Sequía: Ya complica la generación de energía en Salto Grande y provoca pérdidas millonarias

Sólo en Buenos Aires se estiman pérdidas de $ 315 millones y complica en Salto Grande la generación de energía. Sucede días después que la ministra de Economía admitiera públicamente, que "todavía no hay medidas" para asistir a los productores por la falta de agua.

Luego de un pedido de la Cámara de Diputados de la Nación, el gobernador bonaerense Felipe Solá envió un informe al presidente de la Cámara, Alberto Balestrini, en el que detalla la situación crítica del campo bonaerense afectado por la sequía: Estiman pérdidas por $ 315 millones.
En Salto Grande, la sequía afecta directamente la generación de energía. El gerente general de la Comisión Técnica Mixta (CTM), Carlos Mascimo, reconoció que el complejo hidroeléctrico de Salto Grande necesita del agua para producir,si bien aclaró que "el abastecimiento está siendo normal con las distintas fuentes de generación que tiene el sistema", si la situación se extendiera hasta el verano se deberá a procecer a racionalizar el agua mediante cortes programados.
Admitió que "la sequía en el sur de Brasil y en toda esta cuenca hace que los caudales de aporte estén por debajo de los valores medios esperados, lo que lleva a Salto Grande a generar menos de lo que lo puede hacer". 
El informe presentado por Solá,  elaborado por el Ministerio de Asuntos Agrarios provincial, explica que "el clima parece haberse ensañado con el campo bonaerense, por tercer año consecutivo. A los daños que ha producido el mismo, se agregan los pronósticos que prevén un mes de octubre con lluvias menores a las normales, llegando tarde para los cultivos de trigo y para el pleno rebrote primaveral de las pasturas, además de complicar la siembra de maíz y girasol, y potenciando la ya crítica situación de varios partidos, especialmente Adolfo Alsina, Bahía Blanca, Coronel Dorrego, Coronel Pringles, Coronel Rosales, Guaminí, Puán, Patagones, Pigüé, Saavedra, Tornquist y Villarino".
 
Además, Solá adjuntó al informe, la solicitud a Alberto Balestrini de una gestión "ante el Gobierno Nacional con la mayor celeridad posible, que arbitre los mecanismos necesarios para que nuestra Provincia reciba fondos para ser adjudicados a pequeños y medianos productores de las áreas afectadas, con la finalidad de contribuir a sortear tan difíciles circunstancias".
 
El gobernador precisó que "el comienzo de la primavera sin otras precipitaciones, salvo algunas aisladas, ha sellado la suerte del trigo, teniendo en cuenta que la época de siembra concluyó, y de otros cultivos de su misma condición de invierno y primavera. Adicionalmente, la implantación de cultivos estivales está muy demorada, con la consecuente expectativa de menores rendimientos. Hablamos del girasol y el maíz, de cuyos resultados dependen la subsistencia de numerosos productores de nuestra Provincia".
 
"La ganadería termina con tornar este oscuro escenario en una crisis inexorable: la sequía transcurre durante el período de más nacimientos, encontrando a las madres con escasez de forrajes y, por ende, con menor cantidad de leche, situación que se repite en los tambos. Las madres tienen la fertilidad reducida, con la perspectiva de menores pariciones para 2007, circunstancia que en los próximos años disminuirá las ofertas de ganado", señaló.
Luego de que la ministra de Economía Felisa Miceli haya admitido públicamente, que "todavía no hay medidas" para asistir a los productores por la falta de agua, gobernadores de La Pampa, Santa Fe, Córdoba y Chaco exigen que la nación tome conciencia y cartas en el asunto.
 

Dejá tu comentario