ACTUALIDAD Universidad > Mendoza > alumnos

ALERTA ROJA

Universidad en crisis: solo 4 de cada 10 comprende textos

Según un preocupante informe de la Universidad Nacional de Cuyo, sólo cuatro de cada diez alumnos universitarios mendocinos entienden lo que leen.

Este miércoles 3/8 los mendocinos despertaron con preocupantes noticias, al enterarse que solo 4 de cada 10 alumnos que estudian en la Universidad entienden lo que leen y que 6 de cada 10 tienen los mismos problemas pero además deben repasar varias veces el texto para comprenderlo.

El informe lo reveló la Secretaría Académica de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) que realizó la encuesta a estudiantes de la casa de estudios. Sin embargo, estos alarmantes resultados no sorprenden si se consideran los de las Pruebas Aprender del 2021 donde los alumnos de sexto grado de nivel primario también habían mostrado serias dificultades en la comprensión lectora. Es decir que el defectuoso nivel educativo en los niveles primarios y secundarios se replica claramente en el universitario.

Los exámenes de los chicos exhibieron un deterioro significativo en la comprensión de textos, 25 puntos porcentuales más que en la última prueba del 2018. Los chicos llegan casi con un pie a la secundaria con severos problemas para comprender un texto ,y a la universidad perdidos.

Las falencias con las que llegan al nivel superior impactan en su desempeño académico, atraso y abandono. Además, durante los dos años de pandemia las escuelas permanecieron prácticamente cerradas, producto de la ineficiente cuarentena eterna del gobierno.

La respuesta del gobierno frente al COVID-19 fue prácticamente nula y eso se advierte en los números y en los problemas edilicios en las escuelas. El descuido y la inoperancia de la actual gestión con el sistema educativo del país es de una magnitud increíble.

image.png
La Universidad Nacional de Cuyo sufre un profundo deterioro educativo.

La Universidad Nacional de Cuyo sufre un profundo deterioro educativo.

La mayoría de los universitarios encuestados en el estudio de la UNcuyo tenía menos de 25 años. Un 67% eran mujeres y 32,5% varones. En la encuesta se abordaron consultas sobre el rendimiento académico, los hábitos de estudio, la integración a la vida universitaria, las expectativas y percepciones de los estudiantes y los talleres estudiantiles, para complementar el análisis.

El 33% señaló que tiene dificultades para distinguir entre ideas principales y secundarias; el mismo porcentaje que admitió que tienen dificultades para comprender las consignas de los exámenes. El 58% dijo que le cuesta expresar por escrito lo que ha estudiado y el 52% manifestó que tiene inconvenientes al responder de forma oral. Respecto a la comprensión lectora, sólo el 40% de los estudiantes logra que resulte correcta, mientras que un 30% indicó que debe leer varias veces para entender.

Además, ante la consulta acerca de los períodos de concentración durante el proceso de enseñanza, el 59% respondió que solo logran concentrarse por períodos breves de tiempo; y los pésimos números siguen…

Ante la preocupante situación que lleva mucho tiempo, trabajo e inversión revertir, la provincia de Mendoza impulsa el Censo de Fluidez Lectora que forma parte de la política de alfabetización que ya lleva cinco años en la provincia cuyana. Los supuestos avances conseguidos han alentado a otras provincias, como la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a realizar el mismo programa.

El déficit educativo no solo lo padece Mendoza, sino la mayoría de las provincias del país, pero a los mandatarios de cada uno de ellas parece no importarles. Se podría vincular el déficit universitario mendocino con las actitudes erróneas e indolentes de las autoridades educativas, de Santa Fe. Hace unas semanas, la Ministra de Educación de esa provincia, Adriana Cantero, anunció que los alumnos del secundario no repetirán más el año, a partir del 2023.

Llamaron a esta medida “avance continuo”, una decisión absurda que prioriza solo la tasa de graduación sin considerar el proceso ni la calidad del aprendizaje, que en definitiva es lo más relevante para el alumno. Esto claramente se ve manifestado en el estudio de Mendoza. La triste realidad muestra que el hecho de que un alumno se haya egresado de la primaria y secundario no significa que esté listo para encarar los estudios universitarios.

Más contenido de Urgente24

Sin quorum, Paraguay ofrece "perritas" y "burras"

Claves para cuidar el celular por dentro y por fuera

A la espera de Massa: Subió el dólar blue y más ventas del BCRA

Massa ya es ministro de Economía: Expectativa por los anuncios

CNN en declive: Por culpa del bajo rating caen las ganancias

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario