FESTEJO CON HERME J.

'Guillo' en muy curioso aniversario

El 25/11/1799, por iniciativa de Manuel Belgrano, inició sus cursos la 1ra. Escuela de Ciencias Matemáticas y Náuticas del Real Consulado. Hubo un tiempo en que el Río de la Plata era precursor, pionero, líder. La espantosa mediocridad todavía no había ganado la batalla. El triunfo de la levedad sucedió más tarde.

217 años despues de aquel día cuando Manuel Belgrano inició la Escuela de Ciencias Matemáticas y Náuticas del Real Consulado, se celebró una vez más el Día de la Marina Mercante, sin mucho para festejar dado que hasta Bolivia tiene una flota mercante mas importante que la de la Argentina.

Es muy interesante que la Argentina se manifieste reivindicando sus derechos insulares en el Atlántico Sur cuando no sólo renunció a cualquier actividad marítima propia sino que carece de proyección hasta fluvial...

Mientras los actos oficiales organizados por la Armada Argentina (que perderá el manejo de la formación de marinos mercantes a partir de 2017) incluyeron el tradicional y protocolar acto en el convento de Santo Domingo, donde descansan los restos de Belgrano, el siempre sonriente ministro del área, Guillermo Dietrich, prefirió participar de un acto paralelo organizado en el Yacht Club porteño por el controvertido dirigente gremial y empresario Herme Juárez, en ocasión de presentar éste 2 remolcadores y 1 draga de su propiedad para la hidrovía.

De acuerdo a crónicas que aún se recuerdan, Herme fue sindicado por Mauricio Macri como “el otro al que quiero preso”, una vez que Omar Suárez estuviera tras las rejas, por obra del juez Rodolfo Canicoba Corral y mérito de la diputada nacional Gladys González, mujer del diputado provincial Manuel Mosca, ex vinculado a Juan Rinaldi, abogado laboralista que atendía a Suárez.

Desde 1969, Herme Juárez es el presidente de la Cooperativa de Trabajos Portuarios de Puerto San Martín, en Santa Fe, que se creó en 1961.

Juárez es conocido como "el hombre que paró 10 días las ventas de soja del país".

Se le achaca a Juarez tener el control absoluto de la zona portuaria del Gran Rosario, monopolizar la carga y descarga de buques, obligar a los cargadores a contratar los servicios de su propia empresa de emergencias médicas y ahora luce 2 remolcadores de su propiedad para repetir un perfil de negocios que llevaron al ex secretario general del SOMU a caer bajo la lapicera de Canicoba Corral, quien aprovechó para controlar la obra social del gremio.

No obstante, un distendido Dietrich, al hacer uso de la palabra como invitado de honor en la ceremonia del veterano dirigente portuario, se deshizo en elogios porque, según él dijo, son gremialistas que crean fuentes de Trabajo (¿no era que lo que hacía Suárez estaba mal… ?)

Llamó la atención que “Guillo” subiera al escenario flanqueado por un séquito de señoritas y no por los representantes empresarios y gremiales presentes.

Con un manifiesto rostro de asombro uno de los triunviros de la CGT, Juan Carlos Schmid, de Santa Fe, precisamente, observó con atención. Ante el requerimiento de un hombre de prensa utilizó 2 palabras para describir lo que opinaba: "Estamos perdidos".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario