Leído

EL ARRIERO VA (2DA. PARTE, EN IBICUY)

Las penas son de los otros, los terraplencitos son ajenos

Jue, 14/05/2020 - 10:30pm
Enviado en:
Por Urgente24

Inadmisible que el Estado fofo de los días de Mauricio Macri haya permitido lo que sucede en la Ruta Provincial 45 y Arroyo Carqueja, en el marco de la gestión de Ramón Lanús al frente de la AABE (Agencia de Administración de Bienes del Estado), ya denunciado por otros temas en sede judicial. Pero los sucesos en la Provincia de Entre Ríos ameritan otra denuncia, cuanto antes, contr la gestión anterior. Martín Cosentino y Juan Debandi, presidente y vicepresidente respectivamente de AABE, deberían solicitar ya mismo todos los antecedentes del caso. En definitiva, es una usurpación de propiedad de Ferrocarriles Argentinas que administra la Agencia de Administración de Bienes del Estado, y también se encuentra con jurisdicción en todo lo usurpado la Dirección Provincial de Vialidad. Usurpando todo eso se logró un polder para el establecimiento ganadero, dejando bajo el agua más de 150.000 hectáreas.

¿Quién construyó los terraplenes en Ibicuy?
Contenido

"Amalaya la noche traiga un recuerdo
Que haga menos pesada la soledad
Como sombra en la sombra por esos cerros
El arriero va, el arriero va

Las penas y las vaquitas
Se van por la misma senda
Las penas y las vaquitas
Se van por la misma senda
Las penas son de nosotros
Las vaquitas son ajenas
Las penas son de nosotros
Las vaquitas son ajenas."

Atahualpa Yupanqui,
El Arriero Va.

Increíble que este tema ya acumule más de 4 años y el Estado permita que su propiedad resulte apropiada por terceros con un impacto devastador sobre otros ciudadanos / contribuyentes.

Increíble que el Estado, hacedor de leyes, autorice el avasallamiento de derechos y el incumplimiento de obligaciones establecidas en esas mismas leyes.

Allá, en Ibicuy, no falta quienes preguntan: ¿Cómo explicaría a la AABE lo que está sucediendo el ingeniero Alfredo Gambaro, propiedad de Arroyo Carqueja S.A.?

¿En qué marco de la jurisprudencia podría fundamentarlo?

Es cierto que queda lejos de la Ciudad porteña la intersección de la Ruta Provincial 45 y Arroyo Carqueja pero Ibicuy (Entre Rios) también es la Argentina, y se encuentra apenas a 150 km de la CABA, de la oficina de Martín Cosentino y Juan Debandi, presidente y vicepresidente respectivamente de la AABE.

Todas las organizaciones científicas ambientalistas, incluyendo la UNSM (Universidad Nacional San Martín, que el ministro Martín Katopodis conoce muy bien) y la Fundacion Humedales ya ha advertido acerca de la gravedad ambiental que está sucediendo y prevalece la impunidad. 

También el INTA Delta, pero lo cierto es que desde 2015 hay una inundación entre parcial y total por esas obras ilegales, y el Estado mira, cómplice de la violación a sus propias normas.

El Humedal Delta del Paraná comprende 1.400.000 hectáreas en la provincia de Entre Ríos. El humedal es atravesado por el agua que abastece a más de 18 millones de personas desde Rosario hacia Ciudad de Buenos Aires, pasando por todo el litoral fluvial bonaerense (Baradero, Zarate, Campana, Escobar, Tigre, San Isidro, Olivos, Quilmes, La Plata hasta la desembocadura del Río de la Plata en el Océano Atlántico).

Image
Terraplenes en Ibicuy
Terraplenes en Ibicuy.

Por este motivo, el tema no es baladí. No son apenas las Cataratas del Iguazú sedientas sino el agua que consume la gente en la mayor concentración demográfica de la Argentina.

De pronto, algo más de 4 años atrás, apareció una mega explotación ganadera que decidió evitar las inundaciones en su predio, cerrando el paso de todos los arroyos que pasan por la zona e inutilizando los puentes de la ruta provincial N°45 y del Ferrocarril por los que pasaba el agua de esos arroyos en su salida hacia el río Uruguay. 

Ahí aparece el Ferrocarril y la AABE: se utiliza su patrimonio en forma inconsulta y con perjuicio a terceros. 

Aguas arriba quedan las cuencas de los arroyos Carqueja, Baltasar, Cuartillo y otros menores, e inclusive parcialmente la del Río Gualeguay, que no tienen otra salida que inundar. 

Parte de las obras, fueron realizados en terrenos que son de propiedad de Ferrocarriles Argentinos y de la Dirección Provincial de Vialidad.

------------------

Los ministros del Gabinete Social recorrieron Villa Paranacito

------------------

En definitiva, es una usurpación de propiedad de Ferrocarriles Argentinas que administra la Agencia de Administración de Bienes del Estado, y también se encuentra con jurisdicción en todo lo usurpado la Dirección Provincial de Vialidad.

Usurpando todo eso se logró un polder para el establecimiento ganadero, dejando bajo el agua más de 150.000 hectáreas.

Durante el macrismo, con el entonces ministro del Interior, Rogelio Frigerio, como enlace de Nación con la Provincia de Entre Ríos, se intentó cambiar el perfil productivo de la región -ganadería, forestación, turismo rural y producciones familiares- por la soja y otros cultivos intensivos que requieren el uso de herbicidas e insecticidas, cuyos residuos derivan directamente al agua de uso humano.

Pero nada debería hacerse si el precio es usurpar, incumplir, destruir y poner en riesgos activos estratégicos para la sociedad.

La Mesa de Enlace provincial -que tanto conoce el senadora Alfredo De Ángeli- aseguró una parte del silencio ante la situación, en defensa de un productor privilegiado.

El entonces ministro y luego secretario de Estado, Luis Miguel Etchevehere, aseguró otra parte del silencio.

A nadie le importó que la consecuencia fuesen problemas económicos y sociales agravados en la zona y la quiebra llevó al éxodo de los jóvenes a los grandes conglomerados de villas en la CABA, Rosario y demás ciudades vecinas.

Por si faltaba algo, De Ángeli fue clave para impedir el tratamiento de la Ley de Humedales que impulsaba Fernando Solanas. 

Es hora de escuchar a la AABE.