unos 30 segundos de combustible restante, alunizando a 38 m de un cráter de 24 m de diámetro y varios de profundidad. Y lo vimos; el hombre lo había logrado…

El astronauta Edwin Aldrin, apodado 'Buzz' e inmortalizado años después por Pixar en 'Toy Story', era de profesión de fe presbiteriana, así que solicitó autorización a su iglesia para consagrarse a sí mismo una comunión al alunizar.

Aldrin llevó un pequeño kit religioso compuesto por un pequeño trozo de pan sin levadura y un poco de vino. Allí en el satélite natural del planeta, en la Luna, él celebró la eucaristía, también llamada Cena del Señor, utilizando dichos enseres santos, es decir, apartados especialmente para un destino de adoración, unos minutos después del retorno.

La Historia vuela

Los astronautas descubrieron una placa con una inscripción que conmemoraba la efeméride.

Armstrong y Aldrin iniciaron varios de los experimentos previstos para la estadía lunar. Más tarde ambos desplegaron una bandera estadounidense, no sin cierta dificultad para clavarla en el suelo selenita e iniciaron una conversación telefónica con quien era el Presidente de los Estados Unidos.

President Nixon talks to Apollo 11 astronauts on the moon

Richard Nixon:

Hola Neil y 'Buzz', les estoy hablando desde el Despacho Oval y seguramente ésta sea la llamada telefónica más importante jamás hecha, porque gracias a lo que han conseguido, desde ahora el cielo forma parte del mundo de los hombres y como nos hablan desde el Mar de la Tranquilidad, ello nos recuerda que tenemos que duplicar los esfuerzos para traer la paz y la tranquilidad a la Tierra. En este momento único en la historia del mundo, todos los pueblos de la Tierra forman uno solo. Lo que han hecho los enorgullece y rezamos para que vuelvan sanos y salvos a la Tierra. Hola Neil y 'Buzz', les estoy hablando desde el Despacho Oval y seguramente ésta sea la llamada telefónica más importante jamás hecha, porque gracias a lo que han conseguido, desde ahora el cielo forma parte del mundo de los hombres y como nos hablan desde el Mar de la Tranquilidad, ello nos recuerda que tenemos que duplicar los esfuerzos para traer la paz y la tranquilidad a la Tierra. En este momento único en la historia del mundo, todos los pueblos de la Tierra forman uno solo. Lo que han hecho los enorgullece y rezamos para que vuelvan sanos y salvos a la Tierra.

Armstrong respondió:

Gracias señor, para nosotros es un honor y un privilegio estar aquí. Representamos no solo a los Estados Unidos, sino también a todos los hombres de paz. Es un honor para nosotros participar en esta misión hoy. Gracias señor, para nosotros es un honor y un privilegio estar aquí. Representamos no solo a los Estados Unidos, sino también a todos los hombres de paz. Es un honor para nosotros participar en esta misión hoy.

Lo inadvertido

De regreso a la Tierra, al quitarse el casco dentro del módulo lunar, los astronautas de la Apolo 11 en sus botas había restos de polvo lunar.

De sus trajes se desprendía un olor intenso y muy desagradable similar al de la pólvora. Los químicos explicaron que la composición química del polvo lunar es muy distinta de la de la pólvora, así que el origen de ese olor sigue siendo un misterio.

Algunos creen que fue algún tipo de reacción que se activó al entrar en contacto con el aire húmedo de la cápsula y después se disipó.

La NASA hoy

La NASA se está preparando para establecer una cadencia regular de viajes a la Luna en un programa llamado Artemis.

Las misiones de Artemis incluirán el envío de un conjunto de nuevos instrumentos científicos y demostraciones de tecnología para estudiar la Luna, el aterrizaje de la primera mujer y de la primera persona de color en la superficie lunar y el establecimiento de una presencia a largo plazo.

La NASA otorgará contratos de precio fijo de hasta US$ 45 millones para madurar diseños y realizar tareas de reducción de riesgos de tecnología e ingeniería para el sistema de aterrizaje humano (HLS), que transportará a los astronautas de Artemis desde la órbita lunar a la superficie y viceversa.

Las empresas a las que se les adjudique el trabajo de esta operación conocida como NextSTEP-2 Apéndice N, ayudarán a la NASA a pulir los requisitos para la futura solicitud de servicios recurrentes, que garantizarán viajes regulares con tripulación desde Gateway en órbita lunar hasta la superficie lunar y viceversa.

"Estamos preparando a la industria estadounidense para que se convierta en proveedores de servicios confiables en el mercado lunar", dijo Greg Chavers, asistente adjunto de Ingeniería de Sistemas e Integración para vuelos espaciales tripulados en la sede de la NASA en Washington.

"El enfoque de los servicios recurrentes de aterrizaje en la Luna es verdaderamente un esfuerzo colectivo entre la NASA y la industria de los Estados Unidos", dijo Lisa Watson-Morgan, gerente del programa del sistema de aterrizaje humano en el Centro Marshall de Vuelos Espaciales de la NASA en Huntsville, Alabama.

“Llevar humanos a la Luna, y lograr una presencia resistente allí, no es poca cosa. Los módulos de aterrizaje lunares son una pieza importante necesaria para poner a Artemis en movimiento hacia ese objetivo”, dijo Kathy Lueders, administradora asociada de la NASA para Exploración y Operaciones Humanas.

La NASA espera otorgar contratos del Apéndice N de HLS antes de que finalice el año calendario y luego buscar propuestas para servicios HLS en 2022.

FUENTE: Urgente24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario