PESE A TWEETS DE TRUMP

Mucho escepticismo en Washington y Seúl sobre que Kim vaya a entregar sus armas

No todo lo que brilla es oro. El anuncio del líder norcoreano de suspender sus próximas pruebas misilísticas nucleares e intercontinentales y cerrar su central de pruebas nucleares fue recibido con esperanza por algunos pero con desconfianza por muchos. El asunto es importante porque hay quienes creen que, un fracaso en alcanzar un acuerdo nuclear en las próximas negociaciones que encararán Pyongyang con Washington y Seúl, podrían derivar en un aumento en las chances de una guerra. Mientras tanto, China está instalando una nueva base en el mar del Sur de China, que podría encender alarmas en USA.

El viernes 27/4 tendrá lugar el encuentro entre el líder norcoreano Kim Jong-un y su contraparte del Sur, Moon Jae-in. De cara a la cumbre, Corea del Sur anunció el lunes 23/4 que suspende la transmisión de propaganda anti-Corea del Norte a través de altavoces a lo largo de la frontera entre los 2 países, en un nuevo gesto que busca acercar posiciones en la quebrantada península. La decisión busca "reducir la tensión militar entre las dos Coreas y crear un ambiente para conversaciones pacíficas" ante el encuentro de los líderes, explicó el minsterio de Defensa surcoreano, según Sputnik News. Las 2 Coreas protagonizan desde hace 5 décadas una llamdada "guerra de los altavoces", mediante la emisión transfronteriza de propaganda a lo largo de la frontera. Sputnik News apunta que Corea del Sur podría suspender también, de cara a la cumbre, la edición anual de key Resolve, el ejercicio militar conjunto con USA que comenzó el 23/4 po la mañana y está previsto que dure 2 semanas.

El mundo estará prestando cercana atención a la reunión, en especial a lo que en ella se hable sobre la desnuclearización. De cómo se desarrolle el debate en torno a este tema podrá anticiparse lo que podría suceder en el encuentro que el líder nocoreano tiene pautado con el Presidente estadounidense, Donald Trump, para mayo o junio. Quienes son más optimistas, explica Hyung-Jin Kim del diario The Washington Post, esperan que ambos encuentros den como fruto un gran acuerdo nuclear. El anuncio del Norte, el pasado fin de semana, de suspender sus próximas pruebas misilísticas nucleares e intercontinenteales y cerrar su central de pruebas nucleares, elevó las esperanzas de algunos en Washington y Seúl de que pudiera haber un avance en ese sentido. Pero no todo lo que brilla es oro.

Un dato clave que arroja desconfianza, es que el comunicado del Norte no mencionó intenciones de resignar sus armas nucleares o detener la poducción de misiles. Según Euronews, el anuncio del régimen norcoreano de suspender sus ensayos atómicos y misilísticos así como el cierre de su centro de pruebas nucleares fue recibido con mucha desconfianza pero también con cierta esperanza en los surcoreanos de a pie.

El asunto es importante porque hay quienes temen que el fracaso en alcanzar un acuerdo nuclear podría revivir la posibilidad de una guerra. Es que aunque Corea del Norte ha expresado su voluntad de diálogo con USA sobre la desnuclearización de la península, hay un escepticismo galopenate sobre que Kim vaya a entregar sus armas nucleares, que son el centro de su mando autoritario, explica el Post, una "espada poderosa y atesorada" -como la llamó la agencia estatal norcoreana de noticias, KCNA- que sirve para neutralizar las amenazas de USA.

Kim sugirió durante un viaje a Beijing en marzo que prefiere un desarme paso a paso a cambio de concesiones correspondientes. Una posibilidad, apunta el potal Quartz, es que Pyongyang insistirá en "estapas numerosas y prolongadas para la reducción de sus capacidades nucleares -aún si, en última isntancia mantiene su 'atesorada espada'-. Sobre el centro de pruebas nucleares que Corea del Norte dijo que desmantelaría, las razones para eso podrían ser más prácticas que otra cosa -tras haber llevado a cabo 6 pruebas nucleares a lo largo de los años, podría haberse vuelto demasiado inestable para ser usada", escribió Steve Mollman de Quartz.

Eso, según los críticos, permitiría al Norte continuar con su programa armamentístico de manera encubierta mientras al mismo tiempo obtiene la ayuda necesitada. El Norte demanda el retiro de 28.500 tropas estadunidenses de Corea del Sur a cambio de entregar sus armas nucleares, ya que, según argumenta, la presencia militar y los ejercicios militares conjuntos anuales entre USA y el Sur son un ensayo de invasión. Pero el Presidente estadounidense no ofrecerá a Corea del Norte un alivio significativo en las saciones hasa que Pyongyang haya desmantelado su programa nuclear sustancialmente, reportó The Wall Street Jornal en base a testimonios de oficiales de la administración. USA ha dicho que quiere la desnuclearización "completa, verificable e irreversible" del país.

El domingo, Trump twitteó que Corea del Norte había acordado a la "desnuclearización" antes de su potencial encuentro con Kim Jong-un, pero expertos en el tema y senadores estadounidenses -algunos de ellos, republicanos- expresaron su escepticismo al respecto. Incluso, según publicó el Post, la propia Casa Blanca tomó en privado con escepticismo el anuncio de Jong-un de congelar las pruebas con armas nucleares. Aunque Trump llamó a la movida de Pynogyang un "progreso" y una "buena noticia", explica el Post, detrás de escena sus asesores advitieron que el dictador norocreano podría estar tendiendo una trampa y prometiendo no ceder de su posicion de cara al encuentro. Destacaron que el anuncio era notable por lo que había dejado afuera: la promesa directa de trabajar en pos del desarme nuclear.

Mientras tanto, China está instalando una nueva base en el mar del Sur de China para desplegar buques de investigación y submarinos tripulaodos y no tripulados, lo que podría encender alarmas en USA, explica HispanTV, país que ve como una amenaza la capacidad bélica del gigante asiático. La base estaría localizada en Sanya, una ciudad en el borde sur de la isla china de Hainan, según reportó el Asia Times el viernes. El People's Daily, medio estatal chino, había reportado el jueves que el país estaba trabajando en completar un nuevo centro de investigación en Sanya para la exploración marítima y recolección de datos para 2019.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario