POLÍTICA Misiones > empleo público > salarios

MARTÍN GOERLING

Lo de Misiones es más grave de lo que parece: "Se generó un combo difícil de resolver"

Se cumplió una semana de las protestas en Misiones y no se avizora una solución al conflicto. Martín Goerling, senador nacional, describió la situación a U24.

La provincia de Misiones se convirtió en tema de agenda nacional luego de que se manifestaran docentes y policías en reclamo de mejoras salariales urgentes. Como todavía no han sido escuchados, este viernes 24/05 se cumplió una semana de la máxima tensión que hay entre los trabajadores y el gobierno provincial, y quienes conocen a profundidad el tema creen que la situación será difícil de resolver en el corto plazo.

La realidad es que los reclamos por mejoras en los salarios vienen desde hace un tiempo; pero el conflicto tomó notoriedad nacional cuando se sumaron los policías de Misiones, quienes incluso amenazaron con "incendiar la provincia" en medio de la desesperación que los invade tras sentirse "ignorados" por la administración de Hugo Passalacqua.

En diálogo con Urgente24, el senador nacional por Misiones, Martín Goerling (PRO), admitió que la situación es "grave" y que las protestas que se reflejan en los medios de comunicación y las redes son solo la punta del iceberg sobre lo que realmente ocurre en esa provincia.

"Está complicado el tema", lamentó. Y confirmó que estos reclamos se vienen registrando, por lo menos, "desde hace prácticamente un mes", siendo los docentes quienes iniciaron el pedido de una mesa de diálogo para lograr una recomposición salarial.

Misiones, el empleo público y los salarios

Para entender lo que ocurre en la provincia de Misiones es importante traer a colación un informe realizado por la Fundación Mediterránea publicado en el 2023. Ese trabajo concluyó lo siguiente:

"En Misiones, el empleo público provincial y municipal aumentó 93% desde 2011, contra un aumento de solo el 12% del empleo privado formal".

Esta situación es -sin dudas- una realidad que ahora se transformó en un problema, ya que ahora, con un Gobierno nacional que "no negocia el déficit cero" y en consecuencia aplicó recortes que impactaron directamente a las provincias, ahora sus gobernantes tienen inconvenientes en torno a la administración de los recursos.

"Este problema en Misiones se da porque es una provincia con salarios públicos muy bajos, que producto de la inflación quedaron muy desfasados y a nadie le alcanza para vivir; entonces es un reclamo muy genuino de todos los sectores y es un reclamo que viene de abajo hacia arriba y que ahora el gobierno -provincial- no puede encontrarle la salida a este conflicto", describió el senador nacional.

En ese sentido, Goerling explicó a este medio que el conflicto en Misiones "agrupa una conjunción de varias cosas", y que además de la "gran masa pública", se le suma la "vieja costumbre" de que resolvían los problemas con dinero que enviaba Nación.

"La realidad es que todos los gobiernos provinciales estaban acostumbrados a recibir partidas discrecionales, estaba el FONID y mucha de la inversión pública la hacía Nación", admitió. Aunque aclaró que Misiones "siempre fue una provincia más o menos equilibrada en términos fiscales" y que su problema inicial es que tiene "una gran masa salarial con sueldos muy bajos; entonces, claramente no pudo ir corriendo el valor de los salarios a la suba de la inflación".

Con ese panorama y siendo consciente de la postura del Gobierno nacional, el senador consideró que la provincia de Misiones "va a tener que reestructurar los gastos en otras cuestiones que no sean esenciales. Yo creo que no solo Misiones, sino varias provincias, no quisieron ver o creer que iba a haber un Gobierno nacional que no le iba a enviar más dinero y que el déficit cero no se negociaba y que se arreglen por su cuenta".

"Creo que eso es algo que debe entender, no solo Misiones sino otras provincias también, que van a tener que reestructurar su gasto y hacerlo más eficiente, ponerlo donde hay que ponerlo, en salud, seguridad y educación y por ahí relegar otros gastos o inversiones para otro momento", agregó.

El "Estado presente" en Misiones

Para ejemplificar lo que ocurre en la provincia, el senador nacional explicó que el gobierno de Misiones tiene 15 ministerios, siendo el más insólito "el ministerio de Cambio Climático", detalló, y a eso le agregó que además existen "muchas secretarías, direcciones, subdirecciones, muchos entes descentralizados e infinidad de instituciones que generan gastos".

"Yo creo que eso hay que empezar a mirar un poquito con el presupuesto que hay y cuáles son los esenciales y lo prioritario", consideró.

En esa misma línea, reflexionó: "Si vos estirás tu masa pública y empleo público pero le pagás poco a todos, llega un momento en que ahora no alcanza el dinero y sucede esto que sucede".

Empleados endeudados

Otra realidad grave que tienen que enfrentar los misioneros, sobre todo los empleados públicos, que incluye a esos docentes y esos policías que ganan salarios pobres de 250 mil pesos por mes, se le suma las múltiples deudas que cargan los asalariados en sus espaldas.

"Al problema de los bajos salarios por los que están reclamando, y reitero, es un reclamo genuino, se le suma que todos los empleados públicos vienen con un problema de endeudamiento muy fuerte, con las tarjetas de crédito y con los bancos, porque la plata no estaba alcanzado y recurren a eso; entonces los sueldos que reciben vienen con esas deducciones de deudas, por lo que en bolsillo reciben mucho menos de lo que deberían cobrar en realidad", explicó el senador nacional.

"La realidad es que se generó un combo difícil de resolver", lamentó Goerling.

Para el legislador nacional, el problema radica en "una política de muchos años muy populista, que consiste en 'el Estado te da, el Estado te cuida, el estado todo', pero a costa de impuestos, claro", ironizó.

En esa línea, explicó que a la falta de transferencias discrecionales, se le suma la poca recaudación que está teniendo el gobierno provincial. "Por la situación económica actual está complicado para todos, entonces cayeron las ventas y cayó también la recaudación", sentenció.

"Si no entendemos que el Estado no genera riqueza y que el que genera riqueza es el privado, el que emprende, y que con los impuestos que ellos pagan el Estado los administra para tener una mejor educación, seguridad y salud; si no se entiende eso en Misiones, y te diría a nivel país, esto va al colapso seguro", consideró.

Por último, aclaró que si bien él considera que la única salida "es el diálogo", dijo que "debe haber mucha humildad de las dos partes", pero sobre todo del gobierno provincial, que, según el legislador, su máxima autoridad -el gobernador- no salió a dar la cara "ni a la prensa ni a reunirse con los manifestantes".

"Yo creo que la única salida es dialogando y sentando a las dos partes... Me parece que acá hay que tomar el toro por las astas y sentarse y negociar en serio y buscar un punto de acuerdo... Hay que buscar una salida y no es otra forma que sea a través del diálogo", afirmó. Al tiempo que admitió que hay riesgo de que este reclamo se replique en toda la provincia y en todos los sectores públicos.

"Si esto no se resuelve pronto está el riesgo de que esto escale en toda la provincia, porque también todos tienen un límite de paciencia, así que hay un riesgo de que esto pase. Hay que llamar a la cordura y el diálogo", cerró.