OFENSIVA SUECO CHINA

Después de Huawei y TikTok, Polestar a la conquista de USA

Huawei desafió y derrotó a los fabricantes estadounidenses de telefonía celular y por eso Donald Trump sancionó a la empresa. Ahora, Polestar irá al bunker de Tesla para desafiarlo. Es esperable que no la castiguen los fantasmas que hirieron a Huawei. Mejor sería que pueda mejorar la performance de TikTok, el exitoso producto de ByteDance que sobrevivió al chubasco.

Polestar es la empresa que respaldan Volvo y Geely, que a su vez controla Volvo

Zhejiang Geely Holding Group Co. integra el grupo empresarial del multimillonario chino Li Shufu.

Los orígenes de Polestar se remontan a la fundación de Flash Engineering en 1996, un equipo de carreras sueco que competía en el Campeonato Sueco de Turismos (STCC). 

Más tarde, el equipo fue vendido y rebautizado Polestar Racing, comenzando a diseñar sus propios Volvos de carreras a fines de la década de 2000. 

En 2009, la marca se convirtió en socio oficial de Volvo para modificar los modelos existentes, bajo la marca Polestar Performance. Volvo compró la empresa y la marca en julio de 2015. 

Polestar también ha producido autos prototipo: el C30 Polestar Performance Concept Prototype (2010) y el Volvo S60 Polestar Concept. 

Wikipedia cuenta que la revista automovilística estadounidense Motor Trend probó ese coche en el Mazda Raceway Laguna Seca, donde batió el récord de vuelta para coches de 4 puertas, igualando el tiempo de vuelta de un Audi R8.

Ahora Polestar va por el mercado eléctrico.

El plan

Polestar quiere cotizar en bolsa para aumentar su capacidad financiera, requisito indispensable para escalar en un mercado global cada vez más competitivo.

Peter Campbell reveló en The Wall Street Journal que Polestar recurrió a inversores chinos por US$ 550 millones en abril, y ahora va por más mientras se prepara para fabricar automóviles en USA por primera vez.

La recaudación de fondos podría provenir de una oferta pública inicial tradicional (en la jerga OPI por Oferta Pública de Inversión) o de una empresa de adquisición de propósito especial (en la jerga Spac, por Special Purpose Acquisition Company, una empresa sin operaciones comerciales que se forma estrictamente para obtener capital a través de una OPI, con el fin de adquirir una empresa ya existente).

El director ejecutivo de Polestar, Thomas Ingenlath, enfatizó que el grupo buscaba "inversores a largo plazo".

El objetivo

Polestar comenzará a fabricar un vehículo utilitario deportivo eléctrico en las instalaciones de Volvo en Carolina del Sur en 2022.

Polestar fabrica su modelo insignia Polestar 2 en una planta en Chengdu, China, pero enfrenta aranceles estrictos cuando exporta vehículos a USA.

Las empresas emergentes de vehículos eléctricos han estado entre las mayores ganadoras del boom del mecanismo conocido como Spac durante los recientes 18 meses.

Sin embargo, eso ha llevado a un exceso de cotizaciones y las debilidades de varias empresas han quedado al descubierto desde que se unieron a la estampida que más tarde sufrió el Spac.

Inglenath dijo que el respaldo tanto de Volvo Cars como de su empresa matriz Geely le da a Polestar acceso a los beneficios que tienen los fabricantes de automóviles más grandes.

Volvo y Geely conservan una participación mayoritaria en Polestar, que vendió su vehículo N°1 en 2019 pero aún no ha revelado ningún resultado financiero.

La decisión de fabricar el próximo modelo, el Polestar 3, en forma simultánea en USA y en China significa que evitará pagar los aranceles de importación.

El Polestar 3 es de un tamaño similar a un SUV Volvo XC90.

El mercado

Si bien el mercado estadounidense de automóviles eléctricos aún está en pañales, Polestar espera un crecimiento significativo. 

Inglenath dijo que su modelo más nuevo está dirigido al segmento de lujo del mercado, compitiendo con un modelo de Lucid más que con un Tesla, aún cuando Tesla resulte algo así como el paradigma de los eléctricos estadounidenses.

Esto es así porque las automotrices alemanas todavía tienen dificultades con la informática de los vehículos eléctricos pero ya llegan.... 

En cuanto a Polestar, Volvo es una garantía muy importante.

Volvo abrió su fábrica en Carolina del Sur en 2018, y su compromiso es que todos sus modelos sean completamente eléctricos para 2030.

Ingenlath dijo que producir en simultáneo en USA y en China será una "prueba" de que el grupo puede utilizar sus empresas matrices para globalizarse. 

“Como ya hay una fábrica en funcionamiento, y hay una decisión de traer la nueva plataforma eléctrica allí, esta es una oportunidad brillante para nosotros”, agregó.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario