OMNI asteroide > NASA > DART

LUEGO DE DART

Para poder desviar asteroides primero hay que detectarlos

Aunque Dimorphos es inofensivo, la NASA lo utilizó para probar el sistema de desviación de asteroides. Pero científicos dicen que "no es suficiente".

Un hito para la ciencia en general y para la defensa planteria en particular sucedió el 26 de septiembre cuando la nave espacial Double Asteroid Redirection Test (DART) de la NASA logró estrellarse contra una pequeña luna llamada Dimorphos, en la primera prueba de que los humanos son capaces de alterar la órbita de asteroides.

El impacto se dio a 11 millones de kilómetros de la Tierra.

Aunque Dimorphos y su asteroide padre son inofensivos, la NASA los eligió para experimentar posibles casos de asteroides peligrosos que alguna vez se dirijan a la Tierra. Los científicos están analizando los datos para tener una conclusión pronto.

Sin embargo, “DART ha arrojado una luz inquietante sobre los vacilantes esfuerzos del mundo en defensa de asteroides, particularmente en la localización de asteroides que podrían ser peligrosos”, dice una editorial publicada en la sección de noticias de Nature.

Un número relativamente bajo de objetos cercanos a la Tierra (NEO, por sus siglas en inglés) pasan lo suficientemente cerca y son lo suficientemente grandes como para justificar una observación detenida por parte de las agencias espaciales.

Con todo, el riesgo de que un cuerpo errante se estrelle y cause pérdidas de vidas es distinto a cero. Se estima que rocas espaciales relativamente grandes golpean la superficie cada pocos siglos o milenios.

Con todo, “un evento con consecuencias catastróficas, incluso si es muy poco probable que suceda, debe tomarse en serio. Después de todo, los dinosaurios se extinguieron hace 66 millones de años cuando un asteroide arrasó lo que ahora es México”, enfatiza el artículo.

image.png

En 1994 el Congreso de Estados Unidos ordenó a la NASA a buscar asteroides potencialmente amenazantes de al menos 1 kilómetro de ancho y la tarea se completó en 2010. Ahora, los científicos utilizan varios telescopios en todo el mundo para encontrar rocas espaciales de al menos 140 metros de diámetro.

Esto se debe a que las rocas más pequeñas siguen siendo peligrosas, ya que podrían causar devastación regional.

Hasta el momento se encontraron casi 30.000, pero con los recursos e instrumentos actuales, llevará tres décadas terminar el trabajo, según Nature.

Por este motivo, se le pide a la NASA que financie por completo el Surveyor de NEO, un telescopio espacial que buscará asteroides peligrosos. El proyecto pasó una revisión de diseño preliminar el mes pasado, clave para confirmar la viabilidad de la misión. A fin de año la agencia debe decidir si se compromete a lanzar el telescopio.

“Es poco probable que otras naciones den un paso al frente y emprendan tal misión. Por el bien del planeta, es hora de apoyar la misión de todo corazón y ponerla en marcha”, pide la editorial.

image.png

Más contenido en Urgente24:

Por qué no está Baby Etchecopar en su programa

Llega la secuela de la película más vista de Netflix

Así es el truco para bajar el azúcar alta después de comer

Encuesta 'nunca los votaría': Un dúo superó a Macri y a CFK

Otra vez sopa: Paro de transporte de 48 horas

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario