OMNI presión arterial > Demencia > hipertensión

EPIDEMIAS

Cuidar la presión arterial también previene la demencia

La demencia se está convirtiendo en una epidemia mundial, pero una pequeña reducción de la presión arterial podría tener un impacto global considerable.

Una nueva investigación que incluyó datos de más de 28 mil personas representa la evidencia más sólida hasta la fecha de que reducir la presión arterial en la vejez disminuye, a su vez, el riesgo de demencia.

"Dado el envejecimiento de la población y los costos sustanciales del cuidado de las personas con demencia, incluso una pequeña reducción podría tener un impacto global considerable", dijo Ruth Peters, profesora de la Universidad de Nueva Gales del Sur, Australia.

La demencia se está convirtiendo en una epidemia mundial: actualmente afecta a unos 50 millones de personas en todo el mundo, pero se calcula que el número se triplicará para 2050, impulsado en parte por el envejecimiento de la población.

Por otro lado, la hipertensión se produce por el aumento sostenido en el tiempo de la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias. En Argentina es el factor de riesgo cardiovascular más frecuente y afecta a 1 de cada 3 personas adultas, según el Ministerio de Salud de la Nación.

La afección es conocida como el “asesino silencioso” y puede conducir a otras afecciones, como enfermedades del corazón, accidente cerebrovascular, insuficiencia renal, entre otros.

En este sentido, el nuevo estudio “sugiere que el uso de tratamientos fácilmente disponibles para reducir la presión arterial es actualmente una de nuestras 'mejores apuestas' para abordar la enfermedad insidiosa de la demencia", señaló Peters.

image.png

Para obtener esta conclusión, el equipo de investigadores analizó cinco ensayos aleatorios doble ciego controlados con placebo que usaron diferentes tratamientos para bajar la presión arterial y siguieron a los pacientes hasta que desarrollaron la demencia.

Se incluyeron un total de 28.008 personas con una edad promedio de 69 años y antecedentes de hipertensión arterial de 20 países, cuyo promedio de seguimiento fue alrededor de cuatro años.

"Encontramos que hubo un efecto significativo del tratamiento en la reducción de las probabilidades de demencia asociada con una reducción sostenida de la presión arterial en esta población de mayor edad", indicó Peters.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja controlar el consumo de sal, tanto de mesa como en productos industrializados, para prevenir la hipertensión. Una persona que ingiere 12 gramos diarios promedio duplica los cinco gramos recomendados como máximo.

Además, la agencia recomienda eliminar los hábitos como fumar y el sedentarismo, fomentar el control del peso y del colesterol, la incorporación de frutas, legumbres y cereales a la dieta y sostener actividades recreativas o aeróbicas como salir a caminar, bailar o natación.

El nuevo estudio fue publicado en el European Heart Journal.

image.png

Más contenido en Urgente24:

"Ay, perdón pero me siento mal": Se desplomó la nutricionista de Antonio

Retiran productos Dove y otros de Unilever por químico cancerígeno

Comieron nueces a diario y esto pasó con su colesterol

Ganancias para jueces: El gesto estratégico de Cristina Kirchner

Derrumbe total de las acciones chinas en Wall Street

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario