ECONOMÍA

PARO DEL CAMPO

Autoconvocados piden extender el conflicto y "terminar con un tractorazo en Buenos Aires. Todo se cocina ahí"

Finalizará esta noche el cese de comercialización de granos y hacienda que desde el lunes está llevando adelante la Mesa de Enlace como protesta a la última suba de tres puntos porcentuales sobre las retenciones a la soja. Sin embargo, aún no se conoce si continuarán con las medidas o se llegará a un acuerdo. Por ahora, desde el Gobierno se mostraron reacios al asunto, mientras los autoconvocados criticaron a la Mesa de Enlace y pidieron extender el conflicto y finalizarlo con un tractorazo en Buenos Aires, allí "donde se cocina todo".

Cuando termine el día, finalizará a su vez el cese de comercialización de granos y hacienda que desde el lunes está llevando adelante la Mesa de Enlace como protesta a la última suba de tres puntos porcentuales sobre las retenciones a la soja, que pasó a ser de 33%, lo que implica un alza de más de ocho puntos porcentuales durante los últimos tres meses ya que en diciembre el Gobierno había aumentado la tasa del 24,7% al 30%.

Pero aún no hay una clara definición sobre qué ocurrirá a partir de mañana: si el sector continuará convocando a medidas de fuerza o si llegarán a algún acuerdo con el Gobierno. Por su parte, el presidente Alberto Fernández aseguró hace unos días que no cederá y que mantendrá su decisión, mientras que desde el bloque ruralista indican que una vez que finalice el paro esperan poder "buscar una salida conjunta".

"Es necesario establecer alternativas y no volver a desatar esa escalada verbal, pues este fue un recurso que no funcionó en el pasado. Debemos trabajar para no alimentar una grieta que debiéramos superar como Nación de una vez por todas", aseguró ayer un comunicado emitido por las entidades que conforman la Mesa de Enlace.

"A doce años de la crisis por la Resolución 125, la Comisión de Enlace considera que resulta imperativo reflexionar para no repetir la historia", indicaron, al tiempo que argumentaron que "muchos productores se han visto obligados a adoptar medidas de protesta frente a un nuevo escenario crítico". Y remarcaron: "En un contexto internacional de precios a la baja de los productos del campo, todos los niveles del Estado nos someten a una presión fiscal inaguantable".

"Nuevos aumentos de derechos de exportación, cuando se hace sentir una fuerte sequía que va a impactar seriamente en los rindes generales, con pérdidas totales en muchos casos, hacen que se ponga en riesgo no sólo la situación de los productores en el presente, sino fundamentalmente las siembras de la campaña próxima y la subsistencia de muchos de nosotros en los campos", aseguraron los dirigentes ruralistas.

Esta semana, Fernández tildó al sector de "intolerantes", "que no entienden" y que "hacen paros raros". En ese sentido, también afirmó que la medida de fuerza del bloque rural tiene como objetivo "beneficiar a los mayores productores de soja". Dicha posición es avalada y replicada por los partidos y grupos vinculados con el oficialismo.

En tanto, desde el sector agrícola argumentan que su reclamo se basa en la fuerte presión fiscal que crece cada vez más y que afecta los niveles de rentabilidad, sobre todo a aquellos que están alejados de los grandes puertos. Según las entidades rurales, el Estado se queda con más del 60% de la renta agrícola. Para el caso de la soja, la participación del Estado ahora asciende al 70%. Es decir, de cada $100 que produce la soja, $70 se los queda el Estado mediante los impuestos.

A la par del comunicado de la Mesa de Enlace, ayer, en ocasión de los 12 años de la 125, los productores autoconvocados se deshicieron en críticas tanto hacia ésta como hacia la gestión de Alberto F., y pidieron extender el conflicto.

En las inmediaciones de la muestra agroindustrial ExpoAgro (San Nicolás), el pedido fue "vender lo menos necesario y terminar con un tractorazo en Buenos Aires". 

"Tenemos que seguir con las asambleas, mejorar el tema comunicacional, cambiar el sistema de protesta, vender lo menos necesario y terminar con un tractorazo a Buenos Aires. Todo se cocina ahí. Tenemos que determinar una fecha, según cómo vengan las negociaciones" con el gobierno, sostuvo según publicó el diario 'Crónica', Ariel Bianchi, uno de los organizadores de la protesta, que se desarrolló en medio de la lluvia que azotó gran parte del país.

Unos 500 productores sentenciaron que, con este nivel de retenciones, "los números no cierran". En esa línea, propusieron que la alícuota a la soja se reduzca hasta el 23%, en vez del 33% actual, mientras que para maíz y trigo caigan hasta un 5%, en tanto que otros productores bregaban por un cronograma de reducción hasta finalizar en su eliminación.

Varios productores criticaron también a la Mesa de Enlace y consideraron que "es una vergüenza" que no haya estado presente en la asamblea, mientras otros sostuvieron que "tenemos que apretar a las entidades, porque no podemos ir solos; pero nosotros sabemos hasta cuándo vamos a seguir apoyándolos", advirtieron.

La productora bonaerense Mirta Carnevalini (de Pergamino) dijo que "acá no hay banderas políticas, acá lo que hay es patente una falta de ayuda al campo. Cada vez nos aprietan más; las retenciones agarran a chicos y grandes".

Según publicó el diario 'El Cronista', los dirigentes de las entidades nucleadas en la Mesa de Enlace analizarán hoy los pasos a seguir. Y los dirigentes de Carpab, el brazo pampeano de CRA y una de las más fuertes impulsoras del paro comercial, prevén dar una conferencia de prensa. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario