CONFIDENCIAL

CONSUMO 2020

$100.000 millones para evitar estallido social pero la clase media tiene el poder

Mientras el gobierno acelera el paquete de asistencia social que implica unos $100.000 millones por temor a un estallido social, se abrió el debate sobre el verdadero poder económico y electoral que tiene la clase media en Argentina.

"La que define las elecciones en la Argentina es la clase media", suelen resumir los equipos políticos que asesoran a los candidatos.

Esa frase resuena permanentemente en los pasillos de la Casa Rosada mientras el Ejecutivo Nacional enfoca todas sus medidas hacia las clases populares que se encuentran en una situación muy compleja en términos económicos, alimenticios y sanitarios.

Economistas calculan que entre bono a jubilados, pensionados y AUH, y la tarjeta alimentaria que empezó a distribuirse en Concordia, Entre Ríos, el Estado Nacional está destinando alrededor de $100.000 millones para reactivar el consumo interno.

Mientras, la clase media recibe aumentos de los impuestos y un importante freno de las libertades económicas que implican cepo y desdoblamiento cambiario.

Entonces, hay serias dudas sobre un impulso al consumo interno sólo con las clases populares.

El verdadero poder de traccionar la economía lo tiene, sin dudas, los sectores que pudieron soportar una reducción del 20% de su poder adquisitivo durante los últimos 4 años de Mauricio Macri al frente de la Casa Rosada.

Es cierto que la situación en los sectores bajos es muy complicada pero también es cierto que la clase media, incluso votante del Frente de Todos, percibe cierta demora para anunciar el bono a los asalariados.

Recordemos también que la polémica sobre el paquete de emergencia económica sin ajuste en la clase política fue impulsada desde sectores medios que vienen haciendo un enorme esfuerzo por sostener un Estado monstruoso sin una contrapartida mínima en Salud, Educación y Seguridad.

"Esto complica al gobierno nacional para el desafío legislativo 2021 porque quienes esperan una señal hoy se sienten postergados. Es cierto que Fernández lleva sólo 15 días de gobierno pero desde lo discursivo y las medidas sólo le habla al votante GBA. Eso debiera ser corregido en lo inmediato y seguramente será así", resumen a Urgente24 desde un sector del Frente de Todos.

Ese fue el peor pecado de Mauricio Macri: olvidarse de la clase media mientras lanzaba moratoria AUH. Así terminó.

Tal vez, la baja de los índices inflacionarios y la vuelta al crédito sean clave pero eso no aparece muy claro en el discurso oficial.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario