EXCLUSIVO 24

POST PANDEMIA

Noticias inesperadas: Trump festeja pese a Floyd, y presiona las cuarentenas (incluyendo la de Alberto)

Emblemática la columna de Roberto Barga justo el día en que se cumplen 45 años de la designación como ministro de Economía de la Nación a quien hasta esa mañana era el secretario de Seguridad Social, Celestino Rodrigo. Aquella Argentina iba al colapso y renueva los interrogantes acerca de cómo será la Argentina próxima. ¿Podría ambicionar a una recuperación en V, tal como la que ensaya por estas horas USA y festeja Donald Trump, siguiendo los pasos de China y para lo mismo Angela Merkel bajó la alícuota del IVA en vez de imaginar nuevos impuestos a las grandes fortunas?

Ha irrumpido un dato que rompe con todas las previsiones catastrofistas que rodeaban al Coronavirus. En el mes de mayo pasado la economía de USA creó 2,5 millones de empleos y le pegó en la línea de flotación a los pronósticos que auguraban un 20% de desocupados a la economía N°1 de la Tierra.
  
Tal como dice el filósofo coreano Byung Chul-Han, vivimos en la era del dataísmo: se pierde narrativa y ganan terreno los datos. Todo es datos y la presente tragedia colectiva son datos puros y duros, así que, adelante con los números. En abril el desempleo estadounidense (25% del Producto Bruto global), llegó al 14,7% y todas las previsiones insistían en una comparación con la Gran Depresión, cuando el número de parados alcanzó la friolera del 25% de la población activa. 
  
En mayo 2020 la desocupación baja 1,4% y sigue siendo elevada pero es del 13,3%, un dato que le permitió construir una euforia a los mercados -cuya obsesión es impedir la licuación del valor en Bolsa de las empresas, y antes del dato habían logrado la maravilla de que el índice S&P 500 sólo perdiera 3,7% en el año- obligando a deconstruir muchos de los paradigmas que se edificaron a partir del Covid-19. 
  
Uno de los pioneros de la idea acerca de que esta crisis tendría la forma de una V corta, es el analista internacional Jorge Castro, quien a través de su columna en el diario Clarín, llamada Mirada Global, viene insistiendo en que la recuperación de USA será vertical y que el 2021 arrojará cifras impresionantes de crecimiento en la economía imperial.
  
Otro tanto acontece con el otro gigante mundial: China (15% de la economía mundial), tendría en este 2do. trimestre del año una expansión del 5% de su Producto Bruto.
  
En menor escala, pero alentando los signos positivos que aparecen en las economías del 1er. Mundo, España refleja en mayo un aumento de 190.000 empleos en su comparativa con el mes de abril. Es necesario recordar que la ayuda 'a fondo perdido' prometida por la Unión Europa acaba de ser aumentada de 500.000 millones de euros a 600.000 millones, provocando una recuperación de las grandes empresas que integran el índice  Ibex 35.
   
¿Estos números de la primavera boreal permiten soltar campanas al vuelo? No. Pero todo indica que, para mayor gloria del coreano Chul-Han y en detrimento de su rival filosófico Slavoj Zizek, más que en una crisis sistémica del capitalismo, nos encontramos en la fase de su 4ta. revolución industrial, constituida por su manera telemática de producir. 

Si se concreta la aparición de la tecnología 5G (la 'internet de las cosas', que promete que daremos órdenes verbales a 'las cosas' que se nos ocurran, tal como se aprecia en la serie 'Years and Years'), el virus habrá contribuido a consolidar de manera dramática no sólo otra forma de relacionarse, sino de producir.
  
Mientras las cadenas de televisión del mundo nos enseñan cómo se incendia USA, a causa de su deriva racial, vemos a su Presidente augurar la más formidable recuperación desde la 2da. Guerra a esta parte. Parece inverosímil a juzgar por las imágenes, que Trump saque adelante su reelección, pero es el típico error que se comete cuando se analizan fenómenos complejos, tal como es la sociedad estadounidense. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario