Leído

MADAGASCAR

En el Reino de la Desnutrición, logran producir caviar For Export

Lun, 23/09/2019 - 5:29pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Con la 4ta. tasa más alta del mundo de desnutrición crónica, Madagascar es una improbable fuente de una comida de lujo que alcanza más de 700 euros (US$ 775) por kilogramo en lujosos restaurantes franceses. Sin embargo, el agua fresca y la mano de obra barata de Mantasoa inspiraron a 3 empresarios franceses a crear una empresa en 2009, y 4 años después importaron su 1er. lote de huevos de esturión fertilizados.

La granja de esturiones, bautizada Rova Caviar Madagascar, es una de las escasas granjas que cumplen con estándares internacionales de sustentabilidad y preservación de especies en el mundo.
Contenido

"Acipenser" es un género de peces conocidos popularmente como esturiones o mariones o sollos, que remontan los ríos para desovar y con sus huevas se prepara el caviar. Uno de estos peces puede alcanzar los 3,5 m de longitud y los 350 kg de peso. 

Además de encontrarse en los mares Negro y Caspio, aparece en América del Norte y en Europa, ya sea en su versión "esturión atlántico europeo" (Acipenser sturio) o "esturión blanco" (Acipenser transmontanus) o "esturión lacustre" (Acipenser fulvescens y "esturión beluga" (Huso huso), entre otras.

Hereward Holland escribió para Reuters el caso de Delphyne Dabezies, una de las fundadoras de Acipenser: “Los amigos pensaron que estábamos locos. Incluso nuestros amigos más cercanos dijeron: ‘Ridículo, caviar en Madagascar - ¿qué es lo siguiente, salmón en el desierto?’ Muchos de ellos se rieron.”

Sin embargo, instalaron un laboratorio en el lago Mantasoa, una reserva hidroeléctrica en las tierras altas de Madagascar a una altitud de 1.400 metros, hoy día la 1ra. y única granja de caviar de África.

Hace unos 6 años, Delphyne Dabezies, Christophe Dabezies y Alexandre Guerrier decidieron crear un lago artificial en la isla de Madagascar, para criar esturiones y así patentar el 1er. caviar de origen africano. El lago se llama Mantasoa, a 40 kilómetros de Antananarivo, capital del país.

Se prevé que el mercado mundial de caviar crezca a un ritmo del 7% anual hasta alcanzar los US$ 560 millones en 2025, según Adroit Market Research, una empresa de consultoría y análisis de negocios con sede en India.

La granja de esturiones, bautizada Rova Caviar Madagascar, es una de las escasas granjas que cumplen con estándares internacionales de sustentabilidad y preservación de especies en el mundo. 

De acuerdo al sitio de la compañía, el proyecto comenzó cuando nació el 1er. cardumen de esturiones en el lago, pero como esta especie tarda bastante tiempo en madurar, Rova recién pudo vender sus primeras unidades de caviar en junio de 2017.

Image
Bajo las aguas de color gris verdoso, en 2 de los estanques hay 1.500 valiosos esturiones beluga que, cuando empiecen a madurar en 2026, transportarán una carga útil de US$ 86.600 cada uno, a precios actuales.
Bajo las aguas de color gris verdoso, en 2 de los estanques hay 1.500 valiosos esturiones beluga que, cuando empiecen a madurar en 2026, transportarán una carga útil de US$ 86.600 cada uno, a precios actuales.

En Rova se crían 5 tipos distintos de esturión. Aquel 1er. cardumen fue de esturión de Siberia, que generalmente madura rápido y así procrea antes que las demás especies —5 años—. 

El resto de los esturiones tarda entre 8 y 20 años en producir huevos.

Las otras especies de esturión  en Rova son el esturión ruso, el Beluga, el de «barriga descubierta» y el Persa.

A corta distancia del lago se encuentran los estanques de incubación y la fábrica de procesamiento, que visitó la agencia Reuters: un edificio austero donde unos empleados con trajes esterilizados de la cabeza a los pies trabajan en un ambiente frío e inmaculado.

En el interior, llevan un esturión de cuatro pies de altura a una camilla de acero inoxidable. Un trabajador lo abre mientras otro retira cuidadosamente el caviar para limpiarlo, tamizarlo y salarlo. Cada pez produce un montón de huevos de color gris oscuro, marrón o negro.

“Antes de abrir el pescado no sabemos de qué color será el caviar. Pero sea cual sea el caviar, sabemos que será excelente”, dice Lanja Rajaobelina, vicedirectora de la fábrica.

Los huevos descoloridos se eliminan con pinzas, se añade una mezcla de sal según una receta celosamente conservada y el producto final se decanta en latas. 

Image
Los esturiones que producen las huevas de caviar se mantienen en el lago Mantasoa, a una altitud de 1.400 metros al este de la capital, Antananarivo.
Los esturiones que producen las huevas de caviar se mantienen en el lago Mantasoa, a una altitud de 1.400 metros al este de la capital, Antananarivo.

Unos 6 meses más tarde, los preciosos gránulos se vuelven a envasar para la exportación.

Acipenser emplea entre 250 y 300 personas de la zona, dependiendo de la temporada. 

Fuera de la fábrica, hay una hilera de 19 estanques rectangulares de incubación, alineadas como un código de barras.

Bajo las aguas de color gris verdoso, en 2 de los estanques hay 1.500 valiosos esturiones beluga que, cuando empiecen a madurar en 2026, transportarán una carga útil de US$ 86.600 cada uno, a precios actuales.

En 2019, la empresa producirá casi 5.000 kilos para la exportación, abasteciendo algunos restaurantes de Francia, USA, la propia Madagascar, la isla de la Reunión, Mauricio y Seychelles. 

Pero el objetivo es instalarse en los supermercados del mundo.

Image
lago Mantasoa, una reserva hidroeléctrica en las tierras altas de Madagascar
Junto al lago Mantasoa, una reserva hidroeléctrica en las tierras altas de Madagascar a una altitud de 1.400 metros, Delphyne Dabezies, Christophe Dabezies y Alexandre Guerrier construyeron los estanques de Rova Caviar Madagascar.

Dabezies espera duplicar la producción en los próximos 5 años, ya que Acipenser introduce el caviar de otras 5 variedades de esturión. La compañía acaba de presentar su tienda en internet.

Un pez, muy exclusivo, se esconde bajo la superficie de otro estanque: un esturión albino. Una especie muy rara. Sus cremosas huevas se venden a US$ 34.500 el kilo. 

El Libro Guinness de los Récords lo califica como el alimento más caro del mundo pero los criadores aún no saben si este ejamplar es masculino o femenino.

La presencia de Madagascar en el mercado mundial del caviar, aún se encuentra en lugares bajos respecto a sus competidores inmediatos, que son China, Italia y Francia. 

Image
Granja de esturiones ubicada en Ambatolaona, en el lago Mantasoa, bajo la etiqueta Rova Caviar de Madagascar.
Granja de esturiones ubicada en Ambatolaona, en el lago Mantasoa, bajo la etiqueta Rova Caviar de Madagascar.

Sin embargo, el caviar del lago de Mantasoa es bastante más económico que su competencia, costando US$ 144 los 100 gramos. En comparación, la misma cantidad del caviar Siberiano que vende Calvisius Caviar —una de las vendedoras más grandes del producto en Italia— cuesta US$ 250, mientras que el de Beluga, el más caro, tiene un valor de US$ 570.

Es difícil que se introduzcan más especies en Madagascar, una isla con una biodiversidad enorme. Pero como los esturiones sólo crecen en lagos, no son una amenaza ni para el entorno ni para el resto de las especies nativas. 

Y como el lago Mantasoa se construyó artificialmente usando agua de lluvia, no hay manera de que estos ejemplares se escapen de las áreas delimitadas hacia un lugar con agua más fresca.