DINERO Fed > tasa de interés > inflación

"MIEDO"

Inflación y tasa de interés: ¿La Fed cambia su hoja de ruta?

El presidente de la Fed expresó que la persistente inflación durante el primer trimestre generó nuevas dudas sobre la posibilidad de reducir la tasa de interés.

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal (Fed), expresó que la persistente inflación durante el primer trimestre generó nuevas dudas sobre la posibilidad de reducir la tasa de interés este año sin evidencias suficientes de desaceleración económica.

Estos comentarios representan un claro cambio en la postura de la Reserva Federal luego de un tercer mes consecutivo de inflación más alta de lo previsto, lo que parece haber descartado la posibilidad de una reducción preventiva de tasas. Estos comentarios representan un claro cambio en la postura de la Reserva Federal luego de un tercer mes consecutivo de inflación más alta de lo previsto, lo que parece haber descartado la posibilidad de una reducción preventiva de tasas.

image.png

De acuerdo con The Wall Street Journal, los funcionarios habían señalado que buscaban una mayor certeza de que la inflación estaba volviendo a su objetivo y eran optimistas de que uno o dos meses adicionales de datos podrían confirmar esa tendencia.

"Los datos recientes claramente no nos han dado esa mayor confianza y, en cambio, sugieren que probablemente tomará más tiempo del esperado para lograrla", afirmó Powell el martes durante una sesión moderada de preguntas y respuestas en Washington.

image.png
Recién en diciembre aumentan de forma considerable las probabilidades de que bajen la tasa (según el mercado)

Recién en diciembre aumentan de forma considerable las probabilidades de que bajen la tasa (según el mercado)

El futuro de la tasa de interés

Powell insinuó que es probable que la Reserva Federal mantenga las tasas de interés en su nivel actual, que es el más alto en 23 años, durante un período aún más largo si la inflación continúa por encima del objetivo del 2% del banco central estadounidense. Estos comentarios sugieren que no se esperan aumentos adicionales en las tasas de interés si la inflación se mantiene más firme de lo esperado.

Además, indicó que la Reserva Federal estaría dispuesta a reducir las tasas si la economía se desacelerara bruscamente. Además, indicó que la Reserva Federal estaría dispuesta a reducir las tasas si la economía se desacelerara bruscamente.

"Creemos que nuestra política está bien posicionada para hacer frente a los riesgos que enfrentamos", afirmó Powell. "En este momento, dada la fortaleza del mercado laboral y los avances en materia de inflación hasta la fecha, consideramos adecuado darle más tiempo a la política restrictiva para que surta efecto".

La hoja de ruta

A principios de año, los funcionarios del banco central habían expresado un optimismo cauteloso sobre la posibilidad de reducir las tasas de interés varias veces a partir de mediados de año, después de que la inflación disminuyera más rápidamente de lo previsto a fines de 2023.

En diciembre, Powell cambió su enfoque, pasando de considerar si la Reserva Federal necesitaría volver a subir las tasas a cuándo podría reducirlas. Los participantes del mercado empezaron a anticipar una serie de seis o siete recortes de tasas, lo que desconcertó a los líderes de la Fed, quienes no creían que esas expectativas tan exuberantes estuvieran alineadas con sus propias perspectivas.

Sin embargo, hasta principios de este mes, los líderes de la Fed, incluido Powell, mantenían la opinión de que los recortes de tasas probablemente serían apropiados, incluso después de que la actividad económica y la contratación demostraran ser más resistentes de lo esperado.

Esto mantuvo en primer plano la posibilidad de que los funcionarios revirtieran algunos de los aumentos de tasas del año pasado y respaldaran las perspectivas de un aterrizaje económico suave. Esto mantuvo en primer plano la posibilidad de que los funcionarios revirtieran algunos de los aumentos de tasas del año pasado y respaldaran las perspectivas de un aterrizaje económico suave.

Sin embargo, la realidad jugó un papel diferente para la Reserva Federal y la Casa Blanca, al menos hasta ahora. Debido a que la inflación fue más firme de lo previsto en los primeros tres meses del año, los inversores y los funcionarios de los bancos centrales asumen que la Reserva Federal tendrá que posponer los recortes de tasas, lo que aumenta el riesgo de que las reducciones no se produzcan hasta que la economía muestre signos más evidentes de debilitamiento.

Wall Street

Tras las declaraciones de Powell, el S&P 500 cayó ligeramente. Los inversores vendieron bonos del Tesoro, lo que provocó un aumento en los rendimientos. De hecho, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 2 años alcanzó brevemente el 5% por primera vez desde noviembre.

image.png

Más contenido en Urgente24

¿Se acaba la calma? Con el conflicto en Medio Oriente, el dólar reacciona al alza

'Top Gun' Petri, US$ 600 millones por los F-16 y el "freedom dammet!"

Inminente guerra a las prepagas y una empresa congela precios

Distracción de Karina Milei le cuesta muy caro a Darío Wasserman

Banco Nación devuelve hasta $40.000 en gastos de supermercado: Cómo acceder

Dejá tu comentario