MUNDO derecha francesa > mediática y escandalosa > Éric Zemmour

ERIC ZEMMOUR

La nueva cara mediática y escandalosa de la derecha francesa

Eric Zemmour es la nueva cara mediática y escandalosa de la derecha francesa. Fuerte amenaza a Marine Le Pen su candidatura presidencial.

Todavía no ha lanzado su candidatura a la elección presidencial (se vota dentro de 8 meses en Francia) pero la nueva cara mediática y escandalosa de la derecha francesa, Eric Zemmour, quien juega desde hace rato con la idea de presentarse, está volando en encuestas, amenazando seriamente a Marine Le Pen y revolucionando el panorama político del país, seduciendo tanto a votantes de izquierda como de derecha.

Hace 2 semanas Zemmour tenía un 11% en intención de votos, en la primera vuelta de la próxima elección presidencial. Según el último sondeo del matutino popular ‘Le Parisien’, Zemmour tiene aahora un 15% de intención de voto, explica el diario ABC.

Durante los últimos 2 años, Marine Le Pen, candidata de la extrema derecha tradicional, se cotizaba como segunda candidata potencial a la presidencia de la República, con un 25 o un 26% de intención de voto en la primera vuelta. La candidata de extrema derecha ha perdido un 10% y está hoy solo entre un 16% y un 17% de posibles votos, a la baja.

Zemmour es periodista y escritor, tiene 63 años y nació en Montreuil, en las afueras de París. Es un personaje mediático: lleva más de una década participando en programas de televisión de gran audiencia y se hizo famoso por sus opiniones racistas que le valieron más de una denuncia.

"Hay mucha gente que quiere que sea candidato", dijo hace unas semanas.

En Francia creen que está esperando el momento idóneo para anunciarlo.

Es judío y sus padres son argelino-franceses. Se define como bonapartista y gaullista. Su agenda política se centra en una dura postura anti-inmigración, defiende que los empleadores tengan "derecho a rechazar a árabes o negros" o dice que la mayoría de traficantes son inmigrantes. "Es así, es un hecho", afirmó durante una entrevista.

De llegar a la presidencia, Zemmour quiere aplicar una política más dura contra el uso de símbolos religiosos e impedir que a los bebés les pongan nombres que no sean franceses.

"Haré lo que Napoleón Bonaparte hizo con los judíos durante la Revolución francesa", afirmó.

Napoleón prohibió que los niños que nacieran en Francia adquirieran nombres extranjeros, una ley que permaneció en vigor hasta 1993, explica ElDiario.es.

Zemmour acaba de publica su último libro, “Francia no ha dicho su última palabra”, que se percibe como la antesala de su candidatura presidencial. Un fragmento:

“En el Suicidio francés he sacado a la luz la mecánica de la ideología progresista que ha llevado a nuestro país al abismo. Las élites progresistas entendieron que la supervivencia de su proyecto requeriría la radicalización del proceso de destrucción. Rara vez hemos estado tan debilitados, desunidos, subvertidos, invadidos como hoy. Ni un día sin su provocación, sin su deconstrucción, sin su burla, sin su humillación. Decidí continuar la historia de las cosas vistas (referencia a Victor Hugo), las cosas que han estado en silencio, demasiado tiempo en silencio. Para que Francia no solo tenga futuro, sino que también trace los caminos de un futuro. Para continuar la historia de Francia. La historia no ha terminado. Francia no ha dicho su última palabra”.

"No es extraño que Zemmour despierte tanta admiración y seguimiento, es un intelectual que hace continuas referencias a la historia de Francia en sus discursos. Tiene un gran dominio del sarcasmo que complementa con un discurso ácido. Hasta el propio ex líder del Frente Nacional, Jean Marie Le Pen ha bendecido su figura, afirmando que le 'apoyará si es el mejor situado para ganar'. 'Se subió a la barricada diciendo cosas que nadie se atrevía a decir excepto yo. Dice lo que piensa, pero con una audiencia más amplia' añadió el patriarca de los Le Pen. De momento, según las encuestas, Zemmour consigue más apoyos entre el electorado más acomodado, al contrario que Le Pen, que consigue un voto más popular. Queda por ver si finalmente, como todo apunta, hace oficial su candidatura a las presidenciales de abril, y si es capaz de alcanzar un público más transversal", escribió Pablo del Amo en el portal Descifrando la Guerra.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario