FOCO Día de la Empresa Social > efeméride > Semana Global del Emprendimiento

SEMANA DEL EMPRENDIMIENTO

3er. jueves de noviembre: Día de la Empresa Social

Día de la Empresa Social, un reemplazo de la cooperativa tradicional. La efeméride transcurre en el marco de la Semana Global del Emprendimiento.

A partir de los años '90 asistimos, la mayoría de países, tanto desarrollados como emergentes, a la aparición de la noción de empresas sociales bajo la presión del

  • crecimiento de las necesidades a las personas y
  • necesidades de empleos.

Estas nuevas empresas eligen en la mayoría de los casos formas asociativas o cooperativas, alentadas

  • por políticas públicas y
  • por el sector privado con un fuerte acento en la RSE (Responsabilidad Social Empresaria), y
  • un fuerte espíritu emprendedor.

Estas organizaciones son consideradas como los “nuevos yacimientos de empleo” y fuentes de “cohesión social”.

El auge de estas empresas “sociales” a partir del desarrollo de la actividad económica promovida por organizaciones voluntarias para llevar servicios a la colectividad, muestra que la antigua distinción entre

  1. actividades de mercado, realizadas por las cooperativas, y
  2. actividades de no mercado, realizadas por las mutualidades y las asociaciones,

es cada vez menos pertinente atento la problemática coyuntural de la falta de empleo.

empresa social3.png
Día de la Empresa Social, redefiniendo la organización productiva.

Día de la Empresa Social, redefiniendo la organización productiva.

¿Por qué se celebra?

El Día de la Empresa Social surge con el objetivo de ofrecer la oportunidad a estas empresas de difundir sus vivencias en el plano no ortodoxo y de mostrar sus singularidades respecto a las empresas tradicionales, permitiendo también que sus empleados se involucren en los objetivos.

Una empresa social es una organización que tiene como objetivo resolver ciertos problemas sociales, medioambientales y culturales, y compatibiliza esta labor social con la labor empresarial, contribuyendo a conseguir buenos resultados.

Estas nuevas empresas eligen en la mayoría de los casos formas asociativas o cooperativas, cuya figura emblemática ha sido la cooperativa social italiana, y se organizan según las tradiciones culturales, políticas e institucionales propias de cada país, que delimitan en particular el ámbito de la actividad económica de las asociaciones.

En países europeos, estas organizaciones han estructurado y llevado a cabo con éxito nuevas actividades, en la mayoría de los casos en el ámbito de los servicios a las personas, en menor medida en servicios a las colectividades y con mucha menor frecuencia, en servicios a las empresas.

Esta evolución también plantea la cuestión de las relaciones laborales en estas organizaciones tradicionalmente caracterizadas por un fuerte voluntariado, del que una parte ha debido profesionalizarse y constituir una plantilla asalariada para acceder a financiación pública, y bajo la presión del mercado laboral, para participar en la creación de empleo.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario