DEPORTES Simone Biles > Tokio 2020 > Juegos Olimpicos

DESORIENTACIÓN

Caso Simone Biles: El cuerpo no es una máquina

Una de las más grandes de la historia, la carrera de Simone Biles peligra tras haber abandonado los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 por su salud mental.

La megaestrella de la gimnasia, la estadounidense Simone Biles (24 años), considerada ya una de las más grandes de la historia, abandonó el pasado martes 27/7 la competencia de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 (llevada a cabo ahora en 2021).

Durante un salto de caballete en la competencia, Biles pareció haber perdido el sentido de orientación y trastabilló un poco al caer. Tras ello, se la vio retirarse algo angustiada.

Pasados unos días, han trascendido algunos detalles más de lo que le ocurrió a la estrella, quien estaba bajo intensa presión por sostener el nivel de las últimas competencias.

La presión, al parecer, la llevó al colapso.

La gimnasta estadounidense explicó que tiene un problema de desorientación, dificultad que se presenta "literalmente en todas las competencias".

Biles evocó una desorientación en el espacio, lo que las gimnastas llaman la pérdida de figura ("twisties"), una situación que a veces se refuerza con el estrés y que puede poner en peligro a los deportistas.

En un video publicado en Instagram durante el entrenamiento del viernes, se la puede ver aterrizando con la espalda en las almohadillas al final de sus movimientos. "Nunca me había pasado en barras y potro, solo en suelo y salto. Pero esta vez es literalmente en todas las competencias", explicó Biles en su cuenta de Instagram.

Explica la BBC:

"La palabra proviene del inglés 'twist' que significa 'girar', una expresión bastante apropiada teniendo en cuenta las volteretas en las rutinas de las gimnastas que describen los twisties como un bloqueo mental.

El bloqueo mental es algo que le puede suceder a cualquier deportista, como el futbolista que falla un penalti o el golfista que no convierte un golpe corto, con lo que se pierde un torneo.

En gimnasia, le pueden causar una pérdida del sentido del espacio y la dimensión cuando la persona están girando en el aire, produciendo un descontrol corporal que puede resultar en giros o volteretas adicionales que no tenía programadas. En el peor de los casos, les queda repentinamente imposible terminar el ejercicio de forma segura".

Para la gimnastas británica Claudia Fragapane, Biles "tiene una carga tan pesada sobre sus hombros".

"Todo el mundo piensa que va a ser tan perfectamente de otro planeta y perfecta y que no es humana. Pero en realidad es humana, y creo que la presión simplemente fue demasiado", dijo Fragapane a la BBC.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario