PANORAMA

Francisco ya tiene el 'Vatileaks' y de sus decisiones dependerá su pontificado

El papa Francisco tiene muy cercano el caso del ex papa Benedicto XVI: tiene que encontrar un equipo leal y eficiente que administe el Vaticano para, entonces, realizar otras modificaciones de alcance global para la Iglesia Católica Apostólica Romana. Quienes están, no quieren perder sus privilegios y son quienes alientan de que no es necesario leer el informe 'Vatileaks' porque hay otras prioridades. Pero si no hay un ajuste ético-moral en el Vaticano, no hay posibilidades para que Francisco concrete sus objetivos de reavivar la evangelización. Es cierto que él no ingresará con un lanzallamas por los pasillos vaticanos pero sus designaciones iniciales, que ocurrirán en días más, serán señales importantes. Y esas, sin duda, ya las está meditando el papa Francisco.

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). O el papa Francisco realiza cambios verdaderos, o solo habrá sido... un deseo de muchos católicos.
 
Hay quienes creen que todo este asunto del papa Francisco y la renovación prometida, no pasará de ser un circo mediático.
 
 
"(...) es esta organización, con esa historia y esa identidad, la que ahora, con su sonrisa sencilla de viejito pícaro de barrio, el señor Bergoglio quiere recauchutar para recuperar el poder que está perdiendo. Es una trampa que debería ser berreta; a veces son las que cazan más ratones."
 
Para que Caparrós se equivoque, Francisco tendrá que hacer algo más que suspender temporariamente los gastos ostentosos y el boato vaticano. 
 
Por eso es poco creíble lo de su vocero (temporario), Federico Lombardi, acerca del desinterés o lo secundario que resulta hoy día para el Papa tomar conocimiento del 'Vatileaks', el informe que provocó la renuncia de su antecesor, Joseph Ratzinger, quien en ese momento era Benedicto XVI.
 
Bergoglio conoce pefectamente el enojo de numerosos cardenales con el secretario de Estado, Tarcisio Bertone, por ejemplo, y tendrá que tomar algunas decisiones importantes luego de haber comenzado su pontificado, algo que ocurrirá protocolarmente en las próximas horas.
 
Algo más sobre lo poco creíble de las declaraciones de Lombardi: el papa Francisco tiene agendado un almuerto con Ratzinger en la residencia de Castel Gandolfo. ¿Acaso puede suponerse que un encuentro entre ambos no incluirá consultas del Papa en funciones al Papa emérito sobre las conclusiones del 'Vatileaks'? 
 
Es comprensible también lo de Lombardi: la prioridad es mantener la discreción, dilatar las expectativas para darle tiempo al Papa a tomar sus decisiones y, en especial, no ventilar en público las cuestiones internas más dolorosas del Vaticano.  
 
El Papa Francisco mantuvo este lunes 18/03 su 1er. despacho con el secretario de Estado, Tarcisio Bertone, temporariamente confirmado en su cargo "hasta que se decida otra cosa", tal como sucede con el resto de la Curia vaticana. 
 
Francisco desea "tomarse un cierto tiempo para la reflexión, la plegaria y el diálogo antes de proceder a cualquier nombramiento o confirmación definitiva". En concreto: quiere hacer pie y no tomar decisiones apresuradas. Necesita más información todavía.
 
Pero una clave del Pontificado estará en la eficacia de su equipo. Necesita ordenar el Vaticano antes de poner a la Curia al servicio de la evangelización en lugar de distraerse en intrigas domésticas.
 
Obviamente Francisco ya tiene a su disposición el informe 'Vatileaks' sobre la filtración de documentos secretos del Vaticano, y lo confirmó el propio Lombardi, aunque aclaró que el pontífice católico romano "ha tenido muchos asuntos estos primeros días de su pontificado" y él "no cree que haya tenido tiempo" para leer el documento en el que se abordan problemas de la curia romana. 
[ pagebreak ]
 
Imposible de creer: el papa Francisco debe conocer el desafío que le espera y una preocupación suya debe ser conocer todo lo imprescindible.
 
Si no hubiesen ocurrido muy graves acontecimientos que llevaron a Benedicto XVI a renunciar, no estaría en funciones el papa Francisco. Es lógica pura, imposible de negar.
 
El Papa emérito decidió que el informe sobre el 'caso Vatileaks' se dejaría reservado exclusivamente al nuevo Pontífice. El informe, redactado por una comisión cardenalicia, es una investigación, paralela a la judicial, que acabó con la condena del exmayordomo del Papa, Paolo Gabriele, por la filtración de documentos reservados. Sin embargo, Ratzinger decidió perdonar al exmayordomo, quien ha dejado de trabajar en el Vaticano.
 
Benedicto XVI creó en la primavera europea una comisión formada por 3 cardenales (el español Julián Herranz, de 82 años, expresidente del Consejo Pontificio para los Textos Legislativos; Jozef Tomko, eslovaco, prefecto emérito de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, de 88 años; y Salvatore De Giorgi, exarzobispo de Palermo (Italia), de 82 años) para que investigaran la filtración y publicación de documentos reservados del Papa y del Vaticano.
 
Los cardenales interrogaron a una treintena de personas y toda la documentación se la entregaron, llegado el invierno europeo, a Benedicto XVI, quien decidió renunciar y que el contenido pasara a su sucesor. De esa manera, según fuentes vaticanas, la documentación no fue archivada, tal como es habitual tras la muerte o renuncia de un Papa.
 
El cardenal peruano Juan Luis Cipriani dijo, días atrás, que durante las reuniones previas al cónclave recibieron "muy poca" información sobre el Vatileaks, "y eso que la pedimos", precisó. 
 
Aunque Cipriani reconoció que saben del Vatileaks "un poquito más" que lo que ha publicado la prensa, "pero no lo suficiente".
 
Concita de Gregorio, licenciada en Ciencias Políticas en la Universidad de Pisa, ex directora del diario L´Unità, matutino tradicionalmente vinculado al Partido Comunista que ahora se llama Partido Demócratas de Izquierda, escribió en el diario La Repubblica que el informe entregado en diciembre de 2012 al papa Benedicto XVI por los 3 cardenales contiene datos demoledores acerca de la corrupción vaticana.
 
El relato de Gregorio arrancó en un hecho ocurrido el 11/10/2012, día de Santa María Desolada, cuando la Iglesia Católica conmemoró a Juan XXIII. El Papa dijo desde el balcón, frente a la plaza, a jóvenes de la Acción Católica:  "Hace 50 años yo era como ustedes en esta plaza, con los ojos hacia arriba para ver y escuchar las palabras llenas de poesía y bondad del Papa. Llenos de entusiasmo, estábamos seguros de que iba a venir una nueva primavera para la Iglesia ". Una breve pausa. "Hoy en día, la alegría es más sobria y humilde. En 50 años hemos aprendido que la fragilidad humana también está presente en la Iglesia". 
 
Gregorio afirma que nadie comprendió de qué estaba hablando Benedicto XVI. Pero él estaba refiriéndose a su encuentro a solas, 2 días antes, con el cardenal Julián Herranz, de 83 años, español del Opus Dei, para presidir la comisión de investigación sobre lo que los periódicos llaman Vatileaks, las cartas robadas del departamento del Papa. De abril a diciembre, Herranz le brindó informes semanales a Joseph Ratzinger.
 
La investigación acumuló información de entrevistas con obispos, cardenales y laicos. En Italia y en el extranjero. Firmadas por los entrevistados. Las mismas preguntas para todos, al principio; luego, entrevistas libres. Controles cruzados. Chequeos. Una clasificación de información por origen, por congregación religiosa, por origen geográfico: salesianos, jesuitas, ligures, lombardos. 
 
En octubre, apareció el tema de la homosexualidad en el informe a Ratzinger. El asunto resultó muy difícil. La periodista habló de una Iglesia (paralela) en la que existe "una red transversal (global) unida por la orientación sexual" (homosexual).
[ pagebreak ]
 
No es la única red secreta dentro de la Iglesia, de acuerdo a la investigación. También hay otra para favorecer o destruir carreras; e inclusive un 3er. grupo usaría ingentes fondos económicos para influir en las decisiones del gobierno papal. 
 
El 17/12/2012, Día de San Lazzaro, los 3 cardenales entregaron al Papa el resultado de su trabajo: 2 volúmenes de casi 300 páginas, con calidad de "secreto pontificio", que fueron a la caja fuerte en Ratzinger. Un mapa de la situación de la Iglesia Católica, las "divisiones en el cuerpo eclesial que desfiguran el rostro de la Iglesia", tal como dijo el propio Papa casi 2 meses después en la Homilía de Ceniza. 
 
De acuerdo a la investigación de La Repubblica, fue aquel 17/12 cuando Benedicto XVl tomó la decisión que venía meditando. En esa semana recibió a su biógrafo, Peter Seewald, pocas horas después de recibir a los 3 cardenales, y le dijo: "Yo soy viejo, es suficiente lo que hice". 
 
Así que la semana anterior a Navidad, el Papa ya había tomado su decisión. El cardenal Salvatore De Giorgi, 1 de los 3 cardenales inquisidores, lo explicó el día cuando se conoció la renuncia: "Él hizo un gesto de fuerza, no de debilidad, y lo hizo por el bien de la Iglesia. Le dio un fuerte mensaje a todo el mundo en el ejercicio de su autoridad y de poder. La Iglesia está formada por hombres. el Papa ha visto los problemas y es inusual tomar la iniciativa de abordarlos". 
 
Todo indica que, considerando el Decálogo de la Iglesia Católica (que no coincide con los 10 Mandamientos bíblicos), se trata de la violación de los mandamientos 6to. y 7mo.: No cometerás actos impuros. No robarás. 
 
La credibilidad de la Iglesia se ha estropeado ante la evidencia de que sus propios miembros violaron las normas. 
 
Por un lado, todo el capítulo sexual, que es enorme y espeso.
 
Por otra parte, el banco vaticano, el IOR, otra vez en el foco de la corrupción. Documentación sobre enriquecimientos inexplicables, detalles sobre dispendios injustificables.
 
Ya en 2010 había antecedentes de conductas impropias de seminaristas y un miembro del coro vaticano, Angelo Balducci, entonces 'gentiluomo' del Papa y presidente del Consejo Nacional italiano de Obras públicas, quien era investigado por corrupción.
 
Los jueces le pincharon el teléfono y descubrieron una serie de llamadas con un miembro del coro de la Reverenda Capilla Musical de la Sacrosanta Basílica Papal de San Pedro en el Vaticano, quien ejercía de proxeneta. Vaya si no tendrá que ajustar tuercas el papa Francisco...

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario

Te puede interesar