ANÁLISIS China > gas > Vaca Muerta

ALTA DEMANDA

Gas a China: El gran negocio que se pierde la Argentina

China necesita gas y Argentina podría ser un gran proveedor, pero la falta de obras en Vaca Muerta y el puerto de Bahía Blanca le hacen perder un gran negocio.

Hay una escasez mundial de energía y por ende, la demanda disparó los precios generando grandes oportunidades para algunos países. Antes de la pandemia y en el marco de la guerra comercial con USA, China recortó la importación de gas natural licuado desde ese país, pero con la reactivación de su industria y la necesidad de reducir las emisiones de carbono, el gigante asiático tuvo que volver a comprar a los Estados Unidos.

Mientras en Argentina el gobierno de Alberto Fernández celebra la multimillonaria inversión de una empresa australiana para la producción de hidrógeno verde, pierde la gran oportunidad de un negocio a corto plazo con la venta de gas a China. Pero la falta de obras en Vaca Muerta y el puerto de Bahía Blanca impiden aprovechar el envión de la demanda mundial y la suba de los precios internacionales.

La escasez de energía, la más grave de China en muchos años, ha obligado al gobierno a reducir las horas de funcionamiento en las fábricas y cortar la energía en algunas ciudades”, destacó TWSJ.

vaca muerta.jpg
Vaca Muerta, la gran oportunidad argentina para venderle gas a China.

Vaca Muerta, la gran oportunidad argentina para venderle gas a China.

A pesar del suministro norteamericano, Argentina todavía tiene posibilidad de vender gas a China, ya que sus necesidades son crecientes, por la demanda de su industria y por la necesidad de reducir el uso del carbón.

Es más, TWSJ advierte que “las empresas de energía más grandes de China han buscado asegurar suministros a más largo plazo, lo que las hace menos vulnerables a las variaciones de precios en el mercado al contado”.

“Los nuevos acuerdos de suministro y la fuerte demanda de gas ayudan a respaldar el caso de inversión de construir nuevas terminales de GNL multimillonarias a lo largo de la costa del Golfo hoy, aunque a las empresas les preocupa que la reciente volatilidad de los precios pueda terminar perjudicando la demanda a largo plazo”, agrega el diario estadounidense.

¿Y Vaca Muerta?

El gobierno de Alberto Fernández quiere expandir la red de gasoductos ante el crecimiento de la producción de gas natural en Vaca Muerta, o al menos así lo había prometido.

“Podemos convertirnos en un exportador de energía. Tenemos los recursos porque Vaca Muerta es la segunda reserva de gas del mundo, un combustible clave en el marco de la transición energética”, dijo el Presidente en la última apertura de sesiones ordinarias del Congreso.

La producción de gas avanza actualmente gracias a subsidios del gobierno nacional, entre ellos el Plan Gas 2020-2024, el cual fija un precio por barril más allá de las variaciones internacionales, recuerda el portal DialogoChino.

El secretario de Energía, Darío Martínez, planteó que sin el apoyo al sector, este año la producción de gas hubiera caído un 8% y las importaciones se hubiesen incrementado en US$1150 millones.

En 2019, el gobierno del ex presidente Mauricio Macri comenzó el procedimiento para licitar la construcción de un nuevo gasoducto que conecte Vaca Muerta con los centros de consumo, pero la crisis económica frenó todo y el gobierno de Fernández anuló el llamado, demorando más las obras que necesita Vaca Muerta.

En su lugar, Fernández priorizó el gasoducto Centro-Oeste junto a la construcción de un nuevo tramo entre La Mora (en Mendoza) y Tío Pujio (en Córdoba).

Pero cambiaron los planes y se retomó la propuesta de 2019 del nuevo gasoducto.

“El nuevo gasoducto abriría la posibilidad de sustituir importaciones e incluso de exportación mediante contratos con Brasil, que enfrenta un escenario energético delicado y necesita robustecer su sistema eléctrico que se basa mayormente en la energía hidroeléctrica”, explicó Víctor Bronstein, director del Centro de Estudios de Energía, Política y Sociedad.

El portal DialogoChino, recuerda que la ampliación del sistema incrementa el abastecimiento de gas hacia el polo petroquímico de Bahía Blanca y ofrece una alternativa ante la reducción de las exportaciones de gas natural desde Bolivia a Argentina: en 2020 envió 14 millones de m3/d, y en 2021 se estima no más de 12 millones.

Dudas sobre las obras

Para las obras que necesita Vaca Muerta aún hace falta casi la mitad del dinero y sin el financiamiento completo, la licitación no se abre, dicen desde el Gobierno nacional.

El proceso debería comenzar en 2022.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario