Apolo 11 > la Luna > John F. Kennedy

16/07/1969, CABO CAÑAVERAL

Apolo 11: Armstrong, Aldrin y Collins rumbo a la Luna

El recuerdo de los astronautas Neil Armstrong, Edwin Aldrin y Michael Collins en la Apolo 11 rumbo a la Luna: "Hasta el infinito y más allá".

16/07/1969, día en que la Humanidad traspasó los cielos y la historia esparciendo crótalos de fuego en el despegue de la Apolo 11 rumbo a la Luna desde Cabo Cañaveral, Florida, USA, que así cumplió la promesa de John F. Kennedy y ganó un capítulo clave de la Guerra Fría.

La Apolo 11 transportó a los astronautas estadounidenses, Neil Armstrong, Edwin Aldrin y Michael Collins, y cargó en su vientre de acero los sueños de una humanidad expectante, aunque hoy resulte casi un pasatiempo salir de esparcimiento por el espacio.

La Apolo 11 fue impulsada por un cohete Saturno V desde la plataforma LC 39A y lanzado a las 13:32 UTC del complejo de Cabo Kennedy, desde julio de 1950, el principal centro de actividades espaciales de USA hoy también puerto de crucero (Puerto Cañaveral), uno de los puertos de cruceros más activos del mundo, y con faro propio (Faro de Cabo Cañaveral).

En un primer intento se experimentó con cohetes V-2 modificados: los misiles podían seguirse con facilidad en su ascenso y caída en el mar, causando el menor daño posible o comprobable. Hoy cuenta con varias rampas de lanzamiento y una red de carreteras hacia / desde los diversos laboratorios y centros de control.

El área está controlada

  • por la NASA (National Aeronautics and Space Administration, el organismo espacial estadounidense que se ocupa de los programas espaciales civiles), y
  • la USAF (United States Air Force o Fuerza Aérea de los Estados Unidos).

En 1964 toda la zona fue rebautizada Cabo Kennedy, en honor del Presidente asesinado en 1963. Sin embargo, 10 años después, en 1974, regresó a Cabo Cañaveral y sólo el centro espacial fue Kennedy.

La misión

La operación a la Luna se conoció como AS-506, hito decisivo de la NASA contra el programa espacial de la Unión Soviética.

La tripulación del Apolo 11:

  • Neil A. Armstrong, de 38 años, comandante;
  • Edwin E. Aldrin Jr., de 39 años, piloto del LEM, apodado Buzz; y
  • Michael Collins, de 38 años, piloto del módulo de mando.

Las naves de la misión fueron bautizadas por Armstrong,

  • Eagle, para el módulo lunar, y
  • Columbia para el módulo de mando.
Misión apollo 11 National geographic
Saturno V Apollo 11 despegue full HD

Un puente inconcluso

El programa Apolo fue consecuencia de la promesa de Kennedy, el 25/05/1961, de mandar astronautas a la Luna antes del final de la década.

Kenney precisaba avivar el patriotismo y devolverle el espíritu pionero a los estadounidenses, dijo el ex historiador jefe de la NASA, Roger D. Launius.

Pero se afirma que Kennedy también exploró la posibilidad de incorporar a la Unión Soviética, por entonces la única otra potencia espacial, abandonando y fomentando la cooperación internacional.

Kennedy se lo propuso al líder soviético, Nikita Jrushchov, durante su única cumbre, en junio de 1961.

Jrushchov insistió en que antes había que negociar un tratado de prohibición de ensayos nucleares.

Luego ocurrió la crisis por la construcción del Muro de Berlín. Y la crisis por los misiles rusos en Cuba.

Pero Kennedy volvió a la carta en septiembre de 1963: un programa Apolo que fuese el puente entre ambas superpotencias.

En Naciones Unidas, JFK propuso una expedición lunar conjunta:

“En el espacio no hay problemas de soberanía” “En el espacio no hay problemas de soberanía”

También habló de enviar científicos a la Luna como representantes de todos los países.

Le quedaba poco tiempo para que le metieran una bala en la cabeza en Dallas, Texas. Y Jrushchov acumulaba enemigos en el Politburó del Partido Comunista de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

El despegue

Wikipedia dixit:

Durante la misión la tripulación establecería contacto verbal con el centro de control en Houston, ya que una vez que el Saturno V despega, Cabo Cañaveral traspasa el control a Houston. Durante la misión la tripulación establecería contacto verbal con el centro de control en Houston, ya que una vez que el Saturno V despega, Cabo Cañaveral traspasa el control a Houston.

160 segundos después del despegue, los motores de la 2da. etapa se pusieron en marcha después de que los 5 motores F-1 de la 1ra. etapa agotaran su combustible y se desprendiesen del cohete. La 2da. etapa S-II: 5 motores J-2 cuya tarea era que el Saturno V siguieran ganando altura, cada vez a mayor velocidad. 160 segundos después del despegue, los motores de la 2da. etapa se pusieron en marcha después de que los 5 motores F-1 de la 1ra. etapa agotaran su combustible y se desprendiesen del cohete. La 2da. etapa S-II: 5 motores J-2 cuya tarea era que el Saturno V siguieran ganando altura, cada vez a mayor velocidad.

Alrededor de 30 segundos después, ocurrió la separación de la torre de escape de emergencia junto con la cubierta protectora del módulo de mando: el Saturno V no presentaba problemas técnicos y podía continuar con su salida del campo gravitatorio terrestre. Alrededor de 30 segundos después, ocurrió la separación de la torre de escape de emergencia junto con la cubierta protectora del módulo de mando: el Saturno V no presentaba problemas técnicos y podía continuar con su salida del campo gravitatorio terrestre.

9 minutos después del lanzamiento, los 5 motores J-2 se apagaron y la 2da. etapa se separó del resto de la nave. Después las turbo bombas de la 3ra. etapa enviaron combustible a su único motor J-2, el mecanismo de ignición se disparó y el cohete aceleró para iniciar la inserción en órbita terrestre. 9 minutos después del lanzamiento, los 5 motores J-2 se apagaron y la 2da. etapa se separó del resto de la nave. Después las turbo bombas de la 3ra. etapa enviaron combustible a su único motor J-2, el mecanismo de ignición se disparó y el cohete aceleró para iniciar la inserción en órbita terrestre.

200 segundos después el motor se apagó y los astronautas comenzaron a notar los efectos de la microgravedad. El Apolo 11 estaba en órbita. Si bien nunca hubo un fallo de despegue en el cohete Saturno V, los ingenieros de la NASA tenían temor a una posible explosión en el momento del lanzamiento. Por ese motivo, los espectadores VIP que asistieron a Cabo Cañaveral fueron ubicados a 5,6 kilómetros de la plataforma de despegue: los técnicos habían calculado la cantidad de combustible que podía llegar a explotar y la distancia máxima a la que llegarían los fragmentos ante una eventual explosión, unos 4,8 kilómetros. 200 segundos después el motor se apagó y los astronautas comenzaron a notar los efectos de la microgravedad. El Apolo 11 estaba en órbita. Si bien nunca hubo un fallo de despegue en el cohete Saturno V, los ingenieros de la NASA tenían temor a una posible explosión en el momento del lanzamiento. Por ese motivo, los espectadores VIP que asistieron a Cabo Cañaveral fueron ubicados a 5,6 kilómetros de la plataforma de despegue: los técnicos habían calculado la cantidad de combustible que podía llegar a explotar y la distancia máxima a la que llegarían los fragmentos ante una eventual explosión, unos 4,8 kilómetros.

El espacio

El módulo de mando y el módulo lunar permanecían unidos a la 3ra. etapa, denominada S-IV B.

Según las normas de las misiones lunares, las naves Apolo debían permanecer 3 horas en una órbita llamada órbita de estacionamiento, a 215 km de altura.

La tripulación empleaba este tiempo en estibar los equipos, calibrar instrumentos y seguir las lecturas de navegación para comprobar que la trayectoria que siguen es la correcta.

En el control de misión, los 3 verificaron la localización de la nave, recibieron instrucciones de la base de control y 15 estaciones de rastreo repartidas por todo el planeta, perfectamente coordinadas.

Una vez completada la 2da. órbita a la Tierra, Houston dio la orden:

Fly me to the moon! Fly me to the moon!

FUENTE: Urgente24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario