JOSÉ SERRA

Odebrecht: Renunció el canciller de Brasil por "problemas de salud"

"Según los médicos, el tiempo para un restablecimiento adecuado es de al menos cuatro meses", añade en la misiva. José Serra, quien tomó posesión del cargo el 12/05/2016, y en 2002 y 2010 se disputó la Presidencia del país con Luis Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, renunció a su cargo de ministro de Relaciones Exteriores por supuestos motivos de salud aunque ya se había sometido a una cirugía de cervicales en diciembre. Desde que asumió en mayo 2016, Temer ha perdido a 7 figuras de su administración, 6 ministros y 1 asesor cercano, por desavenencias internas y acusaciones de corrupción. La de Serra es la 8va. baja.

José Serra ha dimitido como ministro de Relaciones Exteriores de Brasil. El político, del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB), ha explicado en una carta al presidente Michel Temer que sus problemas de salud, "conocidos" por el mandatario, le impiden mantener sus constantes viajes internacionales y el trabajo del día a día.

Serra, que cumplirá 71 años en marzo y que fue sometido en diciembre a una cirugía en la columna, no detalló estado de salud en el documento. Ha asegurado, sin embargo, que su recuperación tardará al menos cuatro meses. Y ha prometido volver a su puesto en el Senado Federal. Marcos Galvão, secretario-general del Ministerio de Relaciones Exteriores, asume interinamente el puesto.

Según el diario Folha de S. Paulo, la campaña electoral de Serra en 2010 recibió 23 millones de reales de la constructora Odebrecht que no fueron declarados. El periódico mencionó la colaboración con la Justicia de 2 ejecutivos de la constructora. Sus testimonios ya fueron formalizados por los tribunales, pero siguen bajo secreto de sumario.

Por tanto, además de sus problemas de salud, Serra debe superar – como casi toda la clase política brasileña – el desenlace de Lava Jato para volver a soñar con la presidencia de la República. Una vez superados esos dos obstáculos, deberá aún disputar con el gobernador de São Paulo, Geraldo Alckmin, y el senador Aécio Neves – también amenazado por Lava Jato – la indicación del PSDB.

 

Después de 9 meses en el cargo, el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, José Serra, renunció anoche debido a "problemas de salud", según una carta que el político envió al Presidente Michel Temer y que fue difundida por medios locales.

Serra (74), quien en diciembre fue sometido a una cirugía en la columna vertebral en el Hospital Sirio Libanés de Sao Paulo, estado del que fue gobernador desde 2007 a 2010, argumentó que sus problemas de salud le "impiden mantener el ritmo de los viajes internacionales inherentes a la función de canciller".

"Esto, sin mencionar las dificultades para el trabajo del día a día", dijo el economista, que fue ministro de Salud del socialdemócrata Fernando Henrique Cardoso (1995-2002). Según los médicos, el tiempo para el restablecimiento adecuado es de por lo menos cuatro meses.

El ministro renunciado dijo que seguirá como senador, cargo desde el que "trabajará para la aprobación de proyectos que visen por la recuperación de la economía, el desarrollo social y la consolidación democrática de Brasil".

Serra, del centroderechista Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), oriundo de Sao Paulo, fue candidato a la Presidencia en 2002 y 2010 y se especulaba sobre una posible postulación para las comicios de 2018, pero sus problemas de salud podrían apartarlo de la carrera.

Según Folha de Sao Paulo, la dimisión de Serra tomó por sorpresa a Temer, quien le habría pedido a su canciller que no dejara el cargo y solo pidiera una licencia.

Sin embargo, el político -siempre según el diario paulista- habría mostrado los exámenes al Mandatario y habría argumentado que se debía dedicar "integralmente" al tratamiento durante los próximos meses.

Desde que asumió en mayo 2016, Temer ha perdido a 7 figuras de su administración, 6 ministros y 1 asesor cercano, por desavenencias internas y acusaciones de corrupción. La de Serra es la 8va. baja.

Además, el Senado confirmó al ministro de Justicia, Alexandre de Moraes, como nuevo integrante del máximo tribunal judicial del país, el Supremo Tribunal Federal, con lo que Temer deberá buscar otro titular para esa cartera. Pero está claro que Moraes será la voz, los ojos y los oidos de Temer dentro del Supremo Tribunal Federal donde podría llegar a tener algún problema por el caso Odebrecht.

Temer tiene, además, el reto de relanzar la economía de un país que vive su peor recesión en un siglo y de dejar atrás los escándalos de corrupción que vive el país.

Serra asumió como canciller del Ejecutivo de Temer el 12/05/2016, después de que la entonces Mandataria, Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), fuera destituida de su cargo por unas irregularidades en las cuentas públicas. Rousseff fue apartada del cargo definitivamente en agosto pasado, luego de un juicio político.

El senador asumió el mayor escalón de la diplomacia brasileña dispuesto a dar un giro de timón de 180° a la política de ese país, luego de 13 años de gobierno del PT, que tejió lazos estrechos con el "bloque bolivariano".

En su gestión como canciller, Serra tuvo fuertes pronunciamientos contra el gobierno de Nicolás Maduro -fue uno de los impulsores de la suspensión de Venezuela del Mercosur-, y se acercó al Presidente de Argentina, Mauricio Macri.

Una de las últimas encomiendas de Serra era tender puentes con el Presidente estadounidense, Donald Trump, ante las fuertes críticas del magnate a México, la otra gran potencia latinoamericana, señaló AFP.

Cuando tomó el mando de la Cancillería, Serra entregó un "decálogo de directrices" de la política exterior brasileña, que estaría guiada en esa nueva etapa por los "intereses del Estado" y no por cuestiones ideológicas o las preferencias de "un partido" político.

En ese discurso inaugural en Itamaraty, la sede de la cancillería, Serra dijo que Brasil buscaba "construir puentes con la Alianza del Pacífico", bloque con el que Chile, Colombia, México y Perú apuestan por el comercio con Asia.

Medios locales apuntan que el principal candidato para reemplazar a Serra es el líder del gobierno en el Senado, Aloysio Nunes Ferreira, del PSDB.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario