ARGENTINA Martín Llaryora > Córdoba > elecciones

CBA CAPITAL

Martín Llaryora ya está en modo campaña contra la oposición

Martín Llaryora comenzó la campaña de cara a las elecciones de noviembre, donde será jefe en el armado de Córdoba capital. Hubo cruces con la oposición.

CÓRDOBA. Martín Llaryora, intendente de la ciudad de Córdoba, parece haber dado inicio a la campaña de cara a las próximas elecciones legislativas y comenzó la confrontación pública con la oposición. El funcionario, fuertemente ligado a Hacemos por Córdoba y posible sucesor de Juan Schiaretti, es el encargado de llevar adelante la estrategia del espacio en la Capital.

Para Martín Llaryora, el resto de los partidos que compiten con el schiarettismo son listas porteñas adaptadas a las realidades de Córdoba para las elecciones. Así, hizo referencia al armado de listas que representan a Córdoba en las elecciones, desde Buenos Aires y resaltó la ironía de ese hecho.

https://twitter.com/MartinLlaryora/status/1412526883875528704

“Todos los otros todavía están esperando las instrucciones de Capital Federal, tienen que ir a Buenos Aires a que les armen las listas, a que allá los pongan en las listas de Córdoba”, dijo Martín Llaryora a La Voz. De esta forma, el intendente de Córdoba tomó la postura de manual de su partido para las elecciones: enarbolar la “autonomía cordobesa” que tanto rédito le ha dado y le sigue dando al partido fundado por Schiaretti y José Manuel De La Sota.

Además de esa “chicana” sin destinatario explícito, Martín Llaryora aclaró cuáles son las relaciones de Hacemos por Córdoba con el resto de los espacios con los cuales deberá competir en las próximas elecciones. “Nosotros tenemos que sostener claramente las relaciones institucionales. Lo hicimos durante la gestión de Mauricio Macri y lo hacemos con el Gobierno de Alberto Fernández. Ahora, nosotros tenemos que defender los intereses de los cordobeses y para eso necesitamos que los vecinos nos acompañen”, remarcó.

Juan Schiaretti y su vice (con licencia) Martín Llaryora
Martín Llaryora es el pupilo de Schiaretti en Córdoba, y su posible sucesor.

Martín Llaryora es el pupilo de Schiaretti en Córdoba, y su posible sucesor.

“Las otras listas están esperando las decisiones del puerto. La única lista que se decide en Córdoba es la nuestra, porque es la que defiende los intereses de Córdoba”, agregó Martín Llaryora, en una frase que bien podría ser reubicada en tiempos post coloniales. Así, dejó en claro que el discurso de la autonomía de la gestión será la piedra fundamental de la campaña para las elecciones.

Además, elevó nuevamente un reclamo respecto al transporte, claramente dirigido al Gobierno nacional. “Hasta cuándo Argentina va a seguir teniendo dos sistemas de transporte diferentes: uno privilegiado, para los usuarios más ricos del país y subsidiado por todos nosotros, y otro transporte en crisis para el interior. El transporte del interior ya estaba en crisis por la falta de subsidios y sobre eso llegó la crisis que supone la pandemia y la caída de usuarios”, dijo al respecto.

El transporte en Córdoba pasa por un momento apremiante fruto del desbalance subsidiario que existe con el Gran Buenos Aires, donde se busca mantener un precio de boleto irrisorio de $23 pesos, contra $43 en Córdoba, donde debería estar alrededor de $175 pesos para un correcto funcionamiento. “Hoy no tenemos paro porque anticipamos subsidios para el pago de los sueldos. Pero estamos en un problema gravísimo, no sólo Córdoba sino todo el interior del país. El precio del transporte actual ya no es el más caro de la Argentina como fue siempre, y no volverá a ser el más caro del país, se mantendrá en un precio intermedio. Los vecinos también deben saber que el municipio va a seguir subsidiando el transporte, porque la tarifa por contrato es de $175 pesos y sería imposible de pagar”, remarcó Martín Llaryora.

Respecto a su gestión en particular, y sobre la que se basaran los candidatos capitalinos que vayan a acompañar a la diputada Alejandra Vigo y a la legisladora local Natalia De La Sota en la lista para las elecciones, Martín Llaryora aseguró que la gran conquista de los últimos tiempos fue la descentralización municipal. Esta obra implica que muchos de los trámites que hoy se realizaban de manera presencial en las distintas sedes del municipio cordobés, serán trasladadas a un portal digital, mejorando la eficiencia de cientos de trámites.

Este proyecto implicó una fuerte negociación con el Sindicato Único de Obreros y Empleados Municipales (Suoem) que aún no está cerrada. La llegada de la descentralización implica un recorte en la cantidad de trabajo, y por ende un recorte de los recursos humanos demandados por el municipio.

Si bien esta batalla parecía imposible, hoy está cada vez más cerca de volverse realidad, gracias a la relación que Martín Llaryora tendió con los dirigentes gremiales. En otras épocas, la ciudad habría parecido zona de guerra en caso de querer llevar adelante este tipo de cambios.

https://twitter.com/MartinLlaryora/status/1412526816078745603

Justamente, en eso hizo y hará hincapié Martín Llaryora para impulsar la lista de Hacemos por Córdoba en las elecciones. “Córdoba no para de mejorar a nivel de su ecosistema emprendedor tecnológico, gracias al desarrollo de ese sector y también gracias al acompañamiento del municipio. Tomamos la riendas, el control de la información del municipio. Todo, la base tributaria, el catastro, todo está en la nube. También los recursos humanos”, sumó Martín Llaryora.

Respuesta opositora.

Ante la salida a la ofensiva de Martín Llaryora, la oposición local dio respuestas a los dichos del intendente sobre el armado de listas “en el puerto” para las elecciones. “Parece que Llaryora tiene una ciudad impecable, tanto así que le sobra tiempo para convertirse en comentarista político. Que se dedique a gestionar y resolver los cientos de problemas que tiene la ciudad. Va para dos años de gobierno y lo único que ha hecho es pintar los cordones cuneta y un par de paredes”, dijo Orlando Arduh, concejal de la UCR.

“Si le gusta comentar, que cuente el intendente a los vecinos los diversos funcionarios vinculados a La Cámpora que tiene trabajando en distintas áreas de la Municipalidad. Ese núcleo duro del kirchnerismo que siempre atacó a los cordobeses. Son aliados en el Congreso y lo son acá, en Capital, quiere disimular lo indisimulable”, agregó Arduh. Desde el mismo espacio, Rodrigo De Loredo también le contestó a Llaryora, en representación de Juntos por el Cambio, espacio que busca representar en las elecciones.

“Escucharlo a Llaryora decir que las listas las arman dirigentes de otro distrito requiere, cuanto menos, una autocrítica de su parte. Su candidatura surge por voluntad del gobernador, desde una necesidad ajena a la ciudad de Córdoba y es propuesto como candidato sin ser oriundo de la ciudad y sin tener la aspiración de ser intendente”, dijo el concejal que aspira a ocupar boleta en las elecciones. “Es preocupante que, en vez de informar, dar cuenta de la cantidad exacta de servidores urbanos que tiene el municipio y su costo, el intendente prefiera chicanear planteando dudas sobre qué hacían con los servidores urbanos la gestión pasada”, agregó.

De esta forma, la campaña de Martín Llaryora parece haber tenido su comienzo informal de campaña para las elecciones. Discusiones mediáticas como estas serán una constante para lo que viene, a pesar de que la estrategia de Hacemos por Córdoba sea centrarse en la gestión propia.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario