OMNI Legionella > Tucumán > bacteria

BROTE EN TUCUMÁN

El consejo de un experto internacional para prevenir Legionella

La bacteria está presente en ambientes de agua, pero se vuelve un peligro para la salud humana si se convierte en aerosoles y se inhala.

A partir de la pandemia de COVID-19, el mundo reacciona de inmediato ante noticias de casos de enfermedades infecciosas. Ahora fue el caso de Tucumán, donde se produjeron varias muertes que, hasta el fin de semana, eran de origen desconocido.

El sábado pasado, el ministerio de Salud de Tucumán finalmente confirmó que la causante es la bacteria Legionella, que ya provocó seis muertes y 22 contagios, dos de ellos en estado grave.

"Las legionellas pueden formarse en un determinado ambiente de agua y luego infectar a las personas. Y estas personas también pueden enfermar gravemente. Así que ciertamente son patógenos que hay que tomar en serio, pero no suponen un peligro de pandemia o epidemia, porque no se propagan de persona a persona", explicó Felix Drexler, virólogo de la Clínica Universitaria Charité de Berlín, Alemania, en diálogo con Deutsche Welle.

Las autoridades sanitarias argentinas aclararon que la transmisión de este patógeno se da por la inhalación de aerosoles generados por fuentes de agua contaminada, preferentemente, entre los 20 y 45 grados.

Por este motivo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “se la ha asociado a brotes relacionados con sistemas hídricos artificiales deficientemente mantenidos, en particular torres de enfriamiento o condensadores de evaporación utilizados para sistemas de acondicionamiento de aire y refrigeración industrial, sistemas de agua fría y caliente en edificios públicos y privados, e instalaciones de hidromasaje”.

image.png

Por su parte, también el ingeniero Antonio Chamorro, que se dedica a la evaluación, control y diagnóstico de Legionella en el país, aseveró a Clarín que la bacteria está mucho más presente de lo imaginado, hasta en siete de cada diez termotanques. “Lo que ocurre es que, si no se realiza un correcto mantenimiento, la bacteria comienza a crecer y se amplifica. Además, coexiste con otras bacterias. A medida que el agua tibia se estanca, hay mayores posibilidades de que crezca".

El germen es del agua, pero el problema es si se convierte en un aerosol y es inhalado. “Si eso ocurre en dosis altas, entonces uno puede contraer la enfermedad”, dijo el neumólogo Wolfram Windisch a DW.

El experto dio un consejo práctico para evitar le infección: dejar correr el agua de la ducha durante algunos minutos al volver a casa tras haber estado ausente varios días, lo mismo en hoteles y departamentos donde se podría haber estancado el agua por demasiado tiempo.

"El peligro está en la propia ducha en casa o en la de un hotel, donde el agua no corrió por mucho tiempo y quedó estancada en las tuberías. Vuelves de tus vacaciones tras algunas semanas, abres la ducha, respiras felizmente el agua que te rodea y ya te contagiaste", señaló Windisch.

De hecho, el experto contó que él mismo lo hace. "Estas bacterias prefieren temperaturas entre 20 y 50 grados. Eso significa que dejo correr la ducha a temperatura tope por algunos minutos y abro la ventana. Con temperaturas sobre 50 o 55 grados se eliminan las bacterias y luego ya no te puedes infectar con legionella", aseguró.

image.png

Más contenido en Urgente24:

Billetes de $5 vendidos a $1.000.000 de pesos: Cuáles son

Gracias al Partido Obrero, aumentan neumáticos 80%

Eduardo Feinmann asustó a un nene autista con un "chiste"

Los mejores países de Europa para emigrar sin pasaporte

Advertencia por esta peligrosa manera de tener sexo

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario