OMNI parálisis > médula espinal > lesión

INVESTIGACIÓN

Un poderoso fármaco curó la parálisis en ratones lesionados

Científicos lograron desarrollar un fármaco que revierte la parálisis en ratones, reparando el tejido dañado por una lesión grave en la médula espinal.

Un equipo de científicos logró revertir la parálisis en ratones que tenían una lesión en la médula espinal. Gracias a el fármaco inyectable, los animales de laboratorio volvieron a caminar a las cuatro semanas.

La investigación fue publicada en la revista Science la semana pasada (12/11).

Los científicos estadounidenses buscan comenzar la siguiente fase de pruebas en humanos en los próximos meses, cuando obtengan el permiso de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA).

El grupo de investigación que pertenece a la Universidad de Northwestern se planteó el objetivo de "encontrar una terapia que pueda evitar que las personas se paralicen después de un trauma o enfermedad grave", según expresó el líder del estudio, Samuel Stupp.

Severe spinal cord injuries repaired with 'dancing molecules'

Fármaco para la parálisis

Los científicos estadounidenses se centraron en el uso de nanofibras que buscan imitar la arquitectura de la "matriz extracelular", que es una red de moléculas que se desarrolla naturalmente alrededor del tejido celular.

Cada nanofibra utilizada por los investigadores es unas 10.000 veces más estrecha que el cabello humano y están hechas de cientos de miles de moléculas llamadas péptidos que transmiten señales para promover la regeneración de los nervios, explica Deutsche Welle.

El fármaco inyectable se aplicó alrededor de la médula espinal de los ratones con parálisis, luego de haberles realizado una incisión en sus columnas.

A las cuatro semanas, los animales de laboratorio recuperaron su capacidad de caminar incluso como antes de la lesión. Los ratones del grupo de control que no recibieron el fármaco pero también tenían la lesión en la médula espinal, no se curaron.

De acuerdo al comunicado de la Universidad de Northwestern, "la terapia revolucionaria mejoró dramáticamente la médula espinal gravemente lesionada de cinco formas clave":

  1. Las extensiones de neuronas cortadas, llamadas axones, se regeneraron
  2. El tejido cicatricial, que puede crear una barrera física para la regeneración y reparación, fue significativamente disminuido
  3. La mielina, la capa aislante de axones que es importante para transmitir señales eléctricas de manera eficiente, fue reformada alrededor de las células
  4. Los vasos sanguíneos funcionales se formaron para suministrar nutrientes a las células en el sitio de la lesión
  5. Sobrevivieron más neuronas motoras

El gel creado para la parálisis es el primero en su tipo, pero podría ser el puntapié para una nueva generación de medicamentos conocida como "drogas supramoleculares", porque la terapia es una unión de varias moléculas en lugar de una sola, explicó Stupp a AFP.

Según los científicos, el inyectable es seguro porque los materiales se degradan a las 12 semanas y se convierten en nutrientes para las células.

image.png
Una nueva terapia inyectable forma nanofibras con dos señales bioactivas diferentes (verde y naranja) que se comunican con las células para iniciar la reparación de la médula espinal lesionada. Ilustración de Mark Seniw.

Una nueva terapia inyectable forma nanofibras con dos señales bioactivas diferentes (verde y naranja) que se comunican con las células para iniciar la reparación de la médula espinal lesionada. Ilustración de Mark Seniw.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario