MUNDO Chile > Jaime Naranjo > Juicio político

15 HORAS

Maratónico discurso en Chile podría beneficiar a Kast ¡Ojo!

El diputado de Chile, Jaime Naranjo, habló por 15 hrs seguidas para lograr aprobar el juicio político contra Sebastián Piñera. Pero cuidado con giro inesperado.

Hoy (9/11), la Cámara de Diputados de Chile aprobó el juicio político o impeachment (o acusación constitucional, tal como se conoce en en el país a este recurso) al presidente Sebastián Piñera, por las supuestas irregularidades en la venta de la minera Dominga en Islas Vírgenes Británicas, revelada en los Pandora Papers. Pero algo curioso ocurrió para que esto se logre.

La oposición necesitaba 78 votos para lograr que la decisión pase a la Cámara de Senadores. El margen estrecho para aprobar el libelo y el riesgo permanente de que alguien se ausentara desde temprano habían sembrado el pesimismo en la oposición.

Para llegar a ese número, era necesito contar con el voto del congresista Giorgio Jackson del Frente Amplio, quien se encontraba en cuarentena por ser contacto estrecho del diputado y candidato presidencial Gabriel Boric. La semana pasada el candidato izquierdista se contagió de la variante Delta de coronavirus.

La cuarentena de Jackson, el as bajo la manga de la oposición contra Piñera, terminaba hoy (9/11) a las 12 a.m. La estrategia era que el diputado Jaime Naranjo(70 años), Partido Socialista (PS), lea un texto de más de mil páginas para lograr que Jackson llegue a la sesión. Pero algo más ocurrió.

Pasadas las 16.30 el diputado demócrata cristiano Jorge Sabag se tomó una selfie que envió a chat de su bancada. "Estimados, me acabo de tomar un PCR, no me siento bien, no podré asistir", escribió junto a la foto.

A esa hora el diputado Naranjo llevaba más de 6 hrs hablando.

El mensaje de Sabag desmoronaba todos los pronósticos y estrategias que había desplegado la oposición, donde estaban conscientes de que la mayoría de 78 de votos para aprobar el libelo no estaba asegurada. Cualquier diputado ausente adicional o voto en duda haría fracasar la presentación.

Sin embargo, Gabriel Ascencio, jefe de la bancada de Democracia Cristiana (DC), junto al subjefe de bancada DC, Gabriel Silber, llamaron a Sabag para hacerle saber que sí o sí tenía que estar en la sesión.

Tras la llamada, Ascencio y Silber hicieron una rueda de prensa para informar que finalmente Sabag había comprometido su asistencia y que aparte de su cansancio no había otro indicio que hiciera sospechar que tuviera covid.

Para que Jackson y eventualmente Sabag alcanzaran a llegar, era clave que el diputado Naranjo pudiese extender su discurso al menos hasta la medianoche. Inicialmente desde el oficialismo amenazaban que ni siquiera aceptarían que el socialista abandonara su puesto para ir al baño. No querían que la sesión se extendiera.

"Puedo tomar agua, señor presidente?", le preguntó en forma de burla Naranjo al titular de la Cámara, Diego Paulsen, quien acatándose al plan del oficialismo de no dar facilidades para extender la sesión, le pedía al socialista que no interrumpiera su discurso.

"Por supuesto que puede tomar agua, mientras no se atore", le respondió Paulsen, generando risas en la Sala.

Naranjo, quien había sido designado como el encargado de alegar en favor de la acusación contra Piñera, tenía la misión de al menos completar 14 horas. Sin embargo, según admitían congresistas opositores, dudaban de que pudiera lograrlo.

Naranjo al llegar al Congreso advirtió:

Voy a tomarme todo el tiempo necesario para leer desde la página 1 hasta la última y que así nadie diga que no conocía los antecedentes Voy a tomarme todo el tiempo necesario para leer desde la página 1 hasta la última y que así nadie diga que no conocía los antecedentes

Las bancadas oficialistas habían advertido que si bien el diputado acusador no tiene plazo de tiempo, pedirían votar inmediatamente si Naranjo abandonaba su puesto. Pero la oposición tenía un Plan B.

En caso de que Naranjo comenzase a dar señales de agotamiento abandonarían en bloque la Sala con el fin de obligar a suspender transitoriamente la sesión a la espera que se logre un quórum de 52 diputados presentes en el recinto.

Sin embargo, Paulsen, ante la presión de los comités opositores, decidió suspender la sesión por 15 minutos para que Naranjo no recurriera a algún resquicio reglamentario.

Salió solo 2 veces al baño, se tomó la presión arterial, se cambió varias veces el barbijo y se mantuvo todo el día a base de agua, jugo y unas pasas:

Tengo energía y fuerza (...) Es un ayuno por la justicia de este país. En la dictadura militar aprendí a estar largas horas sin comer Tengo energía y fuerza (...) Es un ayuno por la justicia de este país. En la dictadura militar aprendí a estar largas horas sin comer

Es así que con apenas un par de pausas mínimas y el apoyo de sus compañeros con carteles de "¡Aguante diputado Naranjo!", el congresista socialista logró leer las 1.300 páginas que llevaba preparadas, hablar y dilatar la votación por más de 15 horas.

Con un categórico "Chile juzgará a aquellos que están permitiendo esta impunidad en el país", Naranjo concluyó con gran ovación su intervención en cuanto entró en el recinto Jackson, quien se sacó un selfie con él y le regaló una galletita.

Sin título (10).jpg
La selfie de Giorgio Jackson y Jaime Naranjo.

La selfie de Giorgio Jackson y Jaime Naranjo.

Así, con 78 votos a favor, 67 en contra y 3 abstenciones, la acusación constitucional avanzó al Senado, el órgano que se encargará de juzgar al mandatario por el escándalo empresarial revelado en la investigación de los papeles de Pandora.

La acusación se votará en la Cámara alta (donde se requiere un quorum más alto de dos tercios de los 43 senadores y las opciones son mucho menores) apenas unos días antes de que Chile celebre el próximo 21/11 las elecciones más trascendentales e inciertas de su historia reciente.

Por tratarse de la figura del presidente de la República, Piñera podrá continuar con sus funciones mientras prepara su defensa ante el Senado. Si allí se suman dos tercios de los votos, Piñera deberá dejar de ser presidente de Chile.

El discurso de Naranjo generó un cúmulo de reacciones, memes y hasta la creación de una cuenta de Twitter llamada "Naranjo terminó".

https://twitter.com/Naranjotermino/status/1457930233760395265

Los diputados oficialistas Sebastián Torrealba y Catalina Del Real anticiparon que acusarán a Naranjo ante la Comisión de Ética de la Cámara, porque lo suyo fue "un show" y una "vergüenza nacional".

El analista Fernando Wilson le dijo al diario local El Mostrador, que, pese a los cálculos felices de la oposición, solo se trató de "una victoria pírrica", dado que la oposición terminó "aprobando con 78 votos, teniendo 83" congresistas. A su juicio, lo ocurrido es un "acto simbólico", porque el libelo requiere dos tercios en el Senado.

Es más, aseguró que lo sucedido tendrá un correlato electoral: "¿Cuántos votos ganó José Antonio Kast después de este espectáculo?", se preguntó.

Ley Lázaro

La estrategia utilizada por Naranjo se conoce en Chile como "Ley Lázaro", aunque su nombre más utilizado globalmente es filibusterismo parlamentario.

Se trata de una práctica legal y habitual en países como USA, donde el republicano Ted Cruz estuvo hasta 21 horas ininterrumpidas hablando en 2013 contra el programa de salud del expresidente Barack Obama.

También ha sido usada en Chile: el último récord lo ostentaba el ultraconservador Jorge Ulloa, quien intervino durante seis horas en 1993 para que un compañero de su bancada pudiera llegar a votar en la acusación contra tres magistrados de la Corte Suprema.

Las críticas del oficialismo

En el oficialismo y el Gobierno solo hubo lamentos y los ministros presentes en el Congreso acusaron un "show mediático muy doloroso para la democracia" de los diputados de oposición.

El abanderado de Chile Podemos +, Sebastian Sichel, sostuvo:

Sobre la acusación constitucional y el triste espectáculo que dio el Congreso, especialmente la izquierda, demuestra que se están degradando nuestras instituciones Sobre la acusación constitucional y el triste espectáculo que dio el Congreso, especialmente la izquierda, demuestra que se están degradando nuestras instituciones

De acuerdo al titular de la Secretaría General de la Presidencia de Chile, Juan José Ossa, "lo que vimos fue diputados que entraban escondidos con un PCR pendiente, para poder votar, presionados por sus bancadas entrando en auto de manera camuflada. Lo que vimos fue un diputado que leyó cuatro veces un mismo texto, un diputado que leyó un fallo de 129 páginas sin decir que era un fallo que echaba atrás actos del gobierno de Michelle Bachelet".

"Lo que pasa acá es que se abre una puerta que no se cierra, lo que pasa acá es que se le hace un daño a la democracia de manera profunda e irreparable (...) solamente se vota por conveniencia y no por convicción", dijo a su turno el ministro de la secretaría, Jaime Bellolio.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario