MUNDO terrorismo > Michigan > USA

SERÁ JUZGADO COMO ADULTO

Tiroteo de Michigan: Presunto agresor, acusado de terrorismo

El presunto agresor de la escuela de Michigan, USA, será juzgado como adulto. Ha sido acusado, entre otras cosas, de terrorismo.

El adolescente de 15 años, presunto autor de los disparos contra sus compañeros de escuela el martes 30/11 en Michigan, USA, que mataron a 4 personas e hirieron a 7, será juzgado como adulto -una característica que en Estados Unidos se reserva para aquellos menores acusados de crímenes muy graves-. Y entre los cargos que han sido presentados en su contra está el de terrorismo, algo inusual en casos como este.

Además del cargo de terrorismo que causó la muerte, Ethan Crumbley ha sido acusado de homicidio premeditado, agresión con intención de asesinato y posesión de un arma de fuego en la comisión de un delito grave.

Los hechos sucedieron en la escuela Oxford High School. Según las autoridades policiales, el joven de 15 años disparó en el pasillo de la escuela, realizando más de 30 disparos contra personas y a tavés de las puertas de las aulas.

La ley de Michigan define un acto de terrorismo como un "acto intencional y deliberado que es todo lo siguiente:

"Un acto que sería un delito grave violento según las leyes de este estado, ya sea que se haya cometido o no en este estado.

"Acto que la persona sabe o tiene motivos para saber que es peligroso para la vida humana.

"Un acto que tiene por objeto intimidar o coaccionar a una población civil o influir o afectar la conducta del gobierno o una unidad de gobierno mediante la intimidación o la coacción".

La denuncia penal contra Crumbley se refiere a la tercera condición y dice que el acto fue cometido contra la comunidad de Oxford High School.

Según James Conway, exagente especial del FBI en el grupo de trabajo contra el terrorismo, para que la fiscalía presente este cargo, deben existir dos factores: violencia contra inocentes y algún tipo de ideología demostrable detrás del crimen.

"Es muy interesante que haya un cargo de terrorismo", dijo Conway a The National Desk. "En la superficie, este no parece un caso de terrorismo, pero obviamente, los fiscales y la policía han investigado a fondo y obviamente han encontrado alguna indicación de un vínculo con el terrorismo. En algún punto de su investigación, encontraron un vínculo a alguna ideología".

Pero la fiscal del condado de Oakland, Karen McDonald, no habló de ideología al justificar el cargo de terrorismo:

"No hay un manual sobre cómo procesar un tiroteo en la escuela y, sinceramente, desearía no haber tenido que... no ocurrió y no tuve que considerarlo, pero cuando nos sentamos, quería asegurarme de que todas las víctimas estuvieran representadas en los cargos que presentamos contra este individuo", dijo a CNN. "Si eso no es terrorismo, no sé qué sea".

Dijo que hay mucha evidencia digital en el caso, como videos y otras cosas en las redes sociales.

"Pero probablemente ni siquiera sea necesario verlo para saber lo aterrador que es estar cerca de otro estudiante disparando y matando a otros estudiantes. Quiero decir, es terror", agregó.

"Como todos los demás niños que estaban en ese edificio, y lo considero respecto al cargo de terrorismo, debemos tener una consecuencia adecuada que hable por las víctimas que no murieron ni resultaron heridas pero que también se vieron afectadas, ¿cómo podrán regresar a la escuela?".

Dijo que muchos estudiantes no pueden comer ni dormir.

"Obviamente, hay cuatro niños que fueron asesinados y muchos otros heridos, pero más de 1.000 también fueron víctimas".

En la lectura de cargos contra Crumbley el miércoles, el fiscal Marc Keast describió así los hechos: el joven salió del baño de la escuela y comenzó a disparar. Caminó por el pasillo a un "ritmo metódico" e hizo más disparos. Esto continuó durante otros cuatro o cinco minutos y se fue a otro baño, dijo Keast. Cuando llegaron los agentes, Crumbley bajó el arma y se rindió, según el fiscal.

El juez admitió una declaración de no culpabilidad, de acuerdo con la solicitud de su abogado.

El sheriff del condado de Oakland, Mike Bouchard, dijo que respalda "al 100%" la acusación de terrorismo" contra Crumbley.

"Si no fuiste alcanzado por una bala, no significa que no fuiste aterrorizado ese día y no tendrás pesadillas sobre (ello) el resto de tu vida, ya seas un padre, un profesor o un estudiante de esa clase", dijo.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario