ACTUALIDAD pollo > empleo > inflación

ALERTA ROJA

La planta de pollo incendiada afectará empleo e inflación

Los daños en el 80% del frigorífico Soychú comprometen la oferta de pollo en la cesta alimenticia, el 90% del empleo en Gualeguay y la inflación de diciembre.

Afectar la oferta nacional de pollo, procesar en sus instalaciones el 30% la producción nacional, liderar la provisión avícola en la provincia mesopotámica, dar empleo directo o indirecto al 90% de la población de Gualeguay e incidir en la ya recalentada inflación nacional, fueron algunos de los cuantiosos daños que dejó como saldo el incendio desatado el viernes pasado en el frigorífico Soychú, de la provincia de Entre Ríos.

Captura Soychu.JPG
La planta de faena del frigorífico Soychú quedó casi destruida y la producción de pollos tuvo que ser derivada a colegas en Entre Ríos y Buenos Aires. Captura video El Día de Gualeguaychú.

La planta de faena del frigorífico Soychú quedó casi destruida y la producción de pollos tuvo que ser derivada a colegas en Entre Ríos y Buenos Aires. Captura video El Día de Gualeguaychú.

De ahí que el presidente Alberto Fernández, junto a parte del gabinete nacional, con el jefe de ministros, Juan Manzur, y al titular de Banco Nación, Eduardo Hecker, recibieran este martes en la Casa Rosada a una comitiva oficial de la provincia, encabezada por el gobernador Gustavo Bordet, ministros y directivos de la firma siniestrada.

Desde que los bomberos lograron controlar el fuego que destruyó todo el sector destinado a la faena, la planta tuvo que dejar de funcionar, justo en una época del año en que la capacidad de los frigoríficos está al máximo, con cuatro turnos diarios, y derivar a plantas colegas se torna casi imposible.

Salió del paso sábado y lunes, ya que el frigorífico de Salto (provincia de Buenos Aires) aceptó hacerse cargo, y la faena de sus 240 mil pollos diarios pudo ser distribuida esta semana entre ocho plantas más pequeñas, ubicadas en las provincias de Entre Ríos y Buenos Aires, de modo que pudieron ser puestos a resguardo los 1.200 empleos de la planta, que era la preocupación central que llevó Bordet al gobierno nacional.

El rápido reacomodamiento mitigó en gran parte la pérdida de volumen de producción generada por las instalaciones siniestradas, aunque no así la angustia de los que residen en la ciudad por la interrupción del trabajo y las dudas que se abren hacia el futuro.

La incertidumbre había cundido entre 580 granjas de cría de pollos, de las cuales 300 se encuentran en Entre Ríos y 200 en Buenos Aires, que proveen al frigorífico avícola.

Luego de la reunión en Casa de Gobierno, el titular de Soychú, Franco Santángelo, declaró estar muy satisfecho por la celeridad con que actuaron las autoridades para brindar altenativas de financiación e impositivas, a fin de capear la crisis.

Los 350 empleados que se encontraban en la planta al momento de desatarse el incendio se distribuyen “entre planta de incubación, planta de alimento, de faena (destruida por el fuego), granja y transporte”, explicó el empresario.

Volver a empezar

"Hay que reconvertir, comprar muchas maquinarias nuevas”, comentó y reconoció: “Es espectacular haber estado hoy después de tres días ya poniéndonos a organizar el apoyo financiero y la reconstrucción. Nosotros ya estamos en plena limpieza y desarme y armado de las partes de la planta”, acotó.

En total, Soychú cuenta con 2.000 empleados en la provincia de Entre Ríos y Buenos Aires, y otros 400 en la zona de San Luis y La Rioja, además de 1.500 indirectos que trabajan para la firma, como proveedores y fleteros.

Con 58 años de historia, faena un promedio de 24.000 aves por hora y exporta a 40 países.

Su alta participación en la producción nacional torna indispensable dar continuidad a la entrega de carne de ave, que ha venido creciendo proporcionalmente en la ingesta anual de proteínas per cápita en Argentina. Había sido en 2020 de 50,2 kg de carne bovina; 45,9 kg carne de ave; y 15,6 kg de carne porcina, según el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.

Y este año el pollo emparejó a la vaca, ante el aumento en el precio que reflejaron las carnicerías por la mejora exportadora, a China sobre todo, que hizo que el gobierno impusiera un cepo para frenar su avance dada la incidencia que tiene en el costo de la canasta alimenticia.

Se estaba proyectando que las exportaciones argentinas de carne de pollo para 2022 aumenten en 20% a 180.000 TM.

Durante los últimos tres años, promediaron 65% de cortes de pollo, 35% de aves enteras y menos de 1 % de productos preparados.

Los principales mercados de Argentina para la primera mitad de 2021 fueron China, Sudáfrica, Chile y Rusia.

Las dificultades que puede generar la merma de entregas al mercado de Soychú en estos días de reacomodamiento eran lo único que le faltaba al cierre del año del índice de precios, que con la ley de envases ya estiman en el sector que generará un punto adicional de inflación.

De modo que si sube el pollo, en diciembre, por efecto Soychú, el IPC podría dejar atrás el 4%.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario