Leído

NUEVO ORDEN 

Cambio de paradigmas en el mundo corporativo 

Lun, 02/03/2020 - 6:22pm
Enviado en:
Por Urgente24

La organización que reúne a los CEOs de 181 de las mayores empresas de los EE.UU. anunció que no es indispensable privilegiar la maximización de los beneficios de los accionistas por encima de todo. Ahora es bueno favorecer a los empleados, sus clientes y a las comunidades en las que operan. Los más conservadores admiten que será un cambio de alto riesgo.

Artur Mazin, a favor de una nueva relación entre empresas y consumidores
Contenido

La organización que reúne a los CEOs de 181 de las mayores corporaciones de EE.UU. anunció que no es indispensable privilegiar la maximización de los beneficios de los accionistas por encima de todo. Ahora es bueno favorecer a los empleados de las compañías, sus clientes y a las comunidades en las que operan. 

En ese orden tendrán que poner atención en brindar bienes y servicios que satisfagan plenamente las expectativas de sus clientes. Invertir en sus empleados, darles beneficios y compensarlos de forma justa. Negociar con los proveedores de manera ética y equitativa. Apoyar sosteniblemente a las comunidades en las que están asentadas las empresas y generar de manera transparente rentabilidad de largo plazo para los accionistas.

"Si bien se trata de una señal alentadora por parte de un grupo de líderes empresariales sumamente influyentes, simplemente se está expresando formalmente lo que muchas marcas ya venían reconociendo desde hacía años. Siempre atentos a los cambios en la sensibilidad de sus destinatarios, los especialistas en marketing han entendido que para conectarse con los consumidores de hoy es necesario transmitir un sentido de propósito que vaya más allá de lo puramente comercial". Explica Artur Mazin, director de ventas de hispanoamérica para Criteo

Así, los anunciantes entienden que el propósito debe orientarse a satisfacer las necesidades del consumidor y contribuir a garantizar la lealtad hacia la marca. En ese ordene el informe de Kantar Consulting “Inspiring Purpose-Led Growth” reveló que las empresas con un alto sentido de propósito experimentaron un aumento en la valoración de su marca del 175% en los últimos 12 años. Las marcas con un bajo sentido de propósito, en cambio, registraron una tasa de crecimiento menor del 70%.

Por su parte la encuesta global más reciente de Accenture Strategy –a casi 30.000 consumidores– reveló que el 62% de los usuarios desean que las empresas adopten una postura firme sobre temas actuales y relevantes, como la sostenibilidad, la transparencia o las prácticas justas de empleo. Por otro lado, el estudio de Criteo “Why We Buy” descubrió que uno de cada seis consumidores en EE.UU. dejó de comprar una marca porque los valores de esta no estaban alineados con sus creencias personales.

"Uno factor decisivo en las prácticas comerciales dotadas de propósito es la incidencia de los consumidores millennials (nacidos entre 1981 y 1993) y de la Generación Z (1994-2010). Según el estudio citado de Kantar, casi dos tercios de los millennials y GenZers prefieren marcas que expresen abiertamente sus puntos de vista y defiendan valores.

Del mismo modo, un informe de PSFK reveló que los miembros de la Generación Z tienden a manifestar un fuerte sentido de propósito y se sienten conectados a causas importantes, y el 69% considera que las marcas deberían ayudarlos a alcanzar sus objetivos". Detalla Mazin.

Por lo mencionado al analista señala que es importante. Predicar con el ejemplo y recorrer el camino completo, fomentar la transparencia y la confianza entre consumidores y empresas. Al margen de lo anterior, asegurar una gestión signada por la personalización. Los consumidores jóvenes esperan que las marcas los encuentren dondequiera que estén, y no al revés. 

Por último reconoce que ellos están convencidos que las marcas tienen el poder de lograr una transformación social positiva, y es mucho más probable que les compren a las que estén dotadas de propósito.

Las marcas que lo consigan, aquellas que conviertan sus objetivos en realidad y que generen conversaciones auténticas para impactar sobre los “puntos de pasión” del consumidor– serán las triunfadoras, diferenciándose del resto.