Leído

¿NACIONAL O PLURINACIONAL?

En el "Woodstock feminista" no hay paz por el nombre

Vie, 11/10/2019 - 11:31am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Esta especie de "Woodstock feminista" no es nueva. La idea surgió en 1985, cuando un grupo de mujeres participó de la década de la Mujer en Kenia. Un año después organizaron el primer Encuentro Nacional de Mujeres en la Argentina y desde entonces la convocatoria no dejó de crecer. Fue en la Ciudad de Buenos Aires, con 1.000 participantes. El último, el año pasado, en Trelew sumó 65.000, y para este año se esperan unas 200.000 en La Plata, donde se había celebrado ya en 2001. Por entonces, no existía el debate que reina hoy por el mismísimo nombre del encuentro: ¿es nacional o plurinacional?

Este año se debatirá en La Plata el cambio de nombre del Encuentro Nacional de Mujeres.
Contenido


"Cada año, al encontrarnos intercambiamos nuestras vidas, nuestras experiencias y convertimos problemas que parecen individuales en algo de todas. Eso nos ayuda a encontrar caminos para resolver nuestros sufrimientos. En el encuentro también expresamos nuestras luchas, la que damos en la fábrica, la casa, el barrio, el campo, la escuela, la facultad, la ciudad, etc.", dicen las organizadoras.

El movimiento de mujeres en la Argentina ganó la calle a partir de los numerosos femicidios en todo el país. Chiara Páez fue asesinada a los 14 años por la familia de su novio, del que estaba embarazada, y en las redes un llamado, el Ni Una Menos, generó que mujeres de todas las edades salieran en 2015 para frenar la violencia machista.

En los últimos 4 años, hubo en la Argentina 1139 femicidios. Y llegó a haber uno cada 20 horas.

Los 8 de marzo, en el Día Internacional de la Mujer, las marchas alcanzan un alto nivel de masividad en las principales ciudades argentinas.

La lucha por el aborto legal seguro y gratuito fue también un tema que cohesionó grupos de distintas extracciones políticas. Las exposiciones de expertas y activistas en el Congreso, antes de la aprobación por parte de la cámara de Diputados de un Proyecto de Ley, fueron un ejemplo de civismo. La noche de la votación, cientos de miles de pañuelos verdes coparon las calles porteñas. A la vigilia del éxito la siguió una manifestación no menos masiva el día del rechazo por parte del Senado.

El paro de mujeres cuando la adolescente marplatense Lucía Pérez fue violada y asesinada fue otro hito entre los muchos del movimiento, que es considerado de avanzada y referente en todo el mundo.

Asimismo, el "Mirá cómo nos ponemos" en boca de Actrices Argentinas, versión local del 'Mee Too', apuntó al abuso de poder y sexual.

Todo ello dio más fuerza a este encuentro que no es para nada nuevo. En efecto, los antecede. 

La idea surgió en 1985, cuando un grupo de mujeres participó de la década de la Mujer en Kenia. Un año después organizaron el primer Encuentro Nacional de Mujeres en la Argentina en la Ciudad de Buenos Aires, con 1.000 participantes. Un número que no paró de crecer.

El último, el año pasado, fue en Trelew y sumó 65.000. Para este año se esperan unas 200.000 en La Plata, donde ya fue celebrado en 2001.

Entre las características del encuentro se presenta la horizontalidad: esto es, no hay una mujer que sabe y otra que escucha, una que habla desde un banquito, con megáfono o con títulos y otra que solo tiene que escuchar conocimientos de las otras. Todas las mujeres son iguales y tienen el mismo derecho a la palabra. 

Algunos definen este evento único en el mundo como "un woodstock feminista", una marcha de dos días, un pogo de rock y cumbia en donde se salta, se baila y se acampa contra el machismo.

Solo pueden ir mujeres, lesbianas y trans lo que permite espacios de confianza para hablar de los dolores y deseos personales desde que de eso no se hablaba y daba mucho pudor contarlo frente a varones.

En los ochenta los talleres fueron de identidad; violencia doméstica; salud; participación; educación; iglesia; feminismo; dinero; tercera edad; deuda externa; estereotipos sexuales; medios audiovisuales; industria; jardines maternales; familia tradicional y nuevos modelos de familia y la ley. Pero los tiempos cambiaron. En ese momento no existía, ni siquiera, la ley de divorcio. Ahora se reclama la aprobación del aborto legal, seguro y gratuito.

También es autónomo, de esa manera, se supone que ningún gobierno puede manipular los contenidos o las deliberaciones de los Encuentros de Mujeres a los que concurren integrantes de diferentes partidos, pero que no pueden intervenir o disciplinar en las decisiones. 

El nombre

Este año, por caso, en su edición número 34°, se debatirá el cambio de nombre, un reclamo que ya se planteó tanto las ediciones de Chaco en 2017, y Trelew.

Desde la campaña #SomosPlurinacional -que agrupa diversas organizaciones y sectores-, se busca romper con la categoría "mujer" para abrir a otras identidades, las llamadas comúnmente "disidencias". La opción que se abre paso y gana fuerza para los encuentros del futuro es "Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Bisexuales, Travestis, Trans y No Binaries".

Según Yanina Pelli, quien integra la comisión organizadora del encuentro, "lo que se definió es que no lo vamos a decidir desde la comisión ni en la apertura, sino con las mujeres participantes. La propuesta es que pueda discutirse en los talleres durante los tres días".

Paula Bonomi, parte de la campaña y también de la comisión organizadora, dijo que "Chaco y Trelew se manifestaron plurinacionales, fuimos a la reuniones con ese mandato y nos encontramos con una fuerte resistencia y con la proliferación de discursos conservadores, racistas y transodiantes. Por eso pusimos en pie esta campaña para visibilizar particularmente lo que estaba pasando dentro de la Comisión Organizadora y porque parte de las victorias que hemos conseguido tienen que ver con visibilizar la existencia de múltiples naciones, con las posibilidades de encontrarnos con compañeres que hablan otra lengua, que tienen otras costumbres y que sobreviven a este sistema del horror. Como así también debemos fortalecer la alianza de las lesbianas, travestis, trans y no binaries con lo plurinacional".

Los talleres 

Pero habrá en total 87 talleres y 10 conversatorios en las aulas de la universidad.

Está disponible una aplicación gratuita (en Google Play Store) -que puede usarse sin Internet- con toda la información: ubicaciones, temas, horarios y mapas e indicaciones de transporte. Se llama 34ENMLAPLATA.

Entre los más de 100 talleres y conversatorios del Encuentro, se destacan: Mujer y SIDA; Mujer y cárcel; Mujer y trata: Mujer y Trabajo; Feminización de la pobreza; Mujer y salud Mental; Mujer y Migraciones; Mujer y derechos humanos; Mujer y medios de comunicación; Mujer y monogamia; Mujer y Fútbol; Lenguaje inclusivo; Mujer, cuerpos gestantes, anticoncepción y aborto; Violencias ante identidades lésbicas, Cuerpos menstruantes.

Habrá también eventos culturales de acceso libre y gratuito. El Encuentro se va a cerrar con una marcha que empezará desde el lugar donde fue vista por última vez Johana Ramallo, una víctima de trata, y terminará en el Estadio Único, con una peña.

Imagen toma de Instagram.