Leído

EDGE DIO UN GRAN SALTO

El navegador de Microsoft aumentó su popularidad al cambiar por Chromium

Lun, 13/07/2020 - 9:45pm
Enviado en:
Por Urgente24

La decisión benefició a Google Chrome con este cambio, a juzgar por la cantidad de nuevas funcionalidades que aportaron los equipos de Bill Gates en los últimos meses. Los cambios reducen el consumo de memoria RAM hasta un tercio (exactamente en un 27%), por la función "Segment Heap" que los ingenieros de Edge implementaron en Windows 10.

Gigantes en tecnología
1366_2000.jpg
Dos gigantes tecnológicos se complementan
Contenido

A veces, nuevas funcionalidades se deben a proyectos de colaboración entre Google y Microsoft (como las mejoras introducidas para dar soporte a las Jump Lists), y otros aportes individuales de ingenieros de Microsoft (como el cambio en el comportamiento de la apertura de PDFs dentro del navegador para evitar perder datos introducidos en formularios web).

Hace muy pocos días, Microsoft logró solventar un bug de Chrome que generaba que sus notificaciones de escritorio se duplicaran en Windows 10 (con el agravante de que la mitad de ellas no llevaban a ningún sitio al hacer clic).

Quizá no tenga mucho mérito que Microsoft sea capaz de arreglar un bug que afecta a su sistema operativo, pero lo cierto es que supone sólo el último ejemplo de que Microsoft no mentía cuando decía que su incorporación a la familia Chromium terminaría beneficiando directamente al resto de miembros de la misma (no sólo Chrome, también Opera, Vivaldi, Brave o Dissenter Web).

En mayo, se anunció que Edge iba a implementar el corrector ortográfico de Windows en detrimento de Hunspell, el corrector que venían usando los navegadores con motor Chromium como consecuencia de este cambio, la herramienta empezó a reconocer mucho mejor los enlaces, acrónimos y direcciones de e-mail, por lo que los subrayados en rojo indicativos de errores pasaron a ser mucho más precisos.

A todo esto muchos usuarios de Google Chrome, era vox populi, odiaban la forma en que Chrome insumía la memoria RAM como la carga de la batería en portátiles, tanto que para algunos se convertía en el principal argumento para pasarse a Firefox o a MS Edge.

Antes incluso de culminar el desembarco del nuevo Edge, sus desarrolladores ya habían declarado que el problema de Chrome con la batería radicaba en su abuso del almacenamiento en caché a la hora de reproducir contenidos multimedia, lo que gastaba más energía al obligar a los discos a estar siempre activos.

En enero, Microsoft hizo llegar a Google el código para resolver esto cuando el navegador en cuestión estuviera ejecutándose sobre un portátil desconectado de la corriente eléctrica. Microsoft también logró implementar en Edge un cambio que reduce el consumo de memoria RAM en hasta un tercio (exactamente en un 27%), gracias a una nueva función llamada 'Segment Heap' que el equipo de Edge implementó con la Windows 10 

Por otra parte cuando navegábamos con el Edge pre-Chromium e intentábamos hacer scroll más allá del final o inicia de una página, podíamos ver un 'efecto rebote' conocido como 'scroll elástico' que se convertía en un indicador muy visual y útil para saber que no podemos seguir bajando o subiendo.

Esta característica estuvo ausente en las primeras versiones del nuevo Edge, pero los desarrolladores de Microsoft terminaron implementándolo no sólo en su propio navegador, sino que aportaron ese código a Chromium: en mayo de este año ya había llegado a Chrome Canary.

Otra función original del viejo Edge era su menú de gestión de pestañas, que permitía -por ejemplo- seleccionar varias y moverlas a otra ventana, sin tener que arrastrarlas de forma manual.

Edge rescató este útil y rápido método de organización para su nueva versión y, de nuevo, compartió el correspondiente código con sus nuevos socios, los desarrolladores de Chromium, que lo han recibido con los brazos abiertos.