DINERO Ethereum > atrasa > minería

CRIPTOMONEDAS

Se atrasa Ethereum 2.0 y con ello, el fin de la minería

El reciente tuit de Vitálik Buterin, sugiere que la llegada de Ethereum 2.0 se retrasa (de nuevo) y el fin de la minería se aleja

Beacon Chain, la cadena en la que correrá Ethereum 2.0 cumplió un año desde su activación el pasado 1 de diciembre del 2020. Para celebrarlo, Vitálik Buterin - cofundador de Ethereum- publicó una hoja de ruta que muestra algunos de los avances que ha alcanzado hasta ahora esta actualización. Sin embargo, la publicación sugiere que Ethereum 2.0 se atrasa, postergando su llegada para 2023.

La preocupación por el nivel de energía utilizada para el minado de criptomonedas alrededor del mundo llevó al gigante digital a adoptar una opción a futuro que elimine la necesidad de utilizar el sistema actual denominado Prueba de Trabajo (Proof to Work) y reemplazarlo por una nueva metodología llamada Prueba de Participación (Proof of Stake). La gran diferencia entre estos dos métodos de validación yace en que se elimina la competencia entre validadores (mineros), y se reemplaza por una elección determinística, en que se toma como validador a un agente de acuerdo al stock de criptomonedas que tenga en su posesión.

En un tuit, Vitálik Buterin, recopiló algunos avances en los que se trabaja actualmente sobre la transición de la minería por prueba de trabajo -PoW- a la prueba de participación -PoS-, en Ethereum 2.0.

image.png

Tuit traducido al español

image.png

Sin embargo, algo bastante llamativo es la cantidad de etapas y módulos por terminar para la activación final de Ethereum 2.0. En una primera etapa, conocida como la fusión -The Merge- donde Ethereum 1.0 y 2.0 convivirían paralelamente, y esto se atrasa debido a que aún no están listos la mayoría de módulos para dar inicio a esta fase. Esto evitaría que se fije una fecha final para el lanzamiento de «la fusión».

El resto de las etapas, al igual que la fusión, marcan un claro atraso que alivia a todos aquellos incursionados en la minería. Justin Drake, otro de los desarrolladores principales de Ethereum, estimaba que la fusión de ambos protocolos -PoW y PoS- llegarían para 2021. Pero tal parece que no ocurrirá.

Tal parece que, por ahora, los programadores han evitado hablar de una fecha en concreto y se atrasa -aún más- la llegada de Ethereum 2.0.

La enorme demanda de esta criptomoneda, se convirtió en un dolor de cabeza para las comisiones. Al día de hoy las tarifas de red en Ethereum rondan los US$30, por una transferencia particular de una cartera a la otra. Para la ejecución de contratos inteligentes el coste suele ser mucho mayor. Con este nivel de tarifas se vuelve insostenible utilizar esta red con normalidad.

Ahora bien, Ethereum actualmente solo puede procesar entre 12 a 20 transacciones por segundo -TPS-, con un bloque minado cada 12 segundos. Con la migración a PoS, en teoría, la red sería capaz de procesar más de 100.000 TPS. Un incremento exponencial. Esto permitiría reducir las comisiones de red, pero, debido a desafíos técnicos que han ido encontrando los desarrolladores en el camino, la fecha de llegada de Ethereum 2.0 aún está por verse, y el fin de la minería se atrasa.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario