POLÍTICA FMI > Alberto Fernández > oposición

ALBERTO FERNÁNDEZ

FMI: Ventajas de un acuerdo que no selló la oposición

Finalmente, Alberto Fernández anunció que el Gobierno llegó a un acuerdo con el FMI, lo que podría alterar planes para 2023... si la oposición se lo permite.

Tras una intensa semana y meses de negociaciones, el presidente Alberto Fernández anunció que "el Gobierno de la Argentina ha llegado a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI)" para poder pagar la deuda por 44 mil millones de dólares que tomó el gobierno del expresidente, Mauricio Macri.

El mandatario aseguró que "en comparación con otros anteriores que la Argentina firmó -y es bueno recordarlo- este acuerdo no contempla restricciones que posterguen nuestro desarrollo. No restringe, no limita ni condiciona, los derechos de nuestros jubilados que recuperamos en el año 2020. No nos obliga a una reforma laboral. Promueve nuestra inversión en obra pública. No nos impone llegar a un déficit cero. No impacta en los servicios públicos, no relega nuestro gasto social y respeta nuestros planes de inversión en ciencia y tecnología".

"Además, vamos a poder acceder a nuevos financiamientos, precisamente, porque este acuerdo existe. Este entendimiento prevé sostener la recuperación económica ya iniciada", agregó.

"Sufríamos un problema y ahora tenemos una solución", dijo Alberto Fernández desde la Quinta de Olivos. "Sin acuerdo, no teníamos un horizonte de futuro. Con este acuerdo, podemos ordenar el presente y construir un futuro". Entre las características del entendimiento con el FMI, enumeró que el mismo "prevé que no habrá caída del gasto real y sí un aumento en la inversión de obra pública del Gobierno Nacional", e hizo hincapié en que "tampoco dispone saltos devaluatorios".

alberto fernandez.jpg
"Sufríamos un problema y ahora tenemos una solución", dijo Alberto Fernández desde la Quinta de Olivos al anunciar que "el Gobierno de la Argentina ha llegado a un acuerdo con el FMI".

"Sufríamos un problema y ahora tenemos una solución", dijo Alberto Fernández desde la Quinta de Olivos al anunciar que "el Gobierno de la Argentina ha llegado a un acuerdo con el FMI".

El Gobierno, después de idas y vueltas, finalmente decidió realizar el pago del primer vencimiento del año ante el organismo, equivalente a unos 731 millones de dólares de intereses, luego de haberlo puesto en duda El Gobierno, después de idas y vueltas, finalmente decidió realizar el pago del primer vencimiento del año ante el organismo, equivalente a unos 731 millones de dólares de intereses, luego de haberlo puesto en duda

Poco antes, el analista político Fabricio Moschettoni analizaba: "hay una serie de temores, la principal es acordar o no con el Fondo Monetario Internacional, algo tan importante. Dentro del oficialismo no hay una sola voz, el presidente Alberto Fernández, el ministro de Economía Martín Guzmán el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa aparecen como los que más quieren acordar, pero después otros sectores identificados con la vicepresidenta Cristina Kirchner no quieren acordar".

"Yo creo que estamos viendo los síntomas de lo que sería un no acuerdo con el Fondo, y el viernes hubo señales muy preocupantes con un dólar blue que se escapó mucho. El dólar real, el blue, está en ese valor con una diferencia enorme con el oficial al que para mantenerlo el BCRA está inyectando demasiados volúmenes", dijo.

Luego sostuvo: "en algún momento el dólar oficial se tiene que soltar, y lo que va a pasar que terminará más cerca de lo que hoy está el blue".

"La situación así no puede seguir. El BCRA está prácticamente sin reservas, y hacia marzo el país tiene que pagar alrededor de cuatro mil millones al FMI, y las reservas utilizables no lo van a soportar", agregó.

"Un no acuerdo va a traer muchas repercusiones. Las empresas argentinas que cotizan en Wall Street lo van a sentir. Además tenemos otro problema como que el mundo está con inflación, y el mundo será proteccionista, eso es malo para nosotros", dijo.

Claro está que el gobierno se vio prácticamente obligado a un acuerdo con el FMI, para evitar un default que termine por liquidar incluso al Frente de Todos. Por eso, era inevitable y por eso, el gobierno solo puede salir bien parado de esta decisión.

Las negociaciones permitían, al menos, hasta anoche al Gobierno emitir gestos de entusiasmo y, sobre todo, de alivio.

Hoy lo calificaron de "la solución". Solución frente a un panorama que viene complicado y solución frente a las expectativas para 2023.

Pero no fue fácil, por eso la decisión se anunció sobre la hora, a punto de producirse el primer vencimiento de deuda del año.

"No tenía sentido pagar esta cuota sin tener alguna certeza de la posibilidad de un acuerdo conveniente", se justificó uno de los integrantes de la mesa chica del Presidente.

Mientras tanto, en el sector financiero empezaba a ganar posiciones el optimismo. Y en la oposición y entre los economistas no oficialistas, ya los trascendidos de un acercamiento y eventual acuerdo se evaluaban con algún escepticismo.

La solución no es completa, en efecto, hay otros riesgos (no menores) en puerta como que la principal fuente de provisión de divisas de la economía argentina emite por estos días luces de alerta.

Los ingresos del complejo agroexportador se reducirían este año, respecto del año pasado, en 4000 millones de dólares, como mínimo, por cuestiones meteorológicas, según cálculos del economista Gabriel Delgado de la consultora Equilibra, que comparten otros especialistas y que se condicen con las previsiones de los rindes de la cosecha de los principales granos exportables. Y la disminución podría ser de más de 10.000 millones si no hubiera un cambio de las condiciones climáticas.

La necesidad de acordar era, además, imperiosa antes del viaje que el martes próximo emprenderá Alberto Fernández a Rusia y China, que pese a la fuerte rivalidad que ambos mantienen con los Estados Unidos, todos ellos coinciden en que un default es inaceptable y que no hay recetas ni soluciones mágicas.

Así las cosas, no parecía muy viable la búsqueda de acuerdos comerciales e inversiones de parte de esos países sin algún avance en las negociaciones por la deuda con el FMI, ellos también son socios del Fondo, especialmente los chinos.

Ahora... ¿si el Gobierno, además de acordar con el FMI, cierra inversiones en Rusia y China, podría el albertismo reconfigurar la relación de fuerzas dentro del oficialismo?

El difícil apoyo de la oposición

Por lo pronto, el acuerdo inevitable con el FMI es apenas un primer paso, que necesita además como lo remarcó el propio Martín Guzmán el "apoyo de la oposición", la misma que lo dejó sin presupuesto.

https://twitter.com/Martin_M_Guzman/status/1471905311560667140
https://twitter.com/Martin_M_Guzman/status/1471905319496257539

Nada fácil siendo que, si bien todos los espacios políticos coinciden en la necesidad del acuerdo, pero también hay reparos por parte de la oposición.

"Confiamos que la oposición actuará con responsabilidad y patriotismo", sostuvo Sergio Massa, titular de la Cámara de Diputados.

Desde el arco opositor señalaron la importancia de un consenso y de un plan económico que genere un esce

nario de previsibilidad.

"No podemos seguir viviendo en eterna incertidumbre. Necesitamos conocer el esquema económico que se está planteando para los próximos años. Hace falta un esquema racional que no puede ser solo el de un gobierno ni el de un partido: debe convocarnos realmente a todos", remarcó el diputado Facundo Manes, tras afirmar que "el acuerdo con el FMI es esencial para que la Argentina vuelva a acceder al mercado de capitales y comience un proceso de ordenamiento de las cuentas públicas del Estado".

https://twitter.com/alfredocornejo/status/1487058356267323393
https://twitter.com/jorgemacri/status/1487060219687542787
https://twitter.com/GerardoMorales/status/1487057896663887877
https://twitter.com/myriambregman/status/1487053147277303808
https://twitter.com/chipicastillo/status/1487057615343521798

Guiño de Alberto Fernández

"Es tiempo de unirnos en las soluciones y no dividirnos en los problemas", manifestó Alberto Fernández para remarcar la importancia de que la oposición acompañe en el Congreso el acuerdo alcanzado con el FMI.

"Elevaré al Congreso de la Nación para su consideración este acuerdo; necesitamos que lo apoyen y apelo al compromiso nacional", subrayó el jefe de Estado.

"Sin el acuerdo las posibilidades económicas y de financiación que el país necesita estarían limitadas", expresó en ese sentido.

"Tenemos un acuerdo razonable que nos va a permitir crecer y cumplir con nuestras obligaciones", sostuvo, y agregó: "La historia juzgará quien hizo qué; quién creó el problema y quién lo resolvió".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario