PUESTA EN VALOR DEL AUTÓDROMO

Hábil, Larreta arregló con Tomada y a Lousteau se le parte el bloque

La Legislatura porteña sancionó, en primera lectura, la ley para revalorizar el Autódromo de Buenos Aires Oscar y Juan Gálvez. El proyecto que impulsa el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, fue bloqueado la semana pasada por el bloque de ECO, que representa a Martín Lousteau y que en esta ocasión votó dividido entre radicales y socialistas. La negativa de la UCR porteña obligó al PRO a acordar con el Frente para la Victoria que preside Carlos Tomada, que ya sufrió 2 fracturas y que ahora presentó un proyecto que plantea algunos cambios a la nueva Policía de la Ciudad. Esta fue la moneda de cambio que comienza a darle forma a una puesta en valor al Autódromo, tarea que desde el mundo "tuerca" reclaman hace tiempo y que esta semana tomó mas fuerza.

El proyecto de Horacio Rodríguez Larreta propone un fideicomiso con privados por 30 años, periodo por el cual tendrían los derechos de uso, goce y explotación del inmueble de dominio público. Es decir que, a cambio de la puesta en valor, podrán edificar locales comerciales y gastronómicos (el proyecto habla de un bar y hasta una whiskería), un hotel, un auditorio, un museo temático, una escuela de pilotos, entre otras instalaciones para recaudar dinero.

También implementarán concesionarias, talleres para "services", venta de accesorios y post-venta. Serán unas 40 hectáreas afectadas a estos fines, mientras que las 140 restantes, será para la puesta en valor y el fomento de la parte deportiva. Esto confirmaría la mejora para las categorías TC2000, Super TC2000 y Top Race, pero la F1 aún tendrá que esperar. Las obras privadas otorgarían 3.000 puestos de trabajo y las nuevas actividades comerciales 10.000.

El PRO no pudo contar con el aval del radicalismo que comprende el interbloque ECO, pero si del socialismo, que lidera Roy Cortina y que evidencia que hay rispideces en el espacio de Martín Lousteau. Para asegurarse la primera lectura del Autódromo, el PRO fue por las 8 bancas del Frente para la Victoria, además de los 3 de Graciela Ocaña (Confianza Pública), Javier Gentilini desde el Frente Renovador y los socialistas Roy Cortina y Hernán Arce. Los peronistas, al igual que la UCR, se abstuvieron.

La Coalición Cívica también mantuvo su postura de no acompañar la iniciativa. "Un fideicomiso a 30 años sería darle un cheque en blanco a las empresas privadas y al Coalición Cívica no le da cheques en blanco a nadie", afirmó Paula Oliveto, quien agregó que "el Autódromo es un bien muy preciado para la ciudad, por eso hay que ser serios a la hora de votar, pero el proyecto no fue suficiente trabajado en comisión".

"Nosotros planteamos que va a pasar con el tema de la deuda generada, los recursos humanos, la ecuación económica. Lo mismo con las exenciones de impuestos, cuanto van a dejar de percibir los porteños o cuanto deberán pagar. También con el tema de la escuela que se quiere construir en el predio. Tampoco hubo un informe de impacto ambiental serio. Además, no está claro cual es el rol de la Corporación del Sur, y los integrantes de su directorio que representan a la oposición. La votación de hoy refleja la integración de ese directorio", agregó Oliveto.

El oficialismo logró acordar la votación luego de que el martes 04/10, instituciones referentes del automovilismo, manifestaran su apoyo al “Plan Integral, Deportivo y Comercial para el desarrollo del Autódromo Gálvez”. Entre ellos, los ex pilotos Juan María Traverso, Esteban Tuero, Gastón Mazzacane, y entidades como la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA), la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA), el Automóvil Club Argentino (ACA) y la Asociación Argentina del Volante (AAV).

Si bien la ley aún no es definitiva (debe pasar por audiencia pública para su sanción definitiva), Fernando Crocieri, secretario general de la AAV ya había anunciado a Urgente24 que mantienen reuniones permanentes con funcionarios del gabinete porteño y arquitectos, ultimando detalles sobre las mejoras que realizarán en los próximos tres meses, que tiene que ver con la puesta en valor de la pista, la infraestructura y la seguridad.

En tanto, el diputado Alejandro García (PRO), quien será clave de cara a la discusión por Presupuesto 2017, dado que preside dicha comisión, mostró el descontento oficial con el radicalismo y la Coalición Cívica porteña. "Este tipo de proyectos requieren mayorías calificadas, consenso amplio, que es una pena no se haya podido lograr hoy. Desde algunos sectores opositores se han planteado las dudas que se reclaman en el recinto y que podrían ser disipadas".

Según García, "la Legislatura no le delega ninguna atribución especial al fideicomiso que se hará cargo del Autódromo". Además él aclaró que el fideicomiso "tiene un doble control, el interno con la sindicatura y el externo con la auditoría." También, recalcó que "no habrá grandes exenciones a las empresas".

Roy Cortina, presidente del bloque socialista, sorprendió con una votación positiva, al contrario de la abstención del radicalismo con el que comparte el interbloque ECO. "Aquellos opositores que a nivel nacional son Cambiemos han votado otras concesiones y fideicomisos, pero hoy la rechazan"; y agregó que esta puesta en valor, por la que se estiman $1.300 millones de inversión con el aporte de sólo $50 millones solamente, "no es una idea alocada. Todas las grandes ciudades del mundo tienen un gran Autódromo".

Por último, Carlos Tomada, jefe del FPV, justificó el cambio de postura, ya que habían presentado un despacho de minoría, al decir que "entre los cambios positivos al proyecto original, el Estado deberá retener participación en el fideicomiso del 51% como mínimo. Además, las exenciones impositivas eran excesivas en un principio, del 100% y ahora se han reducido".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario