RECHAZAN MOCIÓN K

Debate caliente en Diputados por el paro de mujeres

Con 105 votos a favor, 110 en contra y una abstención, y luego de un fuerte debate que incluyó los términos "estúpido, chiquito y mezquino", la Cámara de Diputados rechazó la moción del kirchnerismo para que se suspenda por una hora la sesión y adherir al paro de mujeres contra la violencia de género.

El kirchnerismo buscó este miércoles (19/10) que se suspenda por una hora la sesión en Diputados para adherir al paro de mujeres contra la violencia de género, lo cual generó un intenso debate. Finalmente, la moción, presentada por el presidente del bloque FpV-PJ, Héctor Recalde, fue rechazada.

Recalde formuló una moción de orden para que la Cámara baja pase a un cuarto intermedio de 13.00 a 14.00 horas para adherir a la protesta nacional, pero su planteo fue reprochado por los diputados Mario Negri y Graciela Camaño, quienes le señalaron que en la reunión de Labor Parlamentaria realizada el martes se había acordado continuar la sesión y realizar un minuto de silencio en homenaje a las víctimas de femicidio.

Negri pidió “no corrernos entre nosotros con propuestas que dejen al resto de las bancadas como si estuviéramos en contra de esas medidas”, y le recordó que en Labor Parlamentaria se acordó no hacerlo. “Avivadas no”, reclamó.

El presidente del Cuerpo, Emilio Monzó, le recordó a Recalde que se había acordado hacer un minuto de silencio sobre el tema, aunque de todos modos accedió a votar de manera nominal el pedido del legislador kirchnerista.

“Presidente, esto es kafkiano –intervino Graciela Camaño-. Resulta que nosotros, que somos el Estado, que se supone que le tiene que dar las garantías a las mujeres para que no se sigan muriendo en la calle, vayamos a hacer semejante acto demagógico. Que vengan a decir que nos plegamos a un paro para salir a marchar a la calle… Es inaceptable lo que se acaba de proponer y votamos en contra”.

Retomó la palabra Negri, que antes había sido interrumpido por Monzó, y recordó las propuestas que se habían hecho en Labor Parlamentaria, recordando la propuesta de Myriam Bregman allí de parar una hora. “Mayoritariamente quedó un punto de síntesis que permitiera seguir funcionando en el plenario, y que la Cámara institucionalmente hiciera el minuto de silencio, para que nadie busque ningún tipo de ventaja corta. Y nos parece una enorme pequeñez venir a competir a ver quién arrebata primero para ver si el dolor puede ser capitalizado”, expresó el legislador cordobés, que consideró “absolutamente estúpido, chiquito y mezquino que estemos en esta situación. Por eso vamos a votar en contra”.

Por su parte, según informa Semanario Parlamentario, la diputada kirchnerista María Teresa García reprochó: “me parece que hay que cuidar las palabras: no somos ni mentirosos, ni chicaneros, ni estúpidos, y quiero decir que si vamos a referir con tanto dolor a lo que está pasando fuera del recinto, tiene que haber muchísimo respeto dentro del recinto”. En ese sentido sostuvo que "no hubo ningún acuerdo" para que se realice el minuto de silencio.

Monzó insistió en que lo acordado había sido que seguir la sesión y alterar el orden de participación de los legisladores que quisieran salir a la calle.

Por su parte, el presidente del bloque Justicialista, Oscar Romero, se pronunció para apoyar la moción del Frente para la Victoria y dijo apoyar “un cuarto intermedio”.

Victoria Donda se pronunció también a favor de un cuarto intermedio en nombre de Libres del Sur, lo mismo que hizo Leonardo Grosso en nombre del Peronismo para la Victoria.

María Inés Villar Molina, del MPN, se pronunció en contra de un cuarto intermedio, pues en Labor Parlamentaria se había acordado otra cosa, señaló, preguntándose “qué garantía le daremos a las víctimas si en lugar de estar legislando salimos a marchar”.

Con 105 votos a favor, 110 en contra y una abstención, finalmente la moción fue rechazada.

Tras la votación, en la que la propuesta de cuarto intermedio perdió por seis votos, la diputada kirchnerista Juliana Di Tullio anunció que de todas maneras "las mujeres de la Cámara" realizarían el paro para adherirse al Ni Una Menos.

Este miércoles el oficialismo tendrá una de las pruebas más duras en la Cámara de Diputados, lograr que se consigan las modificaciones al procedimiento electoral y con esto, la implementación del voto electrónico. Se espera una jornada maratónica, llena de discusiones donde también estará presente la ley del arrepentido y la equidad de género que pretende que la representación femenina pase del 30% al 50% (ver nota relacionada).

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario