ACTUALIDAD Facundo Manes > Juntos por el Cambio > UCR

INTERNAS

¿Es Facundo Manes la oveja negra de Juntos por el Cambio?

Juntos por el Cambio atraviesa un momento de extrema tensión. Las diferencias entre sus integrantes son cada vez más evidentes y Facundo Manes es una muestra.

Facundo Manes es mala palabra para algunos seguidores de Juntos por el Cambio e incluso -aunque no públicamente- para parte de sus miembros. Si bien el neurocientífico fue pieza clave en las últimas elecciones para ganar terreno en la provincia de Buenos Aires, no es un diputado al que la coalición le tenga extrema confianza.

Las molestias por la presencia de Facundo Manes en Juntos por el Cambio vienen desde hace tiempo. Recordemos que cuando apenas era precandidato a diputado nacional, el líder de "Dar el Paso" abrió el paraguas y sin importarle su compromiso con JxC prefirió despegarse de Mauricio Macri, uno de los líderes indiscutidos de ese espacio -aunque a muchos les pese-.

Fue en octubre del 2021 y en diálogo con la radio Urbana Play, donde Manes empezó a tirar señales de que no comulga para nada con las ideas del PRO. "No pertenecí al gobierno de Macri ni al de Vidal, me hago cargo de la coalición donde estoy ahora, pero hay que discutir el futuro, porque todos fallaron acá", declaró el neurocientífico en ese momento y generó rispideces en la oposición.

Además -también en plena campaña-, Facundo Manes denunció la desigualdad que había respecto con Diego Santilli, y en declaraciones a la radio Futurock denunció: "Hubo una campaña de desprestigio fenomenal en mi contra y sospecho que viene de aquellos que me pidieron que juegue con ellos", dijo el radical, que criticó también a Horacio Rodríguez Larreta y alertó: "No queremos que el domingo el búnker esté teñido de un solo color; no queremos que esté teñido de amarillo".

De todos modos, desde el PRO prefirieron evitar los cruces y prácticamente, en ninguno de los casos, contestaron a las provocaciones de Facundo Manes. La campaña siguió su curso y Juntos por el Cambio logró su objetivo. Desde entonces, Manes ocupa una de las 257 bancas de la Cámara de Diputados, supuestamente, para representar las ideas de la coalición que integra. No obstante, el neurocientífico siempre fue claro respecto a su postura y la bandera que iba a defender: "Mi ideología es clara: revolución educativa, científica y tecnológica. Argentina tiene una matriz productiva que no va a poder darle bienestar a su población aunque venga (Wiston) Churchill, (Barack) Obama o quién sea".

Facundo Manes ¿la oveja negra?

"Es como la oveja negra, yo no le tengo confianza", dice un diputado en OFF a Urgente24, mientras que otro apeló a la chicana "y... y es radical", dijo entre risas.

Aunque hasta hace poco Facundo Manes no era noticia, en las últimas horas quedó en el centro de la escena por negarse a firmar el pedido de juicio político contra el presidente Alberto Fernández.

Recordemos que Juntos por el Cambio solicitó, a través de un proyecto que ingresó al Congreso, el pedido de juicio político a Alberto Fernández, solicitud que se dio luego de que el Presidente hiciera una odiosa y polémica comparación entre el fallecido Alberto Nisman y el fiscal Alberto Nisman.

Ese proyecto fue firmado en principio por Mario Negri, Cristian Ritondo, Juan Manuel López, Ricardo López Murphy, Margarita Stolbizer, Rodrigo de Loredo, Paula Omodeo, Claudio Poggi y Carlos Zapata, pero luego adhirieron más de 100 diputados. Sin embargo, Facundo Manes se negó a hacerlo.

“Seamos claros: un pedido de juicio político es una medida para remover al Presidente. Es una medida extrema para el funcionamiento institucional del sistema democrático que no se puede banalizar”, dijo Manes en sus redes sociales para explicar el por qué no firmó ese proyecto.

Su posición ante este tema generó la indignación y furia de muchos integrantes de Juntos por el Cambio, mayormente del PRO, pero también de los propios de la UCR, ya que algunos desde el radicalismo consideran que "el contexto político actual y los constantes errores del Gobierno no dan lugar a medias tintas", alegan.

Aunque la mayoría prefirió quedarse callado y opinar puertas para adentro o "en off" sobre la decisión de Facundo Manes, quien salió con los pelos de punta fue Patricia Bullrich: “Es una irresponsabilidad institucional, se tiene que hacer cargo”, dijo la líder del PRO en diálogo con LN+.

Tampoco se quedó callado Mauricio Macri, que en su visita a Córdoba fue consultado por la actitud del neurocientífico y respondió:

"Lo de Manes la verdad que es una más. Es otra más de Manes...", dijo el expresidente entre suspiros.

"Estas actitudes individualistas no suman para nada, para absolutamente nada. Es parte de creer que todo pasa por una autorreferencia y no por un trabajo en equipo", criticó el expresidente.

Fuera del PRO también hubo reproches públicos para Facundo Manes, y llegaron de la mano de la Coalición Cívica.

En ese sentido, el diputado nacional por Catamarca, Rubén Manzi, tomó partido sobre lo ocurrido y opinó: “No podemos jugar de neutrales en una situación tan grave, no es una banalización”.

“No se banaliza la cuestión del pedido de juicio político. Manes entró en una contradicción muy grave porque él dice que hay que oponerse a las mafias y luego dice que es un exceso el pedido de juicio político. Ahora ¿nos oponemos a las mafias? sí, pero no le pidamos juicio político si pensamos que detrás de esto hubo una actitud cuasi mafiosa. Hay una contracción en sí misma”, añadió el legislador en diálogo con Diputados TV.

Y reflexionó: No quiero dramatizar, pero cuando Manes puso su posición me acordé de esa frase de la Divina Comedia que dice que uno de los lugares del infierno está reservado para aquellos que en momentos de profunda crisis optan por ser neutrales porque en épocas de profundas crisis no cabe la neutralidad. Uno se puede equivocar, parte del pueblo argentino que cree que CFK es inocente o la otra parte que cree que es culpable, la equivocación existe en el hombre y la política, pero no podemos jugar de neutrales en una situación tan grave porque estamos hablando de uno de los delitos que la Constitución impone como de los más graves”.

Por último, el rechazo al neurocientífico se puede leer también en el mundo de las redes sociales, en donde la militancia 2.0 lo tilda, entre otros adjetivos calificativos, de "traidor, panqueque, egocéntrico y/o kirchnerista".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario