ACTUALIDAD Alberto Fernández > Gabinete > Frente de Todos

CRISIS EN EL FDT

Alberto Fernández es Lennon, pero la duda es el largo plazo

El presidente Alberto Fernández busca firmar la paz con su Vice con un gabinete de "equilibrio". Pero no está claro si alcanzará para evitar la ruptura. 

La novedades se conocerían hoy, viernes. Alberto Fernández reconfiguraría su gabinete para darle un equilibrio que permita mantener la unidad del Frente de Todos, cuyo deterioro se aceleró en las últimas horas tras la derrota en las PASO hace apenas 5 días.

No están confirmados los nombres aún, pero los cambios incluirían salidas y entradas que representen a las facciones que entraron en un enfrentamiento vertiginoso el jueves: la del Presidente y la de su Vice, Cristina Fernández.

Al cierre de esta nota, se insinúa que el Presidente ofrecería la cabeza de su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, como símbolo de paz. De su lado, el kirchnerismo aceptaría la salida del ministro del Interior, Eduardo 'Wado' de Pedro.

Los cambios no terminarían ahí. Se barajan nombres. Daniel Scioli, Julián Domínguez. Agustín Rossi. Gustavo Béliz.

Fernández no quiere soltar a su sombra Juan Pablo Biondi. Pero la denuncias de CFK en contra del vocero presidencial lo convirtieron en una condición innegociable para bajar la tensión.

El Presidente avisa por todos lados de su vocación acuerdista. Cristina dijo en su carta que no será como Julio Cobos. Pero su comportamiento, primero motorizando las renuncias masivas y luego su virulenta carta en la que por poco no lo llama "okupa", al decir de Fernanda Vallejos, dejan más interrogantes que certezas.

¿Será un gabinete de "equilibrio" una solución de largo plazo? La unidad del Frente de Todos parece a esta hora ficticia y cualquier modificación de emergencia tiene aroma a parches con poca vida útil.

Más impugnaciones de la Vicepresidente -altisonantes y prepotentes- podrían aparecer en cualquier momento y sobre cualquier tema.

Hay quienes plantean que la única salida para el Presidente -si quiere preservarse pensando en los 2 años de mandato que le quedan- es romper con la Vicepresidente e intentar una reconstrucción de su autoridad, apoyado en el PJ, los gobernadores, los intendentes y, por qué no, una fracción de la oposición.

Por ahora, Fernández -como Lennon- le da una oportunidad a la paz. Cristina, por su lado, no suele desenojarse fácil.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario