DINERO Financial Times > Fed > Bonos

ATENCIÓN BONOS

La advertencia de Financial Times para el Tesoro de USA

Un reciente artículo de Financial Times pone en evidencia el difícil escenario que atraviesa la economía de Estados Unidos debido a su desorden fiscal.

Lo advertía Financial Times, así como los compradores, los inversores a menudo caen presa de lo que se conoce como el "sesgo del dígito izquierdo": Esa tendencia a ponerle mayor atención al dígito que aparece primero en el precio. De hecho, cuando la tasa de rendimiento de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos a 10 años -un indicador fundamental que influye en la fijación de precios de activos tanto en los Estados Unidos como en todo el mundo- subió del 4,6% al 5,02% el pasado lunes (23/10), esto causó un verdadero revuelo en los mercados.

Aunque desde entonces ha habido una corrección, los rendimientos siguen en niveles no vistos desde la crisis financiera global. Aunque desde entonces ha habido una corrección, los rendimientos siguen en niveles no vistos desde la crisis financiera global.

Superar el umbral del 5% por primera vez desde 2007 es un claro indicio de lo estrictas que se están poniendo las condiciones financieras en el contexto del ciclo de aumento de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) y la creciente presión que se avecina para la economía estadounidense. En los últimos 2 años, la tasa de rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años ha aumentado en más de 3 puntos porcentuales. La alta volatilidad y la velocidad con la que se han desprendido de los bonos en las últimas semanas, en un momento en que la liquidez en los mercados de bonos del Tesoro "sigue siendo objeto de controversia", como lo señaló un informe de la Reserva Federal la semana pasada, son motivos de preocupación.

Varios factores están detrás de este reciente aumento en los rendimientos a 10 años, que superaron el 4,6% a mediados de octubre. En primer lugar, los inversores están prestando atención a la retórica de la Reserva Federal sobre tasas de interés "más altas durante más tiempo", en especial debido a que una serie de datos económicos sólidos respaldan esta postura. En segundo lugar, según los analistas, es probable que la "prima por plazo", que se refiere al rendimiento adicional que los inversores requieren para mantener bonos a largo plazo, haya aumentado.

El creciente déficit fiscal de Estados Unidos ha llevado a una mayor emisión de bonos, mientras que las crecientes necesidades de gasto y la agitación política también están aumentando las expectativas sobre futuras emisiones de bonos del Tesoro. Sin embargo, la demanda ha disminuido, en parte debido a que la Reserva Federal ha reducido sus tenencias de bonos del Tesoro mediante ajustes cuantitativos. También está creciendo la creencia de que las tasas de interés a largo plazo podrían aumentar aún más. Esto está ejerciendo presión al alza sobre los rendimientos, aunque la incertidumbre sigue siendo elevada.

A pesar de la tendencia al alza en los rendimientos de los bonos a 10 años desde que la Reserva Federal comenzó a subir las tasas, las fluctuaciones diarias son moneda corriente. A pesar de la tendencia al alza en los rendimientos de los bonos a 10 años desde que la Reserva Federal comenzó a subir las tasas, las fluctuaciones diarias son moneda corriente.

image.png

Los rendimientos elevados podrían agravar las preocupaciones fiscales, con un aumento en el gasto en intereses. Las hipotecas y los bonos corporativos, que están ligados a los rendimientos de los bonos del Tesoro a largo plazo, se volverán más onerosos. Las valoraciones de las acciones podrían verse afectadas.

En conjunto, esto aumenta la posibilidad de una desaceleración económica más profunda y prolongada, lo que podría reducir los rendimientos. En conjunto, esto aumenta la posibilidad de una desaceleración económica más profunda y prolongada, lo que podría reducir los rendimientos.

La volatilidad es una consecuencia inevitable de los inversores tratando de poner precio a los bonos del Tesoro en medio de una mayor incertidumbre y después de años de compras de bonos por parte de la Reserva Federal. La falta de claridad sobre las perspectivas económicas significa que todavía no existe una narrativa convincente para fijar los rendimientos.

Desde la perspectiva de la Fed, los rendimientos más altos de los bonos del Tesoro podrían eliminar la necesidad de realizar nuevas subidas de tasas en la próxima reunión de política monetaria. Sin embargo, delinear una visión clara de la economía será una tarea difícil. Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, debería, al menos, ser cauto en sus comunicaciones para evitar aumentar la incertidumbre.

Por encima de todo, Estados Unidos debe ejercer la prudencia fiscal. Se espera que el déficit como porcentaje del producto interno bruto (PBI) se dispare. La emisión de deuda adicional en un mercado con una oferta limitada mantendrá la presión al alza sobre los rendimientos. La parálisis en el Congreso de Estados Unidos no ayuda. Tasas elevadas, combinadas con una política fiscal laxa y el caos político, son una receta para un ciclo vicioso de aumentos en los rendimientos, como pudo verse en Gran Bretaña después de la agitación del año pasado.

Pero si Estados Unidos sigue un camino similar al de Gran Bretaña, el daño no se limitará a sus fronteras. Pero si Estados Unidos sigue un camino similar al de Gran Bretaña, el daño no se limitará a sus fronteras.

Más contenido en Urgente24

Detuvieron al padre de Agustín Almendra pero lo liberaron a las pocas horas

Barrionuevo/Milei: Así fue el camino de una ruptura que puede ser doble

Gobernadores con Massa: "Es unidad nacional o el fin de la Argentina que conocemos"

El dólar blue sigue cayendo (MEP y CCL acompañan)

Dejá tu comentario