17/11 DÍA MUNDIAL DEL PREMATURO

Prematurez, un tema clave para reducir riesgos de vida

En todo el mundo nacen al año aproximadamente 15 millones de bebés prematuros −más de 1 por cada 10 nacimientos− en países de ingresos altos, medianos y bajos. La prematurez es considerada a nivel mundial la 1er. causa de muerte en los chicos menores de 5 años. Por este motivo, todos los 17/11 se recuerdan los derechos de los bebés que nacen antes de tiempo.

Los bebés prematuros son aquellos que nacen antes de la semana 37 de gestación cuando lo más normal es que un embarazo dure 40 semanas. El 60% de ellos nace en el África subsahariana y en Asia meridional.

En el Día Mundial del Prematuro se hace hincapié en alguno de los derechos que tienen y así expresar cuales son las necesidades del bebé prematuro y su familia. Para la campaña 2016 se eligió hacer foco en el derecho Nº4 que asegura que “los recién nacidos de parto prematuro tienen derecho a recibir cuidados de enfermería de alta calidad, orientados a proteger su desarrollo y centrados en la familia”.

Aunque un bebé nacido en estas condiciones puede sufrir distintas complicaciones, si es sometido a los cuidados indicados puede desarrollar una vida normal. Es importante recordar en este día los cuidados especiales que deben recibir. Cada año mueren casi 1 millón de bebés prematuros y aquellos que logran superar las dificultades pueden sufrir discapacidades físicas, neurológicas o de aprendizaje durante toda su vida.

“Estos bebés requieren cuidados especiales acordes a su condición de prematuros, potenciada por las complicaciones propias que conlleva el haber nacido antes”, determinó la Lic. Fernanda Retes, directora de la Red de Enfermería por la Prevención.

Además agregó: “es necesario que los enfermeros a cargo de estos niños posean el conocimiento, las habilidades e idoneidad necesarias para realizar sus intervenciones con este grupo en particular, ya que los cuidados que reciban los bebés prematuros determinarán, en gran medida, su futuro desarrollo, ya sea motor, neurológico, cognitivo etc. En algunos casos se trata de niños extremadamente vulnerables y, por ende, requieren de enfermeros altamente calificados”.

La OMS establece que 3/4 de los bebés prematuros podrían sobrevivir si se someten a cuidados eficientes y seguros como pueden ser calor, apoyo para la lactancia y atención básica para las infecciones y las dificultades respiratorias.

Pero respecto a esto se ve una notable diferencia entre los países que pueden enfrentar estas dificultades y quiénes no. En los países de ingresos altos sobreviven casi 9 de cada 10 prematuros mientras que en los países de ingresos bajos sobrevive alrededor de 1 de cada 10.

------------------

La lucha de un bebé prematuro por sobrevivir conmueve al mundo

Spot Día mundial del Bebé Prematuro

La OMS, conmemora hoy el Día Mundial del Niño Prematuro

------------------

Andrea Dolce, Presidenta de la Asociación Argentina de Padres de Niños Prematuros (APAPREM) explicó: “El acompañamiento del personal de enfermería es imprescindible para la familia. Mientras nos adaptamos al lenguaje y aparatología de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN), las enfermeras nos ayudan en el aprendizaje diario del bebé lo que nos permite asimilar mejor la información, nos brinda seguridad y confianza y nos prepara para el alta y garantiza que comprendamos la importancia de los controles incluidos en el Programa de Seguimiento post- hospitalario”.

Para evitar que los bebés prematuros tengan complicaciones y secuelas tienen que estar un tiempo en neonatología donde se les brinda asistencia a los recién nacidos. Sin embargo, una vez recibida el alta, los controles deben continuar. Por eso, el personal de enfermería es de especial importancia ya que es quien lo cuida mientras se encuentra en neonatología y mientras se hacen los controles posteriores. No sólo se ocupan de los bebés, también acompañan a los padres y a la familia.


Desde APAPREM además sostienen que es fundamental el rol de los padres en el cuidado de los bebés prematuros. “Se debe tratar de involucrar a los padres lo antes posible en los cuidados que el bebé necesita, en la medida en que ellos quieran y puedan hacerlo. Esto es importante para fomentar el apego ya que, muchas veces, las hospitalizaciones prolongadas constituyen un obstáculo para el vínculo”, explicó la Lic. Fernanda Retes.

Y también agrega: “La educación a los padres es una intervención que Enfermería debe realizar y priorizar en el caso de los padres de niños prematuros. En general, el temor, la inseguridad y la incertidumbre suelen influir en la forma en que ellos se desenvuelven cuando tienen que estar en contacto con sus niños para brindar algún tipo de cuidado o tenerlo en contacto piel a piel. Además, es importante prepararlos para el cuidado en sus hogares”.

La OMS enumera una lista de los problemas a los que se enfrenta un bebé prematuro entre los que se encuentran:

-Conservar el calor: los prematuros pierden de manera más fácil y rápida el calor corporal. Esto puede desencadenar en una hipotermia −temperatura corporal por debajo de los 35ºC. Por eso necesitan más energía y atención para mantener el calor.

-Respiración: muchos de los bebés prematuros necesitan reanimación al momento de nacer. Puede que los pulmones no hayan terminado de desarrollarse y les falte surfactante, una sustancia que permite que los alveolos pulmonares permanezcan abiertos y expandidos. De esta forma, los prematuros tendrán problemas para respirar. A los que consiguen respirar por sí solos al momento de nacer les puede faltar la suficiente fuerza, agotarse y dejar de respirar, lo que se conoce como apnea.

-Alimentación: los bebés prematuros pueden necesitar ayuda para alimentarse porque la coordinación de su reflejo de succión y deglución no se terminó de desarrollar al momento de nacer.

-Cerebro: son varios los problemas que pueden sufrir como hemorragias cerebrales durante el parto y en los días siguientes. También pueden padecer lesiones cerebrales por la falta de oxígeno. Tanto las hemorragias como la falta de oxígeno en el cerebro pueden generar una parálisis cerebral, problemas de aprendizaje y un retraso en el desarrollo.

-Infecciones: el sistema inmunitario de los bebés prematuros no está desarrollado por completo motivo por el cual tienen más chances de morir si se contagian una infección.

-Ojos: pueden verse perjudicados ya que los vasos sanguíneos de la retina tienen, en algunas ocasiones, un crecimiento anormal. Esto puede desencadenar en deficiencias visuales o ceguera.

El vínculo que se genera entre el bebé, el personal de enfermería y la familia del bebé es muy importante y así lo explica Dolce: “A medida que pasa el tiempo la convivencia con el personal de enfermería promueve el conocimiento de la situación emocional de la familia y una relación donde se comparten las luchas y logros del bebé. Vamos sintiendo el apoyo, un cuidado humano mientras no estamos presentes en la neo que nos ayuda a atenuar la necesidad de control de todo lo que ocurre en nuestra ausencia y mucha gratitud por todo el empeño puesto en enseñarnos a “ser padres” en el mundo de la UCIN, impensable para el comienzo de la vida de nuestro hijos”.

Si bien no se puede determinar con precisión las posibilidades de que ocurra un parto prematuro existen factores que pueden incidir: partos prematuros anteriores, embarazos múltiples, afecciones crónicas como diabetes o hipertensión, embarazo en la adolescencia. Además, las mujeres que fuman, toman alcohol o consumen algún tipo de drogas también están más expuestas a sufrir partos prematuros.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario